Rechazó su amor: El audio que predijo el femicidio

Date:

Otro brutal femicidio sacudió la tranquila tarde del 5 de julio en Florencio Varela, cuando Ramona Beatriz Romero, de 50 años, fue encontrada sin vida en su domicilio de la calle 1352 N° 1349. Lo que parecía ser un trágico homicidio pronto reveló un trasfondo de obsesión y violencia de género que conmociona a la comunidad.

El hallazgo se produjo cuando efectivos de la DDI Quilmes fueron comisionados al lugar tras recibir un llamado de emergencia. Al arribar a la escena, se encontró con una imagen que helaría la sangre de cualquiera: el cuerpo de Ramona yacía en el suelo, presentando una herida punzante en el rostro. El Dr. Maglu, del servicio de emergencias SAME, sólo pudo constatar el fallecimiento.

La investigación, a cargo de la UFI N°6 de Florencio Varela, tomó un giro inesperado cuando los testimonios de vecinos y familiares comenzaron a señalar a un nombre: Franco Antonio, un hombre de 64 años residente en Avellaneda. Según los relatos, Franco había estado en el domicilio de Ramona en los días previos al trágico desenlace.

«Era una obsesión enferma», comentó una vecina que prefirió mantener el anonimato. «Todos sabíamos que él la pretendía, pero ella lo rechazaba una y otra vez. Nunca pensamos que terminaría así».

La evidencia que vendió el destino de Franco fueron unos mensajes de audio de WhatsApp recuperados del teléfono de la víctima. Estos audios, descritos por los investigadores como «perturbadores», revelaban no solo la obsesión de Franco por Ramona, sino también amenazas explícitas que ahora se leen como un presagio del horror por venir.

El femicidio que conmociona a Varela

Con esta información en mano, el fiscal a cargo no dudó en ordenar un allanamiento de urgencia en el domicilio de Franco Antonio, situado en la calle Posadas 575 de Avellaneda. La operación, llevada a cabo por efectivos de la Sub DDI de Florencio Varela y el Grupo Táctico Operativo, culminó con la aprehensión del sospechoso.

Este caso reavivó el debate sobre la violencia de género y los feminicidios en el conurbano bonaerense. Mientras tanto, la comunidad de Florencio Varela intenta procesar lo sucedido. “Era una mujer trabajadora, siempre con una sonrisa”, recordó María, una vecina visiblemente afectada. «No merecía terminar así. Nadie merece terminar así».

La investigación continúa en desarrollo, con la Sub DDI de Florencio Varela y el GTO trabajando incansablemente para esclarecer todos los detalles de este trágico suceso.

Este episodio nos recuerda, una vez más, la importancia de estar atentos a las señales de violencia y obsesión en las relaciones interpersonales. El rechazo nunca debe ser motivo de violencia, y la sociedad en su conjunto debe trabajar para erradicar estas conductas que, como en el caso de Ramona, pueden tener consecuencias fatales.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Caso Paula Martínez: “Ahora que liberen a todos porque son inocentes”

Romina Gómez, esposa de Diego Domínguez; Verónica Godoy, madre...

Se pudrió todo: alimentos podridos en galpones de organizaciones sociales de Varela

La justicia allanó a varios comedores y merenderos pertenecientes...

Violento asalto a metros de un puesto policial dejó un herido grave

En la madrugada de hoy, un violento episodio sacudió...

¡Indignación en La Sirena! Vecinos denuncian 14 años de promesas incumplidas y microbasurales ignorados

El vecindario del barrio La Sirena, en Florencio Varela,...