En en uno de sus últimos actos como Gobernadora, Vidal estuvo en Quilmes con Martiniano

Quilmes fue sede de un encuentro del OPISU con vecinos de los barrios donde este organismo desarrolló acciones para mejorar la calidad de vida.

Con la presencia de la gobernadora María Eugenia Vidal, el intendente Martiniano Molina ofició de anfitrión en un encuentro del OPISU (Organismo Provincial de Integración Social y Urbana) con vecinos de los diferentes barrios donde este organismo desarrolló acciones en pos de lograr una verdadera transformación social.

Luego de escuchar a los vecinos, María Eugenia Vidal les dijo: “Hay muchas palabras que me gustaron de lo que nos contaron: esto de volverse a sentir dignos como ciudadanos y de ponerse el barrio al hombro. Esto representa lo que yo soñé, lo que el OPISU hizo. Este equipo no existe sin ustedes. OPISU es de los barrios, es de los vecinos, y desde ahí es que tenemos que seguir trabajando juntos para que crezca”.

En esta línea, Martiniano aseguró: “Estoy sumamente agradecido con la gobernadora y el equipo de OPISU por haber colaborado con tantos vecinos quilmeños que hoy ven posible que las cosas se hagan de otra forma, se hagan en serio y para siempre. Nosotros nunca prometimos nada, sino que trabajamos para solucionar los problemas”.

También participaron del evento la ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, y el ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, Santiago López Medrano.

Los barrios donde desarrolla su accionar el OPISU son: Itatí en Quilmes; La Cava en San Isidro; Libertad en Almirante Brown; Carlos Gardel en Morón; Villa Porá en Lanús; Costa Esperanza en San Martín; El Garrote en Tigre y Puerta de Hierro en La Matanza.

La jornada, que se realizó en las instalaciones del Centro de Producción Audiovisual Leonardo Favio en Bernal, contó además con la presencia del subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia de Buenos Aires, Alex Campbell; la directora del OPISU, Milagros Maylin; el jefe de Gabinete del Municipio de Quilmes, Guillermo Galetto, y el titular del Concejo Deliberante local, Juan Manuel Bernasconi, entre otras autoridades.

Alaniz entre los «sin tierra» que estuvo con Vidal: la gobernadora les pidió «unidad» también en los concejos

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal encabezó una reunión con referentes de Juntos por el Cambio, de la que participó el concejal Pablo Alaniz junto a otros ex candidatos a intendente por dicho espacio.

Durante el encuentro, llevado a cabo en La Plata, la mandataria hizo alusión a la importancia de «no bajar los brazos y de seguir dando las peleas que venimos dando hace cuatro años, con honestidad, con verdad y con hechos concretos. Eso es lo que nos caracteriza y a eso vinimos».

En esa línea, Alaniz expresó que «los resultados de las elecciones no significan el final de nada, porque no vinimos a probar suerte sino a trabajar de verdad, con la convicción de que otro país, otra provincia y otro Varela son posibles» y concluyó: «vamos a seguir trabajando junto a cada vecino por la ciudad que nos merecemos, defendiendo lo que logramos y pensando juntos en lo que queremos a futuro. Quienes creyeron que nos quedamos con las manos vacías están equivocados, porque la mitad de los varelenses quiere un cambio de verdad y sus ganas son nuestro mayor incentivo. Tenemos más fuerzas que nunca».

Vidal, les pidió a los candidatos a intendente que perdieron las elecciones que continúen trabajando aglutinados en Juntos por el Cambio y no rompan los bloques unificados de los concejos deliberantes.

En su búsqueda por posicionarse como la principal referente de la oposición en la provincia de Buenos Aires, Vidal recibió esta tarde a los candidatos «sin tierra», referentes del oficialismo que son oposición en sus municipios, y que resultaron derrotados en las últimas elecciones.

Como lo viene haciendo en cada encuentro con los dirigentes de su espacio, Vidal puso énfasis en la «unidad» de Cambiemos, y pidió reforzar el denominado «Foro de Cambio», un espacio comandado por el ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano (quien fue candidato de San Martín), que aglutina a todos los «sin tierra».

Vidal les pidió a sus candidatos que sigan trabajando en equipo «para enfrentar el enorme desafío que tiene el espacio por delante, de ser oposición y construir de nuevo».

