Odio racial: el color de piel como sentencia de muerte del varelense Lucas González

Date:

En un rincón de la Ciudad de Buenos Aires donde la vida transcurre entre sombras y luces, la historia de Lucas González, el joven de Florencio Varela, fue truncada por un odio que aún se arrastra en los pliegues de la institución policial como arrastre, todavía, de la perversa dictadura militar. Tres policías de la Ciudad, ahora condenados a prisión perpetua, decidieron que su piel de tono marrón era suficiente razón para arrebatarle la vida a sangre fría. Así lo dice el fallo judicial que los condenó y que se dio a conocer este miércoles.

Los muros del Tribunal Oral en lo Penal 25 escucharon la sentencia que desnudó la brutalidad motivada por prejuicios y estereotipos raciales. Según ese argumento, el inspector Gabriel Alejandro Issasi, el oficial mayor Fabián Andrés López y el oficial Juan José Nieva, encontraron en la vestimenta y el color de piel de Lucas y sus amigos la excusa para sembrar la tragedia en plena luz del día, en las calles de Barracas.

La mirada de los jueces Hugo Navarro, Ana Dieta de Herrero y Marcelo Bartomeu Romero desentrañó el oscuro motivo que llevó a estos policías a cometer un homicidio agravado, respaldados por la alevosía y la complicidad de pertenecer a una fuerza de seguridad. La justicia expuso el crimen basado en estigmas raciales, guiada por un odio irracional gestado en la intolerancia.

«El odio racial palpita en cada página del expediente», expresaron los jueces, resaltando cómo el simple matiz de piel marrón fue suficiente para transformar a Lucas y sus amigos en víctimas de una persecución mortal. Las víctimas, cuatro jóvenes en busca de un futuro, encontraron su camino cruzado por el odio que brotó del arma de los policías.

Los pasos de Lucas y sus amigos resonarán en la memoria colectiva como una cicatriz imborrable. La sentencia dejó claro que su vestimenta y el lugar al que se dirigían, una zona tildada de «carenciada», fueron argumentos suficientes para que los policías decidieran convertirse en verdugos. La muerte acechó en cada esquina y su odio racial los conducidos hacia la ejecución fría y despiadada.

Lucas

La condena, sin embargo, no solo señaló a los autores materiales del crimen. También expuso la violencia institucional que toca a quienes deberían ser guardianes de la paz. Nueve efectivos en total, incluidos Issasi, López y Nieva, buscaron someter a jóvenes «marrones» a detenciones arbitrarias. Un término, «marrones», que cobra peso a través del Colectivo Identidad Marrón y su lucha contra el racismo.

Lucas González, con su piel marrón y su juventud truncada, se convierte en un símbolo de la lucha contra el odio racial y la violencia policial. En las sombras de Barracas, su historia exige justicia y cambio. Un recordatorio crudo de que el prejuicio puede ser mortal y que la lucha por una sociedad más justa aún tiene un largo camino por recorrer.»

Delitos y monto de pena que recibieron los nueve condenados por el crimen de Lucas González

De los 14 efectivos de la Policía de la Ciudad que fueron juzgados por el crimen y el encubrimiento del homicidio de Lucas González, nueve terminaron condenados y cinco absueltos.

El siguiente es el detalle de los condenados y por qué delitos, de quiénes terminaron absueltos y de los roles que el Ministerio Público Fiscal les atribuyó a cada uno de ellos:

-Gabriel Alejandro Isassi (42). Condenado a prisión perpetua.

Delitos: «Homicidio quíntuplemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego, alevosía, odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad», “tentativas de homicidio quíntuplemente agravado» (de los tres amigos de Lucas), “privación ilegítima de la libertad” y “falsedad ideológica”.

Inspector de la Brigada 6 de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad. Se le imputó haber disparado contra el Volkswagen Suran en el que iban Lucas González y sus tres amigos. Iba en el asiento del acompañante del móvil policial Nissan Tiida sin identificación y fue quien moduló que se trató de un «enfrentamiento armado» y que uno de los chicos -Lucas- esgrimió «un arma de fuego». Fue señalado quien fue a buscar la réplica de arma de fuego «plantada» en el auto de las víctimas.

-Fabián Andrés López (48): Condenado a prisión perpetua.

Delitos: «Homicidio quíntuplemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego, alevosía, odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad», “tentativas de homicidio quíntuplemente agravado» (de los tres amigos de Lucas) y “privación ilegítima de la libertad”.

Oficial mayor de la Brigada 6 de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4. Iba sentado en la parte de atrás del Nissan Tiida. Según las pericias, disparó al menos cuatro veces con su pistola reglamentaria hacia el auto de los jóvenes. Uno de los proyectiles impactó en el guardabarro de la Volkswagen Suran.

-Juan José Nieva (38): Condenado a prisión perpetua.

Delitos: «Homicidio quíntuplemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego, alevosía, odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad», “tentativas de homicidio quíntuplemente agravado» (de los tres amigos de Lucas) y “privación ilegítima de la libertad”.

Oficial de la Brigada 6 de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4. Era quien conducía el Nissan Tiida. Fue arrollado en su pie izquierdo cuando los adolescentes intentaron escapar al creer que iban a ser víctimas de un robo. Disparó hacía el vehículo, pero no se pudo establecer el ángulo de tiro.

-Sebastián Jorge Baidón (28): Condenado a 8 años de prisión y a inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos.

Delito: “Torturas”.

Lucas González

Oficial de la Comisaría Vecinal 4D. Cumplía su primer día como chofer de Cuevas. Fue señalado en pleno debate por Joaquín Zúñiga como quien lo mantuvo boca abajo y le dijo «¿Así que sos de Varela, pedazo de villero? Mirá cómo mataste a tu amigo».

