Quilmes: le quitaron la licencia por correr picadas

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el Municipio del partido de Quilmes suspendieron la licencia de conducir de un joven automovilista por correr picadas, y presentarán una denuncia penal por «delitos contra la seguridad del tránsito», informaron fuentes oficiales.

Tras identificar al conductor por mostrar este accionar irresponsable en sus redes sociales, donde publicaba diversos videos cometiendo faltas de tránsito graves, la ANSV -organismo del Ministerio de Transporte– solicitó al Municipio del sur del Gran Buenos Aires que le suspenda la licencia.

Además, el organismo nacional denunciará penalmente al conductor por la violación del artículo 193 bis del Código Penal, por crear una situación de peligro para la vida de las personas mediante la participación en una prueba de velocidad o de destreza con un vehículo automotor y sin la autorización de la autoridad competente. La sanción estipulada para este tipo de conductas es de seis meses a tres años de prisión y la inhabilitación para conducir por el doble de tiempo de la condena.

Al respecto, el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano, expresó: “Ni bien tomamos conocimiento de esta situación pedimos la inmediata suspensión de la licencia, porque es el claro ejemplo de alguien que muestra un desprecio total por las normas y que no le interesa en lo más mínimo la posibilidad de provocar un siniestro vial que pueda lastimar o matar a alguien”.

“Gracias a una respuesta rápida del municipio de Quilmes, este conductor temerario ya fue sancionado. Desde la ANSV no nos da lo mismo, por eso quien represente un peligro para los demás a bordo de un vehículo, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que responda por sus hechos”, agregó el funcionario.

El pedido surge a partir de la disposición 384/2020 impulsada por la ANSV, que permite la suspensión provisoria de la Licencia Nacional de Conducir de conductores que presenten algún tipo de alteración de su aptitud para conducir y que registren un grave peligro para la seguridad vial o perjudiquen notoriamente el interés público comprometido.