Emotivo homenaje a la periodista Graciela Linari

Con la aparición del último número de «Palabras con Historia», la publicación que llevaba adelante la periodista, escritora y museóloga, Graciela Linari, se realizó días atrás un emotivo homenaje a cargo de sus hijas a la representante de la cultura de Florencio Varela.

Linari falleció en febrero último y en la reunión se recordó su incansable tarea por la difusión y promoción de toda expresión cultural de la región.

Con momentos de honda emoción se desarrolló en la sede de la Asociación Civil «Mi Pueblo» un reconocimiento a la comunicadora que durante décadas informó a todos los vecinos de Florencio Varela.

Comprometida, investigadora y defensora de las causas nobles Linari tuvo un homenaje a cargo de sus hijas Paula y Fernanda.

La ocasión sirvió para presentar el último número de «Palabras con Historia» que este año cumple 20 años, en el número cargado de sentimientos de afecto a quien en vida fuese su directora, periodista, cronista se recrearon anécdotas de quienes conocieron a la narradora de historias varelenses, defensora de «su Florencio Varela» e indagadora de los museos de la región como admiradora de la figura de Guillermo Enrique Hudson. 

Sus obras, producciones, investigaciones, hasta el día de hoy se utilizan por parte de organismos de prensa oficiales como por docentes que usan de material de consulta las crónicas referidas a la historia de Florencio Varela; trabajó en ciclos radiales, en televisión y publicó libros. Su labor no se limitó a las noticias, ya que se comprometió desde siempre con instituciones locales, tal es el caso del Hospital Mi Pueblo, entre otras de las entidades que eran receptoras de su desinteresada tarea en pos de los demás.

Un merecido homenaje para quien en vida supo cosechar amor, reconocimiento y fue siempre coherente en el ejercicio de la profesión.

Sus obras, producciones, investigaciones, hasta el día de hoy se utilizan por parte de organismos de prensa oficiales como por docentes que usan de material de consulta las crónicas referidas a la historia de Florencio Varela; trabajó en ciclos radiales, en televisión y publicó libros. Su labor no se limitó a las noticias, ya que se comprometió desde siempre con instituciones locales junto a su marido Romeo Roselli, tal es el caso del Hospital Mi Pueblo, entre otras de las entidades que eran receptoras de su desinteresada tarea en pos de los demás.