Otro escándalo policial en Varela: detuvieron a tres policías acusados de hurto y extorsión

Hay policías buenos y policías malos, como en toda profesión. Los primeros quieren erradicar a los segundos, porque quieran o no, los segundos manchan el uniforme. Pero muchas veces se topan con un entramado de jefaturas que los mantiene paralizados. Y da bronca.

Hace apenas unos días dábamos cuenta de una grave denuncia sobre dos policías de un patrullero al que una vecina acusó de robarle dinero a su hijo durante un requisa. Nadie la escuchó. El secretario de seguridad municipal, ex comisario Roberto Mongelos, no tiene contacto con los vecinos y solo le gusta practicar tiro en la cava de Hudson, algo prohibido por la normativa.

Aunque, a decir verdad, el comando de las fuerzas de seguridad, pertenece al orden provincial y no municipal. Y la Dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires le pidió a la vecina que denuncie con nombre y apellido y no por la publicación de un diario. Lo hizo, pero igual cayó en saco roto.

Pues bien, así las cosas, los efectivos policiales se descontrolan y atentan contra los vecinos cuya seguridad deben custodiar.

Este domingo, en horas de la madrugada, tres efectivos policiales del Comando de Patrullas de Florencio Varela fueron detenidos acusados de «Hurto Agravado y Extorsión» en una causa que tramita la fiscalía 5 varelense, del Dr, Pagliuca.

Según pudo saber Infosur, pese al cerrado hermetismo policial, un hombre de 32 años fue extorsionado cuando la patrulla policial desembarcó en su vivienda ubicado en la jurisdicción de la comisaría segunda de Florencio Varela y, siempre según la denuncia, para que no se labren actuaciones judiciales. No obstante ello, una vez que se fueron de la vivienda, el sujeto notó el faltante de más dinero.

Fue así que radicó la denuncia en la comisaría de turno, la 5 del Dr. Pagliuca, quien tomó inmediata intervención, se presentó en la comisaría segunda y ordenó la detención de los tres efectivos policiales. La información judicial señala que en bolsillo de los uniformados encontraron unos 60 mil pesos que fueron devueltos al denunciante.

Ampliaremos