Cómo será la nueva base Operativa Pozos y Agua de Aysa

AySA eligió a ECOSAN para la construcción del edificio. Se trata de una obra de 890 m2 en total dentro del predio de Florencia Varela, construido bajo la metodología del sistema modular.

El proyecto encomendado a Ecosan, empresa argentina con 25 años de trayectoria  en soluciones en construcción industrializada, contempló la obra de un moderno edificio con características edilicias clave como amplios espacios de trabajo, iluminación y ventilación natural en todos los locales. Además, cuenta con espacios comunes de esparcimiento y terrazas, concebidos para lograr un ámbito laboral de óptimas condiciones y seguridad, adaptados a las nuevas demandas post pandemia.

 La Nueva Base Operativa de Pozos y Agua de Florencio Varela incluye un edificio central con talleres, depósitos, oficinas, comedor, vestuarios, sanitarios, terrazas y espacios comunes de 890 m2 distribuidos en dos niveles, dentro de un predio con 2720 m2. Sumando 200 m2 cubiertos para obras complementarias dentro del funcionamiento de la base operativa como, por ejemplo, depósitos de combustible, hipoclorito, cámara transformadora, oficinas de seguridad, entre otros.

 “La complejidad de la obra demandó que nuestro equipo de proyecto y planificación, que se distingue por su experiencia y capacidad técnica para proyectara soluciones a medida a través de prototipos, soluciones típicas y detalles constructivos personalizados de alta complejidad que pudieran replicarse a futuro en otros edificios con similares características a esta obra. Esta característica vuelve más eficiente el proceso de construcción modular y disminuye los costos”, cuenta Juan Pablo Rudoni, Presidente de Ecosan SA. Para esta obra se elaboraron un gran número de soluciones técnicas y detalles constructivos personalizados de alta complejidad apuntados a lograr la velocidad necesaria para dar respuesta al exigente plazo de construcción dentro de las condiciones de calidad, arquitectura e imagen solicitadas por el cliente.

 La nueva puesta en marcha de la obra, beneficia a 14 millones de usuarios de la zona y facilitará la operación de 40 sanitaristas, que atienden 131 pozos de agua en dicha zona de concesión.

CARACTERÍSTICAS Y EFICIENCIA

 El edificio, fundado en una platea de hormigón armado in situ, tiene una estructura metálica de rápido montaje, prefabricada en planta con perfiles laminados mediante equipos de corte computarizados, sobre la cual se apoya el entrepiso de losetas de hormigón y se toman los termopaneles que conforman la envolvente (techos y muros) y las divisiones del edificio.

 Los cerramientos se completan con ventanas de aluminio y grandes frentes integrales de vidrio con parasoles exteriores de chapa microperforada que permite una excelente iluminación del edificio a la vez que controlan el ingreso de sol directo y regulan la temperatura interior.

Los pisos se revistieron con microcemento industrial de alta resistencia y se utilizaron terminaciones metálicas, especialmente desarrolladas para todos los encuentros de la obra,  que le dan al edificio un acabado limpio y moderno. Además cuenta con instalaciones de última tecnología en materia de networking, climatización de VRF regulable por sectores, seguridad controlada a distancia y sistemas para control y mitigación de incendios.

 El sistema constructivo del edificio central permitió utilizar materiales que, además de brindar una alta calidad de terminaciones, cumplen con estrictos criterios de sustentabilidad, permitiendo la optimización de la aislación térmica, que permite un importante ahorro energético,  el cuidado del agua, propio de la construcción en seco y el uso eficiente de materiales logrado a partir de la modulación en base a piezas prefabricadas que evita los desperdicios.

 Cabe destacar que la obra de este edificio se combinó con construcción tradicional húmeda para el resto del predio, lo que ejemplifica la versatilidad de Ecosan, con una reconocida trayectoria en construcciones metálicas, para cumplir con plazos de entrega muy acotados usando diferentes sistemas constructivos. Demostrando que la alta velocidad de construcción alcanzada, no radica exclusivamente en los materiales utilizados, sino en la metodología de trabajo, organización de obra y capacidad logística de la empresa.