Confirmado: habrá «refuerzo» de clases los sábados en escuelas de la Provincia

l gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció hoy que desde octubre se volverá a abrir el servicio de comedor escolar para desayuno y almuerzo en las escuelas de la provincia de Buenos Aires, pero además se continuará con la entrega de los módulos alimentarios.

Así lo anunció en una conferencia de prensa, en la que también anuncio un refuerzo escolar «a contraturno o los días sábados en forma presencial para afianzar los contenidos».

En Florencio Varela, las clases presenciales vuelven a partir del miércoles

Las clases presenciales en forma gradual y cuidada volverán a partir del miércoles en todos los niveles de enseñanza en las escuelas del conurbano bonaerense, incluye a Florencio Varela, Quilmes y Berazategui, según anunció hoy el gobernador Axel Kicillof que explicó que la medida se debe a que la provincia dejó de ser zona de la “alarma epidemiológica” por el descenso de casos de coronavirus.

De acuerdo con el informe del Gobierno provincial, los nuevos parámetros epidemiológicos determinaron que el conglomerado de municipios del gran Buenos Aires registra 401 casos cada cien mil habitantes, lo que posibilita el retorno a la presencialidad escolar.

Cuáles son los protocolos de la vuelta a clases presenciales

Sin embargo, esa presencialidad se realizará de acuerdo con los protocolos que se habían establecido al inicio del ciclo escolar hasta que debió ser suspendido y pasar su totalidad a la modalidad virtual por la llegada de la segunda ola del coronavirus.

Asimismo, el regreso a las aulas estará marcado por la «gradualidad» y también por la continuidad de cuidados, ya que «la pandemia no terminó» sino que solo mejoró la curva de contagios que había llegado a crecimientos exponenciales en meses anteriores.

Kicillof destacó que la vuelta a clases contará con la presencia de medidores de dióxido de carbono en 33 mil establecimientos educativos para medir si en el aire puede haber elementos de contagio y regular la ventilación de los ambientes, teniendo en cuenta que se trata de meses de bajas temperaturas que requieren calefacción.

Clases presenciales

01/03/2021; Buenos Aires: Con sistema bimodal comenzaron las clases hoy en 13 provincias.
Foto: Carlos Brigo/T{elam/CBRI

Clases presenciales y plan de vigilancia epidemiológica en las escuelas

Además, anunció la implementación de un Plan de Vigilancia Epidemiológica en las Escuelas, a través de testeos aleatorios, que servirán como muestra de la situación epidemiológica en las instituciones educativas.

«Tenemos que cuidar la presencialidad. No se terminó la pandemia ni mucho menos. Hay que seguir trabajando con los protocolos, en los cuidados y las restricciones. Los casos están lejos de llegar a los niveles deseables. Es muy fácil decir ‘quiero tal cosa’ y no respetar los cuidados y que circule el virus. Necesitamos cuidar lo que logramos», dijo el gobernador.

Kicillof aseguró que Buenos Aires cumplirá lo que establezca la extensión del DNU que aún se espera conocer.

En cuanto al comienzo de clases a partir de la semana próxima, aclaró que si bien los alumnos regresarán a partir del miércoles a las escuelas, desde el lunes lo harán las autoridades, docentes y personal auxiliar para realizar todos los preparativos.

Kicillof dijo no interesarle «convertir la escolaridad en una disputa política sino trabajar siempre con indicadores epidemiológicos y cuidando la salud de los bonaerenses».

El protocolo establece que cada escuela de acuerdo con la infraestructura y espacio de las aulas con las que cuenta, diseña un sistema de rotación presencial semanal de sus alumnos.

Se pone en marcha el plan jurisdiccional

El Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales establece también pautas para la organización institucional de las escuelas para posibilitar el distanciamiento social, la adecuada circulación de aire, la limpieza y desinfección de los establecimientos y la higiene personal.

Por ello, los modelos de organización escolar y pedagógica se implementan considerando el espacio que dispone cada establecimiento educativo para respetar el distanciamiento social obligatorio.

Pautas para el cuidado contra el coronavirus

Entre las pautas generales de cuidado, se encuentran el uso obligatorio de tapabocas para estudiantes, docentes y auxiliares; la distancia social entre estudiantes y docentes, de al menos de un metro y medio entre estudiantes y de dos metros del docente en el aula, y de otros dos metros en espacios comunes.

