Habló la madre de Paula y dijo que «teme por su vida»

Destrozada y con miedo. Así está hoy Sandra, la madre de Paula Martínez, la joven que denunció en el 2016 a cinco hombres por una violación en grupo y que nunca tuvo Justicia. Mientras espera la autopsia sobre el cuerpo de su hija, manifestó que teme por su vida.

“Estoy destrozada, me abandonaron todos. Ella se quedó sola y así terminó, pedí ayuda a todo el mundo porque ya no podía ayudarla, más que estar ahí con ella. La mataron en vida, son asesinos, como todos los violadores, y ahora la terminaron de matar. Ellos la llevaron a esto”, dijo Sandra, la mamá de Paula, en una entrevista con el programa “Chiche 2021″, por Crónica HD.

Ya en el 2019 Sandra había difundido un video clamando Justicia por su hija que ese año fue internada inmersa en un cuadro depresivo y bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico, proceso que atribuyó a las vejaciones que la chica sufrió hace cinco años.

También Sandra narró toda una serie de episodios de hostigamiento y amenazas constantes que atravesaron desde entonces, tanto Paula como su familia, presuntamente de parte de familiares de los sospechosos de haber participado de la violación.

Desde hacer roncar una moto en la puerta de mi casa hasta pasarse el rastrillo de la máquina de cortar pasto por los testículos, haciendo gestos. Todas las mujeres parientes de ellos defendiendo a los violadores, filmándome a mí con todos mis chicos y los de ella, hostigándonos, pasando por nuestra calle, gritándonos ‘putas’, ‘drogadas’“, contó Sandra.

La madre de Paula Martínez insistió en relatar los amedrentamientos que, afirma, debió padecer hasta no mucho tiempo atrás. Habló, incluso, de un presunto intento de asesinato del mayor de sus nietos, hijo de la joven que fue hallada el domingo por uno de sus tíos, colgada de un ventilador de techo de su casa, en Florencio Varela.

“Hemos tenido custodia un año; ahora ya no tenemos. Hace unos días pasaron por casa con un auto gritándonos cosas; de todo nos dijeron, y yo les respondí. Hasta intentaron matar al nene de 7 años, lo quisieron chocar con una moto. Le pasaron por al lado a toda velocidad al hijo de Paula”, denunció.

Con respecto a los imputados por el salvaje abuso sexual, que iban a ser enjuiciados en marzo de 2022, Sandra aclaró que “hay cuatro detenidos con prisión preventiva y un prófugo”, y recordó que, al momento de sindicarlos, ella reconoció solo a cinco, pero además “vio a otras figuras, aunque no llegó a reconocer quienes son”.

“Quiero dejar en claro algo: Yo no me voy a matar. Si algo me pasa, me lo hicieron. Me llega a pasar algo y es porque me mataron”, alertó.

Intimidaciones, depresión, miedo

La madre de Paula se refirió a la falta de continuidad del tratamiento psicológico que recibía su hija y cuestionó: “¿Cómo pretendían que ella tuviera una continuidad si ni siquiera podía salir de mi casa? Yo tengo un Renault 12 viejo que se cae a pedazos para andar con mis hijos y mis nietos, porque si salíamos caminando nos cruzaban en la calle. Ella, por su condición de salud, no podía salir; le estaban haciendo un tratamiento por videollamada”, explicó.

Sandra deslizó sus dudas con respecto a la causa del fallecimiento de su hija y dijo que la Justicia “todavía no le confirmó nada”. Añadió que se encuentra a la espera del resultado de los peritajes y exigió que se lleve a cabo una investigación “a fondo” sobre lo ocurrido este domingo.

“Lo único que quiero decir es que sé que ahora ella está en paz y ya no con esa tortura psicológica. Yo voy a luchar para tratar de conseguir prisión perpetua para estos asesinos. Hasta ayer luché para mantenerla con vida. Y no pude. No pude…”, concluyó, con dolor.