Amenazaron al adiestrador del perro que encontró el cuerpo de Anahí Benitez

Diego Tula, el adiestrador del perro «Bruno» que fue el que encontró el cuerpo de Anahí Benítez semienterrado en la reserva Santa Catalina del partido bonaerense de Lomas de Zamora, reveló este miércoles que también recibió una amenaza en las últimas horas, casi al mismo tiempo que el hermano de la joven fue atacado a balazos.

Según contó Tula, este martes por la noche le dejaron una nota en el buzón de su casa que decía: «Cierren el orto porque si no van a ser boleta». «Salgo afuera y reviso el buzón. Vi un papel y pensé que era una propaganda. Esto fue alrededor de las 10 de la noche. Lo iba a tirar y veo lo que decía. Decían ‘cierren el orto porque si no van a ser boleta’ y no quise decirle a mi señora para no preocuparla», relató el adiestrador en declaraciones al canal de noticias TN.

Tula contó además, que hace unos tres meses, ya había tenido un atentado y que por esa amenaza hay una denuncia penal en la fiscalía de San Fernando: «me quisieron matar a mi y me quisieron envenenar el perro acá en la puerta de mi casa».

Al referirse a la amenaza recibida en las últimas horas, el adiestrador apuntó directamente contra unos colegas: «hay muchas hipótesis dando vueltas. Pero también hay muchos adiestradores que se presentaron para difamar el trabajo mío en el caso de Bazán. Voy a dar los nombres porque en caso de que me pase algo los voy a hacer responsables. Son Juan Carlos Lombardi, Ariel Zapata, Martín Luengo, Eduardo Di Benedetto, Francisco Herbert, Javier Valiente y Ricardo y Cristian Cuperman, que son los que editaron videos que no son los videos originales que se presentaron en la causa. Son los que se presentaron con Innocence Project, con el señor Garrido para hacer informes sobre el trabajo de mi perro y que dijeron que estaba mal hecho».

Tula remarcó que su perro no acusó a Marcos Bazán por el femicidio de la joven, sino que fue quien siguió el rastro y encontró el cuerpo de la joven asesinada: «Bruno no dijo que fue Bazán el asesino, fue por las pruebas que lo acusaron».

Diego Tula “Lo que hacemos no se cobra, no podemos cobrar por la búsqueda de una persona. Lo hacemos todo ad honorem”