Connect with us

Actualidad

Habló el cura amenazado por narcos

Published

on

El barrio La Iapi es una de esas zonas populosas denominadas “calientes” del conurbano bonaerense donde la droga se vende como pan y los tranzas se sienten dueño de la vida y de la muerte. Emplazado en Bernal Oeste, partido de Quilmes, los vecinos viven aterrados y con miedo.

Con hablar pausado, tranquilo, el Padre Jorge Cloro, más conocido como “Chicho”, no se quedó encerrado en el templo de la parroquia Espíritu Santo y salió a decir su verdad: “Basta de droga”. Esto le valió la enemistad de los profetas de lo oscuro. Y le mandaron un mensaje que no fue precisamente en clave.

«Gordo, que no se metan con la calle. Decile al cura que sólo haga misa”. Se lo dijeron a un estrecho colaborador parroquial que tiene que enfrentar también el enojo de los tranzas. No fue la primera intimidación que recibió el también delegado episcopal contra las adicciones de Quilmes: además le tajearon los neumáticos de su coche.

En su muro de Facebook difundió lo sucedido luego del corte de los neumáticos: “En la rotonda de Pasco me estallaron tres gomas a la vez. El gomero me mostró como una estaba acuchillada. Quiero decir lo siguiente: No tengo miedo a morir por el proyecto de Jesús en absoluto”.

Luego, también posteó un video en donde pidió: “A todos los de buena voluntad les pido que difundan este vídeo para visibilizar cada vez más el problema de la droga en la IAPI. Gracias, Ni un Pibe Menos”.

Es que el sacerdote forma parte activa del programa que el Episcopado Argentino impulsa a través de Caritas Argentina Comisión Nacional para la atención y prevención de jóvenes en situación de consumo problemático y en el marco del cual el sábado se realizó una actividad de prevención en el barrio IAPI.

NO ES LA PRIMERA VEZ
De acuerdo un comunicado del Obispado quilmeño, «no es la primera vez que el padre Cloro recibe amenazas» ya que «en meses anteriores, al realizar junto con un pastor evangélico de la zona y gente del barrio una marcha a favor de la vida y en contra del narcotráfico, tanto el pastor como el sacerdote recibieron mensajes de calumnias y de difamación».

«Sabemos de casos de sacerdotes que han sido amenazados en nuestro país y que han tenido que trasladarse para salvaguardar su vida y la de su entorno. También conocemos el caso del padre Juan Viroche, de Tucumán, de quien sus feligreses sostienen que fue asesinado por sicarios del narcotráfico», añadió.

“Soy humano tengo miedo a sufrir, a no soportar el dolor, a la soledad en momentos vitales de la vida y a muchas cosas más… Soy, lamentablemente, un cura pecador y no estoy a la altura de la santidad que se requiere en estos momentos. Pero tengo claro que nada ni nadie me va asustar con ningún tipo de amenazas”, fue parte del posteo en Facebook del cura. Y finalizó: “Nuestros niños y jóvenes no son ‘negociables’ y, si debo morir por ellos, seré el hombre más feliz del mundo. Seguiremos con nuestras noches a favor de la vida. Vamos por más!!!!!”, escribió el cura en Facebook tras las intimidaciones.

MUCHOS TRABAJANDO

En la conferencia de prensa el sacerdote señaló “Somos muchos los que trabajamos en esto y no luchamos contra el narcotráfico. Nosotros tratamos de darle una posibilidad de vida a los jóvenes que la pierden por la droga”. Y agregó: “Cuando alguien dice que el problema es grave, pero no se ponen los recursos, parece no ser tan grave”
Por otro lado, el pastor Iván reafirmó lo dicho: “Nosotros no vamos en contra de nadie, sino a favor de la vida”, y habló acerca del trabajo común entre la comunidad católica y la evangélica: “Entendimos que si no nos uníamos, esta situación iba a seguir creciendo en nuestro barrio”, trabajo que muestra sus frutos: “Las actividades que se realizan en la contención de chicos tienen resultado”.

EL PADRE OBISPO
Por su parte, el padre obispo Tissera avaló las palabras del padre Jorge al decir: “Nuestra misión es anunciar el Evangelio, que es un Evangelio de vida y proclama la dignidad del ser humano” y que “todos tenemos que estar unidos por el bien de nuestra gente”. Por otro lado, remarcó la realidad de estos proyectos: “Sabemos que muchos no pueden seguir más de donde están porque el presupuesto no está” y resaltó la postura social de la Iglesia al afirmar: “Nosotros estamos a favor de la vida, por eso también estamos preocupados por el paradero del joven Santiago Maldonado”. Por último, el obispo agregó: “Agradezco y acompaño la tarea que hacen en el barrio, que es una tarea para más vida” y ponderó la figura de quien impulsa el trabajo diocesano: “Nos ilumina la figura del Santo Cura Brochero, que no solo fue un predicador, sino un formador de la comunidad en base a la dignidad de las personas que allí vivían”.

Por último, Carlos Leiva brindó la mirada de quien vive estos hechos de manera constante al decir: “Nuestro objetivo es claro: sacar a los pibes de la calle” porque “la droga no espera, el paco mata a los pibes”. Por último, brindó su visión acerca de los hechos sucedidos: “El miedo que nos quieren inculcar es para que no sigamos avanzando”.

Al ser interrogado acerca del tiempo que hace que reciben estas amenazas, el padre Jorge contó que “desde noviembre del año pasado recibimos amenazas junto con el pastor Iván y también descalificaciones por parte de diferentes medios de comunicación” y reafirmó el compromiso interreligioso en esta tarea, brindando una invitación, también, a quienes se encuentran en otros sectores: “Si con el pastor pudimos unirnos pese a tener doctrinas diferentes, también ustedes, que pueden tener diferentes ideologías, pueden unirse para trabajar sobre un problema”.

¿Qué es lo que pasa cuando se van los medios? El padre Jorge contesta: “Nosotros seguimos trabajando igual, quizás redoblaremos la apuesta de las noches de jóvenes, porque es algo que funcionó y a alguien le molestó, entonces vamos por buen camino”.

MÀS TESTIMONIOS
Entre los presentes, se encontraba Claudio Arévalo, Secretario General de ATE Quilmes, quien expresó: “Queremos que sepa que usted no está solo, que nuestro gremio va a apoyar esta lucha y que estamos orgullosos de tener un sacerdote tan comprometido en nuestra sociedad”.

También se expresó Edgardo Rodríguez, referente del Frente Social Quilmeño, al decir que “venimos a ofrecer nuestro apoyo en todas las tareas que se están realizando y estamos dispuestos a realizar todas las acciones que se consideren necesarias para difundir el problema que está pasando”.

Para cerrar, el padre obispo Tissera reafirmó la tarea que le toca a la iglesia en la sociedad: “La forma de trabajar es unir a todas las instituciones del barrio, pero reafirmamos que nuestra misión no es la lucha con el narcotráfico, no es algo que nos corresponda. Si lo es predicar el evangelio y unirnos en el trabajo común, como ciudadanos que somos, para el bienestar de nuestra sociedad».

Y al finalizar, el padre Jorge concluyó: “Son muchos los problemas que hay en el barrio, este fue un hecho muy grave, pero el tema de lo droga lo es más. Necesitamos buscar la forma de unirnos. No sabemos quiénes son los responsables últimos, pero vamos a seguir trabajando de la misma manera”.

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com