El milagro de Defensa y Justicia

Date:

(Por Walter Vargas).- El de Defensa y Justicia de Florencio Varela es uno de los casos más asombrosos y extraordinarios de evolución institucional y futbolística que se registra en el siglo en curso a escala universal.

Ahora en las semifinales de la Copa Sudamericana tras eliminar al Botafogo de Río de Janeiro (holgado puntero del prestigioso Brasileirao), desde su ascenso a Primera División), el “Halcón” mantiene una marcha ascendente sentado a la mesa de los más grandes del país y del continente.

“Halcón” o ex Halcón, en la medida que durante mucho tiempo era sostenido por la línea 148 de colectivos, subió a la división mayor en la temporada 2013/2014 de la mano de Diego Cocca con el recordado equipo cuya base la integraban Fernando Pellegrino, Emir Faccioli, Juan Tejera, Emanuel Aguilera, Marcelo Benítez, Walter Busse, Nelson Acevedo, Washington Camacho, Gonzalo Bustamante, Juan Martín Lucero y Claudio Guerra.

Desde entonces, no solo jamás volvió a descender.

Primero se estabilizó entre los clubes históricos de los domingos y más temprano que tarde se constituyó en un respetable y respetado animador de los torneos locales e internacionales.

Y con directores técnicos que, con ligero beneficio de inventario, sostuvieron la misma línea. Una suerte de bielsismo a la holandesa: equipos francos, dinámicos, agresivos de cabeza fuerte y una encomiable capacidad de asociación.

Después de Cocca, Darío Franco, José “Turu” Flores, Ariel Holan, Sebastián Beccacece, Nelson Vivas, Juan Pablo Vojvoda, Beccacece II, Mariano Soso, Hernán Crespo, Beccacece III y el novato Julio Vaccari.

Es cierto, que ha contado con el padrinazgo del zar del fútbol argentino, Christian Bragarnik, con su larga mano que accede a jugadores talentosos de los grandes a los que les falta un golpe de horno (entre ellos, el campeón mundial Enzo Fernández), pero en todo caso no será menos cierto que el escollo que supone armar un plantel y un equipo prácticamente nuevo cada temporada.

Desde su llegada a Primera, Defensa y Justicia ha llegado tres veces a cuartos de final en las competencias argentinas, ha ganado la Copa Sudamericana de 2020 y la Recopa Sudamericana de 2021 y alcanzado la instancia de octavos de final en la Copa Libertadores de 2021.

Hoy, con una nómina si se quiere diezmada en relación con temporadas anteriores, en la tabla anual marcha a dos puntos de posición de Libertadores 2024 y el miércoles a la noche se metió entre los cuatro mejores de la Sudamericana.

Otra vez el mortífero Nicolás “Uvita” Fernández se erigió en el hombre encargado de portar la llave de una puerta mayúscula, con dos goles, uno en el primer tiempo y otro cuando el caldo ya se ponía espeso.

Y eso de cara a Botafogo, al mejor Botafogo en décadas, el que domina el Brasileirao con 11 puntos de ventaja sobre Palmeiras, cuyo presupuesto es de 90 millones de dólares superior al del Fogao.

Pero eso, conste en actas, la marca de calidad de Fernández (47 goles en 138 partidos), se inscribe en el marco de de un rompecabezas donde son relevantes “Matusalem” Bologna (arquero, Beto que le dicen, 41 años), el defensor central Tomás Cardona, el mediocentro Kevin Gutiérrez y el carrilero zurdo Gastón Togni.

Faltan las semis, es cierto, pero ¿quién será tan osado como para desacreditar a Defensa y Justicia y negar sus chances de ser protagonista de la final de la Sudamericana el 28 de octubre próximo en el Centenario de Montevideo?

“Defensa sabía el partido que quería jugar y fue merecedor del triunfo”, dijo Nicolás Fernández

Nicolás Fernández, delantero y autor de los dos goles con los que Defensa y Justicia avanzó a semifinales de Copa Sudamericana, demostró su alegría por la sobresaliente actuación: “Estamos muy felices por cómo sucedió, es más lindo cuando está la gente”.

Al finalizar el encuentro, que el «Halcón» venció como local a Botafogo de Brasil por 2 a 1 (3-2 en el global), Fernández comentó: «No nos damos cuenta lo que estamos jugando, llegamos a cada partido para divertirnos y ganar”.

Con dos cabezazos (15m. PT y 27m. ST), el ex San Lorenzo convirtió ambos tantos del conjunto dirigido por Julio César Vaccari, y se posicionó como el segundo goleador del certamen con ocho anotaciones, una por debajo del atacante uruguayo de América Mineiro, Gonzalo Mastriani.

Además, el delantero Santiago Solari, quien falló tres intentos claros de gol durante el partido, dijo que “lo importante es clasificarse y estar entre los cuatro mejores de la Sudamericana. Le ganamos al primero de la liga más fuerte del continente. Ahora espero que en semifinales pueda hacer uno”.

Por último, el defensor Nicolás Tripichio, autor del tanto de Defensa y Justicia en el partido de ida, también demostró su júbilo. “Es una gran felicidad, somos justos ganadores y es un orgullo estar en un club que pregona estar unidos, los que juegan y los que entran”, dijo. «Ahora a disfrutar y ver qué nos toca en la siguiente fase”, cerró.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Defensa y Justicia clasificó para los playoff de la Copa

Defensa y Justicia logró un triunfo crucial anoche al...

Un manifestante de Berazategui perdió la visión de un ojo por la represión en CABA

Claudio Astorga, un vecino de 39 años de Berazategui...

Incendio despiadado en Allan: del robo al caos en un instante

En un suceso que estremece a Florencio Varela, un...