Un crimen, un sicario y el olor a la mafia

Date:

Se realizó ante el Tribunal Oral N° 1 de Quilmes la audiencia llamada 338, de ofrecimiento de pruebas de las partes en el caso del homicidio del contador Diego Guastini, quien fue asesinado a balazos por un sicario en 2019 en Quilmes. Por los hechos está procesado Marcelo Padovani, alias “El Pelado”, que irá a juicio ante un jurado popular.

Guastini siempre fue vinculado como financista de traficantes e informante de la Justicia, y muy cercano a los peor de los servicios de inteligencia y sus oscuros negocios.

La audiencia se desarrolló en la mañana del jueves en la sede penal de Yrigoyen 475 en Quilmes ante la doctora Marcela Vissio, la fiscal María de los Angeles Attarian Mena; el particular damnificado, el doctor Fernando Arias Caamaño y el abogado particular de Padovani ,Ángel Dorado.

Padovani está acusado del delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por el uso de arma de fuego”. Tal consta en la causa para los fiscales que llevaron adelante la instrucción, el crimen de Guastini se trató “claramente de un sicariato”, por lo que consideran que existieron agravantes como la participación premeditada de dos o más personas y la promesa remuneratoria.

Respecto a la participación de Padovani en el hecho, en la acusación se cree que el detenido era quien manejaba un Ford Fiesta que fue utilizado para emboscar a Guastini y facilitar el accionar de un sicario que lo asesinó a balazos.

El caso

El crimen de Guastini ocurrió la mañana del 28 de octubre de 2019, en la esquina de General Paz y Alberdi, a metros de la Municipalidad de Quilmes. La víctima vivía a la vuelta y pasaba todos los días por ese sitio, y esa mañana fue atacado a balazos por dos hombres en una moto, que contaba con un auto Ford Fiesta y una camioneta Toyota Hiliux de apoyo, cuando iba a bordo de su Audi A4 gris.

Se especula; en la causa; que Padovani conducía ese Ford Fiesta y detuvo su marcha delante del Audi de Guastini para obligarlo a detenerse y, en ese momento, apareció el sicario que lo asesinó. Tras escuchar los disparos, personal policial halló a Guastini tirado sobre la vereda a metros de su auto, herido de bala, inconsciente y con una pistola marca Glock calibre 40 en la cintura.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Fraude en tránsito: cómo se puso en marcha el desfalco

El corazón administrativo de Florencio Varela se ve sacudido...

Varela: cómo es el acceso a la Historia Clínica Digital

En un mundo donde la tecnología avanza a pasos...

Johana, primera mujer en vigilancia de una cárcel de hombres

Florencio Varela. Desde el miércoles pasado, un aire de...

Milei registra su imagen más baja en Florencio Varela

Un estudio reciente revela que el presidente Javier Milei...