Connect with us

Policiales

Allanaron la casa de un comisario en Varela

Published

on

comisario

A corta distancia de dónde abandonaron calcinado el auto de Lucas Escalante quien junto a su amigo Lautaro Morello están desaparecidos desde hace una semana en Florencio Varela, efectivos policiales concretaron el allanamiento en un campo, propiedad de un alto comisario de Quilmes, por orden de la fiscal Mariana Dongiovani.

Se trata de una propiedad lindante con la Ruta 53 y a muy corta distancia donde otros efectivos policiales rastrillaban la zona junto a familiares y amigos.

La pista que se siguió para ordenar los allanamientos, fue un vale de nafta que se le otorgó a Lucas y que, según la investigación, pertenecería a la dependencia del comisario que tiene la propiedad en Florencio Varela.

El procedimiento policial se concretó el miércoles pasado y duró unas doce horas. Además, de efectivos policiales y policía científica, estuvo también la división perros que buscaron intensamente algunos rastros de los jóvenes desaparecidos.

Jóvenes desaparecidos en Florencio Varela ¿Dónde están?

En tanto, los familiares de Lucas Escalante y Lautaro Morello, se presentaron ayer a la mañana en la fiscalía para tener novedades de la causa, al tiempo que apareció el papá de uno de ellos, Hilario Escalante, quien aseguró que no está «escondido» y que «busca a su hijo».

«Lo único que estoy haciendo es buscando a mi hijo, necesito estar tranquilo porque esto me aturde y no puedo pensar», dijo el papá de Lucas en la puerta de la fiscalía de Florencio Varela.

Además, el hombre dijo que «me pueden decir cualquier cosa, pero yo hace 32 años que estoy acá en Varela.

Yo no estoy escondido, soy el papá de Lucas y busco a mi hijo».

«Me dedico a la construcción, soy contratista de obra en zona sur, no tengo ningún roce con colegas, ni creo que haya quejas de mí, yo no tuve amenazas nunca», afirmó Hilario al referirse a comentario sobre que su hijo vivía amenazado.

Por otra parte, Hilario dijo no saber qué pasó con Lucas y Lautaro, y aseguró «no me puedo quejar del Ministerio de Seguridad, ni de la Policía, porque trabajan desde el día uno, hace cinco días que esta gente no duerme. Todos están trabajando».

Finalmente, el papá de Lucas dijo que no recibió ninguna comunicación con respecto a su hijo, y que el intento de secuestro ocurrió al voleo en marzo, porque lo que «no puedo vincularlo a este hecho», al igual que los tickets de combustible que se publicaron, de los que dijo «son de vieja data».

En tanto, Noelia, la tía de Lautaro, que también concurrió junto a otros familiares a la fiscalía, se mostró en desacuerdo con el papá de Lucas y señaló que «la fiscal recién se presentó el lunes, ahora no sé si se está trabajando o no»

«Lautaro tendría que haber sido buscado el mismo sábado, hicieron todo tarde», aseguró la mujer y denunció que en la zona «no hay cámaras, ni luz en la ruta».

En tanto, los investigadores continúan con los rastrillajes en distintas zonas de la zona sur de la provincia de Buenos Aires.

Todo se inició el viernes a las 23.30 cuando la madre de Lautaro, Estefanía Nataly Morello, denunció la desaparición de su hijo en la comisaría cuarta de Florencio Varela.

Según consta en la denuncia, Lautaro se fue con su amigo Lucas en un auto marca BMW de color azul, luego del partido que la Argentina le ganó a Países Bajos por los cuartos de final del Mundial Qatar 2022.

En ese momento, Morello vestía camiseta de la Selección Argentina, jeans modelo Mom celeste, y zapatillas negras marca Vans.

Es delgado, cabello negro corto, tez blanca, ojos color café, mide 1,60 y no posee tatuajes.

La investigación está a cargo de la Unidad Fiscal N° 2 de Quilmes.

Tendencia