También contempla la higiene frecuente de manos (al menos cada 90 minutos), el control de temperatura al ingreso del establecimiento (máximo 37,4º C), la ventilación de los ambientes (al menos cada 90 minutos) y el mantenimiento de las puertas y ventanas siempre abiertas.

La organización de los ingresos y egresos de las escuelas se realiza en horarios escalonados que eviten la concentración de personas, como pautar 15 minutos de diferencia entre los horarios de salida y entrada de los grupos de estudiantes.

En medio de la disputa por las clases presenciales en CABA, murió un docente por coronavirus

Mientras el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta se empecina en rechazar las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno nacional para frenar la segunda ola de contagios, que incluye en la batería de medidas la suspensión -por quince días- de las clases presencialesla comunidad educativa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires está de luto. Según adelantó a Mestiza, la Radio de la Universidad Nacional Arturo Jauretche Matías Zalduendo, Maestro del Mariano Acosta y  Secretario de Derechos Humanos UTE-CTERA, este domingo se conoció la muerte, por Covid-19, de Marcelo Becker, quien se desempeñaba como docente en la Escuela Técnica N° 35 de la Ciudad de Buenos Aires.

“El día de la fecha nos enteramos del fallecimiento del compañero docente Marcelo Becker por coronavirus. Con 30 años de antigüedad en la docencia actualmente trabajaba en la técnica 35 DE 18 como MEP de alumnos de 1° año y de 3° dando Electrónica y Tecnología de control”, informó en la entrevista con el programa Pasa de Todo.

Reclamo de «aulas seguras»

El reclamo de la generación de «aulas seguras» y la incertidumbre predominaron esta mañana en el ánimo de las familias de la Ciudad de Buenos Aires que no enviaron a sus hijos a los colegios y de los docentes o establecimientos educativos que optaron por mantener las clases virtuales o acatar el paro dispuesto por los gremios docentes.

Los estados de ánimo y la incertidumbre impregnaban los grupos de Whatsapp de los padres que intercambiaban información y modelos de cartas para justificar las inasistencias a las clases presenciales.

Lo cierto es que las escuelas de la Ciudad de Buenos presentaban esta mañana realidades muy diversas frente al fallo que habilitó el dictado de clases presenciales en contradicción con lo dispuesto por el decreto presidencial, una controvertida medida judicial que se cumplió en muy pocos establecimientos educativos porque en algunos se mantuvo la modalidad de cursado virtual mientras que otros acataron el paro docente dispuesto en protesta.

En una escuela del Distrito Escolar (DE) 14 de La Paternal, las clases durante la jornada de hoy fueron virtuales, pero las y los docentes no informaron aún sobre qué ocurrirá mañana.

«Lo que estábamos evaluando con el grupo de madres y padres, frente a la incertidumbre, es intercambiar opiniones entre nosotros y fijar una posición acerca de los riesgos que evaluamos en el aula y escuela en general», indicó Sofía, mamá de una alumna de 5 grado de este colegio.

En otra escuela del mismo distrito hoy no hubo clases bajo ninguna modalidad por adhesión de las y los docentes al paro convocado por UTE-Ctera.

«La directora me respondió un mail diciendo que mañana se retoma la presencialidad», dijo Laura, mamá de una alumna de segundo y otra de sexto grado.

En la escuela Tomada de la Quintana de Escalada, conocida en Villa Crespo como La Tomasa, de la avenida Corrientes al 5300, esta mañana hubo actividad en el Jardín de Infantes, pero no se dictaron clases en la escolaridad primaria.

En la puerta del establecimiento un cartel hecho a mano informaba a la comunidad en general que los docentes se mantienen es «estado de alerta» ante «la falta de entrega de dispositivos y conectividad para la continuidad pedagógica a distancia».

También consideraron que «los protocolos resultan insuficientes para la situación actual» de la pandemia y que cada «docente aislado no tiene suplente».

En la escuela de Olaya al 1500, Delfín Jijena, hoy no se dictaron clases y las ventanas de las aulas que dan a la calle permanecían abiertas exponiendo sus aulas vacías.

«Queremos escuelas seguras», exigían los docentes a través de carteles expuestos a la entrada del colegio, y agregaron que de los 48 maestros que allí trabajan, sólo 12 personas recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Por otro lado, la madre de un nene de 10 años que cursa el quinto grado en una escuela pública de Palermo aseguró a Télam que su hijo no concurrió hoy al establecimiento porque «están dadas las condiciones para decidir la ‘no presencialidad’ en las escuelas» y agregó que mientras «el Gobierno nacional ya adoptó esa decisión, lamentablemente el gobierno de la Ciudad se niega a cumplirla irresponsablemente, metiendo a los chicos en una disputa de tipo partidario».