«Nuestro camino sigue siendo el mismo. Comprometernos con la gente y cambiarles la vida a los bonaerenses», indicó la mandataria. En este marco, Vidal hizo énfasis en mantener los bloques de concejales unidos, tal como busca en la Legislatura. «Hacer un interbloque es romper la confianza de a gente que nos votó», razonó uno de los dirigentes presentes en el encentro.

Según trascendió, el vidalismo pretende canalizar el trabajo de los concejales a través del «Foro del Cambio», que podría dividirse en secciones electorales para mejorar la articulación territorial entre sus miembros. La apuesta de actual oficialismo es, en este punto, mantener la mayor masa de músculo político para sostener en los hechos el perfil opositor que Vidal cultivará desde el 10 de diciembre.

Vidal asume el comando del PRO bonaerense

La gobernadora María Eugenia Vidal será proclamada el próximo 2 de octubre como la nueva presidenta del PRO bonaerense mediante una lista de unidad que integran los distintos sectores del espacio y que es secundada por Jorge Macri como vicepresidente, evitando los comicios internos y llevando así al partido a recobrar la personería jurídica perdida en 2015.
Según anticipó el ministro de Gobierno bonaerense, Federico Salvai, «la lista de unidad se promulgará el 2 de octubre, al no presentarse otros candidatos, y de este modo se saldrá de la intervención del partido».
«Con María Eugenia como máxima autoridad de la Provincia, el partido se regulariza y con esto recuperamos la personería jurídica», remarcó Salvai, histórico armador político de la actual gobernadora.
La lista de unidad, que ya está cerrada y firmada por todos sus integrantes, lleva en su composición a las diferentes expresiones de un partido que tiene poco más de una década de vida en el mayor distrito del país pero que creció vertiginosamente en los últimos dos años.
El hasta ahora presidente partidario, Jorge Macri, ocupará la vicepresidencia, y la comisión directiva incluirá a la diputada Silvia Lospennato, el viceministro de Interior Sebastián García de Luca y al legislador bonaerense Marcelo Daletto, dirigentes alineados con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y que -según pudo saber Télam-, se debieron afiliar al partido la semana pasada.
El intendente de Vicente López dijo a Télam que sentía una «gran alegría» por la normalización del partido: «Hoy es una fuerza mucho más grande que tiene que gobernar la provincia además de muchos municipios. Como uno de los padres de la criatura -fundó el partido en 2004-, disfruto el crecimiento del niño».
«Más allá de las tensiones puntuales, que no son permanentes y a veces responden a un momento, después se encuentran las soluciones», dijo el primo del Presidente en alusión a las divergencias entre el vidalismo y el sector alineado a Monzó, que alcanzaron un acuerdo.
Al respecto, García de Luca -referente PRO en Chivilcoy y segundo de Rogelio Frigerio en Interior- celebró también la unidad alcanzada: «Nos une el objetivo de trabajar juntos en la Provincia para consolidar la estructura con la que venimos trabajando hace años».
«También desde lo partidario, seguiremos trabajando en la construcción política del macrismo, y en nuestra provincia, en línea con la gobernadora, como lo hacemos desde el primer minuto con Emilio Monzó», resaltó el viceministro.
Como en otras oportunidades, el macrismo digirió internamente las divergencias y apostó a evitar comicios internos con la unidad casi forzosa que implicaba la candidatura de Vidal para presidir el partido -tras doce años de estar al frente Jorge Macri-, conteniendo a la vez al sector de Monzó, quien reclama desde hace meses un espacio mayor de decisión y autonomía en la negociación con dirigentes peronistas.
También estarán en el consejo partidario el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich; el intendente de Lanús, Néstor Grindetti; y el referente del PRO en Florencio Varela, Pablo Alaniz (cercano a Marcos Peña).
Entre los referentes de Jorge Macri que formarán parte del consejo estará la diputada Soledad Martínez y, a cargo de la secretaría de Juventud (la única que ya está designada), la legisladora provincial Verónica Barbieri.
En febrero de 2015, la Junta Electoral bonaerense había ordenado la caducidad de la personería jurídica del PRO en la provincia, por no haber participado de dos comicios consecutivos (2011 y 2013), por lo que el partido a nivel nacional debió intervenir su filial bonaerense.
Desde marzo pasado, el vidalismo, con Salvai a la cabeza, venía trabajando la idea de una lista de unidad que evite comicios internos y de paso devolverle su personería jurídica, algo que es también una oportunidad para consolidar el liderazgo de la gobernadora.