A Codecop ahora lo llaman «Robocop», dejó a 300 trabajadores en la calle

La transportadora de caudales Codecop, cuya planta principal está ubicada en Florencio Varela, despidió a 300 empleados del gremio de Camioneros, luego de la detención de uno de sus dueños, Lucas Zeballos, bajo acusación de estafa por $ 1.000 millones a sus clientes McDonald’s y Banco Galicia. Los irónicos comentarios adentro y afuera le dieron el mote de «Robocop»

La empresa quedó a cargo de su padre Carlos Zeballos, un policía que según consignó Clarín está con prisión domiciliaria por extorsionar a empresas de seguridad. En los telegramas publicados por el medio, bajo firma de Zeballos padre, afirman que el motivo de los despidos es por falta de tareas.

Es que tras la difusión de las estafas, los empresas se habrían retirado como clientes de Codecop. Solo mantienen a YPF que requiere menos de 100 empleados y por la que siguen en funcionamiento tres camiones para transportar caudales.