«Las condiciones sanitarias en el país y particularmente en el distrito en donde vivimos son gravísimas, incluso peores que la primera ola por la cantidad de infectados y por la presencia de las distintas variantes del virus», argumentó.

Las direcciones de algunos establecimientos comunicaron vía mail a toda su comunidad educativa que hoy se mantendrían las clases virtuales, tal es el caso del colegio privado Pestolazzi y el público Instituto de Educación Superior en Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández.

Ayer, los centros de estudiantes de cinco establecimientos secundarios y terciarios rechazaron a través de un comunicado «el fallo operado por Larreta» y reafirmaron su «deseo de estar en las aulas de forma segura y cuidada, cuando el contexto lo permita».

«Rechazamos profundamente esta situación, que no solo expone nuestra salud sino que también se basa en una clara mentira: nunca fuimos prioridad», agregó el comunicado firmado por referentes del colegio Mariano Acosta, Profesorado Normal 1, Escuela Julio Cortázar, escuela de Teatro Nini Marshall y el Instituto de Educación Superior en Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández.

«La situación es de incertidumbre y enojo. El hecho de tener que estar toda la comunidad educativa viendo una conferencia de prensa a las doce de la noche para saber cómo vamos a organizar la semana habla de una situación muy crítica a la que no estamos acostumbrados», dijo a Télam Mora Torras (17) estudiante del quinto año del Mariano Acosta.

La adolescente explicó que la dirección del Colegio decidió que hoy no habría clases (ni presenciales ni virtuales), porque no daban abasto y era improvisado», y es incierto lo que ocurrirá mañana.

En su caso personal, concurrir al colegio le insume 40 minutos de viaje que no siempre puede «hacer en auto o transporte escolar», y tiene que optar por el colectivo «que más allá de los controles, no me tranquiliza», dijo

«La idea de contradecir a todo el resto del país e ir a clases con tantos casos en la Ciudad, es una situación que me asusta», agregó.

En su escuela ya varias veces debieron aislarse «y funciona solo una de las tres burbujas que tendría que haber, o a veces ninguna, y la escuela queda vacía. A veces tengo tres horas libres porque hay docentes aislados o tengo que ir solamente por 40 minutos de educación física».

Luana Pereyra (16), alumna de cuarto año de la Escuela Julio Cortázar e integrante del centro de estudiantes, aseguró que en su colegio «entre docentes, familiares, estudiantes y personal no docente se decidió respetar el DNU de Nación» por lo cual «nosotres vamos a seguir con las dos semanas virtuales».

«Estamos hablando de una presencialidad que aísla aún más porque es una presencialidad que nunca existió, y que Larreta venga a decir que somos prioridad pero no baje insumos ni recursos para mantener abiertas las escuelas da mucho fastidio y bronca», dijo.

En su curso hubo tres casos positivos de Covid-19 entre los estudiantes y «desde que arrancamos cada semana nos enteramos de que alguna burbuja está aislada», llegando al punto de que «el turno tarde se tuvo que levantar completo por tres días porque no había preceptor y vicerrector», dijo.

Por otro lado, varios modelos de cartas circularon esta mañana entre las familias para justificar la ausencia de sus hijos en aquellos colegios en que hoy se retomó la presencialidad.

«Mis hijos no asistirán a clases mientras rija el DNU del Ejecutivo Nacional, en virtud de la segunda ola de la pandemia del coronavirus que lleva un saldo de casi 60 mil muertos. Exigimos la organización de clases virtuales regulares para quienes no vamos a enviar a nuestros hijxs a la escuela. Y de no cumplirse con esta pauta, hacemos responsable al Ejecutivo de la Ciudad por la falta de escolarización de nuestrxs hijxs», dice uno de esos modelos.

Los intendentes de la zona quieren «escuelas abiertas» y clases presenciales «optativas»

Ni por un lado, ni por el otro, por el medio. Los intendentes del Frente de Todos de la tercera sección electoral, que corresponde al sur del conurbano, manifestaron su idea de  mantener las las escuelas abiertas pero evaluar las clases presenciales optativas. Fue tras la reunión vía plataforma, que mantuvieron este martes.

Los jefes comunales del oficialismo dieron a conocer un comunicado conjunto en el que compartieron un diagnóstico común sobre la situación sanitaria y manifestaron su preocupación sobre el nivel de ocupación del sistema sanitario.

