Un cruce dramático: la madre de Lautaro se cruzó en la calle con comisario acusado de encubrimiento

Date:

La escena es desgarradora por donde se la mire. Y debe poner a la Justicia de Florencio Varela, otra vez en estado de vergüenza. Estefanía Morello, madre de Lautaro, el joven de 19 años cuyo trágico destino conmocionó a la localidad el pasado 9 de diciembre, se topó en las calles de Florencio Varela con el comisario Luis Alberto Zaracho, exjefe de la DDI de Quilmes, quien actualmente enfrenta cargos de encubrimiento. El inesperado encuentro tuvo lugar esta semana, cuando la familia de Lautaro compareció ante el juzgado 6 del Dr. Carlos Agüero, responsable del caso. Cabe destacar que Zaracho había sido liberado previamente bajo la administración del magistrado anterior, Julián Busteros.

El brutal crimen de Lautaro

Por el brutal homicidio de Morello y la misteriosa desaparición de Escalante, se encuentran detenidos Cristian y Maximiliano Centurión, hijo y sobrino respectivamente, del comisario Francisco Centurión, también detenido en la causa quien anteriormente encabezaba la Delegación de Drogas Ilícitas de Quilmes y últimamente funcionaba como enlace entre la policía bonaerense e Interpol en La Plata.

Asimismo, otro policía, Ramiro Yair Forchinito (33), quien ocupaba una posición clave en el área vinculada con Interpol y funcionaba como mano derecha del comisario Centurión, estuvo bajo arresto por «falso testimonio», aunque actualmente goza de su libertad.

La última vez que se avistó a Escalante fue el viernes 9 de diciembre en Bosques, partido de Florencio Varela, cuando recogió a Morello a bordo de un automóvil BMW que apareció incinerado al día siguiente.

El cuerpo de Morello fue hallado cerca de las 21:30 del jueves 15 a orillas de la autopista en construcción Buen Ayre, en Guernica, partido de Presidente Perón, en posición boca abajo y en un estado de desarrollo avanzado, con signos de «asfixia». mecánica» según reveló la autopsia.

Como se recordará, un juez de Garantías de Quilmes se excusó de intervenir en la causa por la desaparición del joven Lucas Escalante, quien fue visto por última vez en diciembre cuando salió de Florencio Varela junto a su amigo Lautaro Morello, luego asesinado, al asegurar que fue «amenazado, difamado» y «hostigado», informaron fuentes judiciales.

Se trata del juez de Garantías 5, Julián Busteros, a quien la Cámara de Apelaciones de Quilmes le solicitó ésta semana que «dicte un nuevo pronunciamiento ajustado a derecho» respecto al delito de «privación ilegal de la libertad agravada por haber durado más de un mes y por ser cometida con violencia», del cual fue imputado el comisario mayor Francisco Centurión, en perjuicio de Escalante (26).

En agosto, Busteros dictó la prisión preventiva para Centurión pero por el delito de «sustracción de caudales públicos», por considerar que las maniobras que la fiscalía le imputó al policía «se acercan más a la figura de encubrimiento que en la presente no resulta punible», ya que uno de los principales acusados es su hijo Cristian, actualmente preso junto a su primo Maximiliano.

Esta decisión motivó una manifestación al día siguiente frente a la sede del juzgado por parte de familiares y amigos de Escalante, en reclamo de justicia y para terminar con la «corrupción».

En un fallo de 5 páginas, al que tuvo acceso Télam, el juez Busteros resolvió ayer excusarse «de intervenir» en el expediente y lo remitió a la sede de la Secretaría de Sorteos de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal Departamental para que se designe un nuevo Juzgado.

«A lo largo del proceso he sido amenazado, difamado, hostigado en los medios de comunicación, locales y nacionales, en las redes sociales y mediante carteles en la vía pública», argumentó el magistrado.

Al respecto, Guillermo Dieguez, abogado que representa a la familia de Escalante como particular damnificado en la causa, dijo que el fallo de Busteros «es un mamarracho jurídico y vergonzoso».

Si bien el móvil del hecho aún no está esclarecido, una de las hipótesis que se investiga es que Cristian y Maximiliano Centurión le ofrecieron como anzuelo a las víctimas los vales de nafta gratuitos que tiene la policía bonaerense para abastecer los móviles de combustible.

En el marco de la causa continúan los rastrillajes en distintas zonas de la zona sur del conurbano bonaerense, ordenados por el fiscal Ichazo y llevados a cabo por agentes, perros rastreadores, Defensa Civil y Bomberos de la Policía Federal Argentina (PFA).

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Roberto Mata Rodriguez «Hemos podido resolver el conflicto en Diarco Berazategui»

Comunicado del gremio mercantil que durante toda la semana...

Otro familiar detenido por el crimen de un joven en Varela

El caso del joven asesinado en el barrio Pico...

Desfalco en Varela: ordenan la libertad bajo fianza de los detenidos

Sentados en una celda de la alcaidía local, cuatro...