-Rodolfo Alejandro Ozán (54): Condenado a 6 años de prisión y a 10 años de inhabilitación.

Delitos: «Encubrimiento agravado por considerarse un delito especialmente grave y por ser el autor un funcionario público, todo ello realizado en ejercicio de sus funciones, en concurso ideal por privación ilegítima de la libertad por abusos de sus funciones en calidad de coautor».

Comisario de la Comuna Vecinal 4. Se le atribuye haber realizado llamadas en la que dice «busquen lo tengan que buscar para justificar esto», «vayan a emprolijar esta cagada» y que a Lucas «le volaron el frasco», por el tiro que impactó en la cabeza.

-Fabián Alberto Du Santos (52): Condenado a 6 años de prisión y a 10 años de inhabilitación.

Delitos: «Encubrimiento agravado por considerarse un delito especialmente grave y por ser el autor un funcionario público, todo ello realizado en ejercicio de sus funciones, en concurso ideal por privación ilegítima de la libertad por abusos de sus funciones en calidad de coautor».

Comisario a cargo de la Comisaría Vecinal 4D de Barracas. Estuvo en el lugar del hecho y se le atribuye haber realizado llamadas en la que dice, entre otras cosas, «se mandaron un moco» en referencia a lo ocurrido con Lucas.

-Juan Horacio Romero (51): Condenado a 6 años de prisión y a 10 años de inhabilitación.

Delitos: «Encubrimiento agravado por considerarse un delito especialmente grave y por ser el autor un funcionario público, todo ello realizado en ejercicio de sus funciones, en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad por abusos de sus funciones en calidad de coautor».

Comisario de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4, jefe de Isassi, López y Nieva. Mantuvo varias comunicaciones el día del hecho. Estuvo en el lugar del hecho, aunque aseguró no haber tenido contacto con los menores detenidos.

-Roberto Orlando Inca (47): Condenado a 6 años de prisión y a 10 años de inhabilitación.

Delitos: «Encubrimiento agravado por considerarse un delito especialmente grave y por ser el autor un funcionario público, todo ello realizado en ejercicio de sus funciones, en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad por abusos de sus funciones en calidad de coautor». Subcomisario de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4. Fue uno de los primeros en llegar al lugar donde se entrevistó con Isassi, López y Nieva e hizo las primeras llamadas a los distintos juzgados. Estuvo presente cuando la ambulancia del SAME trasladó a Nieva al hospital Churruca y a Lucas al Penna. Escribió un parte policial que fue elevado a sus superiores. Respondió un mensaje de WhatsApp en el que le informaron sobre la muerte de Lucas con una imagen de una calavera y la frase «entonces hay que prepararse». Lo acusan de decir «anda a poner eso», en referencia al arma que fue «plantada» en el auto de las víctimas.

Lucas González
Gregorio Dalbon el abogado de la familia de Lucas Gonzalez el adolecente muerto en barracas a manos de policias de la ciudad, continua con su alegato en el TOC 25. Estan presentes el padre de Lucas Hector Peca Gonzalez y su mujer. Tambien estan los sobrevivientes del hecho y amigos de Lucas Julian salas, Joaquin Zuniga y Niven Huanca

-Héctor Claudio Cuevas (51): Condenado a 4 años de prisión y a 10 años de inhabilitación.

Delitos: «Encubrimiento agravado por considerarse un delito especialmente grave y por ser el autor un funcionario público, todo ello realizado en ejercicio de sus funciones, en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad por abusos de sus funciones en calidad de coautor».

Principal de la Comuna 4D. Fue uno de los primeros en llegar al lugar. Dijo que se le ordenó armar el perímetro y dio positivo en una prueba odorífica realizada a la réplica de arma de fuego hallada en la Suran. Señaló a Isassi como quien colocó la réplica de un arma en el vehículo de los adolescentes. Su declaración fue importante para la detención del oficial Matías Torres, acusado de trasladar a Isassi hasta una comisaría presuntamente para buscar el arma.

-Daniel Alberto Santana (53): Absuelto.

Comisario inspector y la máxima autoridad dentro del Departamento Comunal Vecinal 4, que comprende la comisaría de Barracas. Lo acusaron de haber ayudado a los imputados Isassi, Nieva y López a eludir una investigación y el haber alterado los rastros.

-Ramón Jesús Chocobar (49): Absuelto.

Subcomisario de la Comuna 4D. Firmó uno de los primeros informes policiales con el relato de Isassi.

-Jonathan Alexis Martínez (35): Absuelto.

Oficial de la División Motorizada de la Comisaría Vecinal 4D. Fue uno de los primeros en llegar al lugar. Está acusado de esposar a ambos adolescentes. Luego le dieron la orden que se realice el perímetro de la zona.

-Ángel Darío Arévalos (34): Absuelto

Oficial de la División Motorizada de la Comisaría Vecinal 4D. Estuvo en el lugar del hecho.

-Daniel Rubén Espinosa (33): Absuelto.

Oficial de la Comisaría Vecinal 4D y chofer del inspector José Tévez.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Repercusiones del acto de Axel Kicillof en Florencio Varela: qué dijo el anfitrión Andrés Watson

El plato fuerte del sábado estuvo en Florencio Varela,...

Murió la abuela atacada por cinco perros en Varela

Los vecinos de la populosa barriada del barrio San...

Axel Kicillof en Florencio Varela: «La Patria no se vende» como lema de unidad y fuerza peronista

Florencio Varela, un bastión histórico del peronismo, sacó los...

Roberto Mata Rodriguez «Hemos podido resolver el conflicto en Diarco Berazategui»

Comunicado del gremio mercantil que durante toda la semana...