“Estamos llevando adelante la campaña de vacunación más importante de la historia, pero eso no significa que la pandemia haya terminado”, señalaron.

En ese marco, se refirieron a la «difícil situación que se está atravesando producto de la pandemia» y coincidieron en la necesidad de «trabajar y llevar cordura ante una oposición que busca locura».

«Queremos sostener las escuelas abiertas, pero pedimos que se evalúe la no obligatoriedad a la presencialidad. Quienes tengan la necesidad de llevar a sus hijos e hijas a la escuela que lo hagan y quienes puedan quedarse en sus casas también, ya que esto ayudaría a disminuir la circulación», remarcaron.

«Todos sabemos de la importancia de mantener abiertos los lugares de trabajo, pero para eso debemos reforzar la responsabilidad social. Hoy tenemos el sistema sanitario al límite, necesitamos de la colaboración de todos y de todas», expusieron los intendentes.

Por último, señalaron que “ante nuevas restricciones» se necesita «asistencia financiera para el sector comercial».

«Sabemos que así como le pedimos un esfuerzo a la sociedad, es importante que podamos acompañar con herramientas a un sector fuertemente golpeado por los cuatro años de gobierno y macrista y por este año de pandemia”, concluyeron.

Coronavirus: cuándo se define la continuidad o no de las clases presenciales en Florencio Varela

Autoridades del Gobierno de la provincia de Buenos Aires acordaron con los representantes de los gremios docentes bonaerenses reunirse el próximo jueves para definir si en los distritos más afectados por el coronavirus (incluye a Florencio Varela) se suspenden o restringen las clases presenciales.

El titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTEBA), Roberto Baradel, explicó que en la reunión que mantuvieron hasta anoche con el Gobierno bonaerense «quedamos en un nuevo encuentro para el jueves con todos los sindicatos docentes y auxiliares para analizar la situación distrito por distrito».

En declaraciones al canal IP Noticias detalló que los gremios plantearon en la reunión «la necesidad de restringir temporalmente las clases en algunos distritos» en los que el crecimiento de casos haya sido exponencial.

«Coincidimos que la presencialidad es fundamental, pero cuando hay una situación extraordinaria en la que está en juego la vida, decimos que hay que parar la actividad o restringirla al máximo en algunos distritos para evitar los contagios», graficó.

Baradel destacó el «esfuerzo que hacen los docentes con el cuidado de los protocolos», aunque advirtió que «la escuela está inserta en la comunidad y la afecta la circulación de personas y el transporte público».

La semana pasada, la secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, pidió «medidas de resguardo de docentes y alumnos de acuerdo con la realidad sanitaria de cada localidad ante el preocupante incremento de los casos positivos de Covid-19» y reclamó que, de ser necesario «se suspendan temporalmente las clases presenciales».

En ese tono, el secretario general de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), Miguel Ángel Díaz, pidió la «inmediata suspensión de las clases presenciales» en los 27 distritos bonaerenses que experimentan un mayor incremento de contagios en los últimos días.

El plan vigente dispone medidas y protocolos para los más de 4 millones alumnos bonaerenses que asisten a 16 mil establecimientos de gestión pública y privada, bajo una modalidad que combina jornadas dentro de las aulas y otras de forma remota para evitar la concentración de personas.

Los protocolos acordados en octubre pasado entre la Nación, la provincia, los gremios del sector y autoridades escolares establecen normas obligatorias y orientativas para la organización institucional y pedagógica de los establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades de enseñanza.

Así, determinan que la cantidad de alumnos en forma presencial depende de la superficie con que cuenta el aula, debiéndose mantener una distancia de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con la o el docente; determina la obligatoriedad para los estudiantes desde el nivel primario en adelante y que a partir de la sala de 3 de nivel inicial se promueve su uso todo el tiempo que sea posible.

Contempla que la jornada escolar es de 4 horas, incluyendo tiempos de descanso; que se deben pautar horarios escalonados de ingreso y salida de la escuela para evitar concentraciones; que los estudiantes, docentes y auxiliares deben higienizar de manera frecuente sus manos; que se debe tomar la temperatura antes del ingreso a clases y que permanecerán cerrados los quioscos y comedores de los establecimientos.

A la vez, el plan indica la obligatoriedad de la ventilación natural de los ambientes, especialmente de las aulas, y brinda indicaciones sobre cómo actuar ante un posible caso de Covid-19.