¡Justicia!, un grito desde el alma por Lautaro y Lucas

Date:

Hace siete meses que familiares, amigos y vecinos lloran la ausencia de Lautaro Morello, un joven de apenas 18 años, arrancado brutalmente de la vida en circunstancias todavía no aclaradas y con el olor a la participación de la «Maldita Policía». Este viernes, marcharon a la Rotonda de Alpargatas e hicieron escuchar su grito: ¡Justicia!.

Por su parte, la familia de Lucas Escalante, el joven visto por última vez hace siete meses cuando salió de Florencio Varela junto a Lautaro Morello, espera que alguno de los detenidos por el caso diga dónde está porque están «buscando una aguja en un pajar».

Como se dijo, la familia del joven asesinado brutalmente y su cuerpo arrojado en un descampado semi calcinado marchó este viernes a partir de las 17.30 en la Rotonda de Alpargatas y la movilización estuvo encabezada por Estefanía Morello, la madre de Lautaro.

Durante la marcha, los manifestantes exigieron que «se rompa el pacto de silencio de los Centurión», en referencia a dos de los detenidos y al padre y tío de estos, que es investigado pero hasta el momento no está acusado de ningún delito.

El angustiante pedido de Justicia por Lautaro y Lucas

«¡Asesinos!» y «¡Preso Centurión!», fueron los principales cánticos de los presentes, que vistieron remeras con la foto de Lautaro y la leyenda «Justicia», lo que se repitió en varias pancartas y banderas, al tiempo que quemaron neumáticos al costado de la calzada.

«Yo, como familiar de Lucas, a siete meses entendí que los procesos son lentos», dijo romina Escalante, hermana del muchacho de 26 años buscado.

La mujer contó que «cada día se hace más difícil» no tener novedades de Lucas y que tanto su padre como su madre están con tratamientos psiquiátricos y psicológicos.

«Tratamos de contener, pero hay que pagar cuentas e ir a trabajar igual, eso no te espera», señaló.

Romina indicó que la familia está «muy encima» de la causa penal: «Solo queremos saber dónde está Lucas y poder llevarle una flor al menos.»

En el expediente, a cargo del fiscal de Berazategui Daniel Ichazo, hay tres detenidos: Maximiliano y Cristian Centurión, hijo y sobrino respectivamente de un comisario mayor de la policía bonaerense, Francisco Cennturión; y el comisario Sergio Argañaraz, titular de la seccional 4ta. de Bosques.

Quiés están presos y por qué

Los primeros dos están con prisión preventiva como acusados del «homicidio calificado por ensañamiento y alevosía» de Lautaro; mientras que al restante se lo imputa de «encubrimiento calificado por ser el delito precedentemente grave y por su condición de funcionario público en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público».

Por el caso también estuvieron detenidos Luis Zaracho, jefe de Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes acusado de «encubrimiento» y luego fue excarcelado; y otro policía, Ramiro Forchinito, imputado por «falso testimonio» y ya liberado también.

«Esperamos que alguno de los detenidos hable para que nos digan dónde está, porque estamos buscando una aguja en un pajar», sostuvo Romina, quien apoyó la movilización de la familia Morello.

lautaro
siete meses del crimen de Lautaro y la desaparición de Lucas, siguen las marchas y búsquedas

La marcha por Lautaro

En la Rotonda de Alpargatas

Justicia

La marcha por Lautaro

lautaro
siete meses del crimen de Lautaro y la desaparición de Lucas, siguen las marchas y búsquedas

En tanto, fuentes judiciales informaron que no se descartan nuevas detenciones en la causa que, durante las últimas semanas tuvo allanamientos en un campo de la localidad de Brandsen, pero con resultados negativos.

Además, continúan los rastrillajes realizados por la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) en conjunto con buzos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) en unas canteras con agua, en la margen del Río Samborombón de dicha localidad, donde tuvo señal por última vez el celular de Lucas.

Unas de las pistas que se siguieron en los últimos meses apuntó al comisario mayor Centurión, a quien se le secuestró un móvil policial que él utilizaba y también se le allanó su casaquinta en La Capilla en busca de rastros de Lucas.

lautaro
siete meses del crimen de Lautaro y la desaparición de Lucas, siguen las marchas y búsquedas

Los pesquisas relevaron información aportada por testigos de identidad reservada que no habían sido allanados durante el primer procedimiento en el lugar realizado el 14 de diciembre pasado.

«Dentro de la casaquinta había siete construcciones, que son la casa donde vive Centurión, otras casas abandonadas, depósitos y galpones», explicó Romina.

A su vez, los peritos de la PFA cotejaron pelos y huellas hallados en el auto del comisario mayor con el ADN de Lucas, pero los resultados dieron negativo.

Sobre este sospechoso, la madre de Lautaro recordó que pidieron su detención por el caso «desde un principio».

Lucas fue visto por última vez el viernes 9 de diciembre en la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela, cuando pasó a buscar a Lautaro (18) para salir a festejar el triunfo de la Selección Argentina ante Países Bajos por las semifinales del Mundial de Qatar a bordo de un auto BMW que al día siguiente apareció incendiado.

El cuerpo semicalcinado de Lautaro fue hallado cerca de las 21.30 del 15 de diciembre a la vera de la autopista en construcción Buen Ayre, en Guernica, partido de Presidente Perón, y nada se sabe aún de Escalante.

Por su parte, los dos Centurión detenidos quedaron vinculados al caso tras el análisis de cámaras de seguridad y de antenas de telefonía celular.

En una filmación de una cámara de una estación de servicio de Florencio Varela se ve a Cristian Centurión cerca de las 0.30 del 10 de diciembre cargando nafta en un bidón blanco que se sospecha pudo haber sido empleado para incinerar el auto de Lucas y el cadáver de Lautaro.

Una de las hipótesis que se investigó fue que los dos imputados detenidos por el caso le ofrecieron a las víctimas vales de nafta gratuitos como método para atraerlas, y a raíz de esa sospecha fueron incorporados una serie de audios que los incriminan.

Desde la aparición del cuerpo de Lautaro, los familiares de ambas víctimas realizan marchas en reclamo de justicia y motivaron la remoción de la primera fiscal que tuvo el caso, Mariana Dongiovani.

Mientras tanto, el Gobierno nacional ofrece una recompensa de cinco millones de pesos la recompensa para aquellas personas que aporten datos que permitan dar con el paradero del joven desaparecido.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Defensa y Justicia clasificó para los playoff de la Copa

Defensa y Justicia logró un triunfo crucial anoche al...

Un manifestante de Berazategui perdió la visión de un ojo por la represión en CABA

Claudio Astorga, un vecino de 39 años de Berazategui...

Incendio despiadado en Allan: del robo al caos en un instante

En un suceso que estremece a Florencio Varela, un...