El Hospital El Cruce permite visita de mascotas de los pacientes con fines terapéuticos

A partir de la pandemia se puso en marcha el Programa de Cuidados Humanizados. Uno de sus ejes radica en escuchar lo que necesita cada paciente y familiares.

Se plantean las estrategias para el bienestar del paciente y su familia que atraviesan un proceso de enfermedad, considerando fundamental para la recuperación los vínculos afectivos. El protocolo contempla la posibilidad de que los pacientes puedan ser visitados por sus mascotas, y en esta primera etapa solo se permitirá el acceso de perros.

 Lidera el Programa de Cuidados Humanizados la médica Beatriz Carballeira, quien relató que todo inició cuando, “en el 2020 un paciente que atravesó una larga internación por COVID-19, solicitaba poder ver a su mascota, ya que la extrañaba con locura. Y nos preguntamos ¿Por qué no? A partir de allí, hicimos una reunión de equipo interdisciplinario integrado por enfermería, terapistas, infectología y kinesiología; y comenzamos la búsqueda bibliográfica de donde surgieron las bases para el protocolo”. 

De esta manera el Hospital El Cruce es el primer hospital público de adultos en implementar un protocolo de actividades asistidas por mascotas. 

Beatriz Carballeira, también reconoció que “con las visitas de las mascotas logramos un efecto beneficioso en nuestros pacientes pero lo notable es que también impacta en el equipo de salud, que durante esta visita especial nos sentimos revitalizados”. 

“Las mascotas han tenido un rol importante en las actividades del hombre, compañía, motivación y agrado. Creando vínculos afectivos de gran importancia.

La visita terapéutica de mascotas a pacientes hospitalizados es un programa de intervención, que tiene importantes beneficios en el manejo de pacientes con patologías crónicas y hospitalizaciones prolongadas”, se informó. 

“La interrelación que se produce entre los pacientes y los animales facilita la adaptación a un ambiente nuevo y estresante como el hospitalario, ayudando con ello a disminuir la ansiedad, el estrés y aun el dolor”, Sin embargo, “los pacientes como las mascotas que participan en este programa, requieren de una serie de cuidados para evitar la transmisión de zoonosis, evitar fenómenos alérgicos y accidentes durante su visita”, se aclaró. Las mascotas se sienten felices al ver a la persona que aman y las ama, reencontrándose saben que no han perdido a su amigo.

“El equipo de Cuidados humanizados de El Cruce, conjuntamente con el equipo de salud tratante es el que realiza la evaluación de los pacientes que puedan realizar actividades asistidas por animales. También es el encargado de aplicar los cuidados sanitarios, de transmitir, educar a pacientes y equipos de salud que va a intervenir en la actividad del protocolo adecuado a las normas de higiene del hospital”, se explicó. 

Una iniciativa que vale la pena poner en marcha porque está comprobados los efectos positivos que produce en el sistema inmune y en el ánimo de las personas.