Piden prisión perpetua para el asesino de Ramona Murúa, esta semana el Tribunal N° 1 de Varela dará su veredicto

Date:

El Tribunal oral en lo Criminal  Nº 1 de Florencio Varela comenzó a juzgar el pasado jueves 8 de febrero a José Aldo Costilla, de 50 años, por el delito de homicidio calificado por ensañamiento de su Ramona del Carmen Murua (56) a quien, según la investigación,  habría asesinado el miércoles 9 de marzo de 2022 en la vivienda de esta de la calle Brochero entre Charcas y Amenabar, en el barrio de Bosques. En el debate quedó en claro que Murua y Costilla no mantenían ningún vinculo amoroso, pero si él vivía en la casa de Murúa “Ella le prometió a su esposo que no iba a dejar en la calle a Costilla” aseguró uno de los testigos en el debate. Esta semana, se conocerá el veredicto que podría ser una pena por el delito de  femicidio.

Por la audiencia desfilaron ante  los jueces Dra. María Florencia Butiérrez, Dr. Jorge Franklin Moya Panisello y Dra. María Constanza Fonrouge,  los testigos presentados por el Fiscal DinoMaistruk entre los que se encontraron familiares y vecinos de Ramona, todos fueron claros en descartar que Murua era la propietaria de la vivienda de calle Brochero y que hacía más de dos décadas que veían en la misma a Costillas y que él había llegado allí traído por el esposo de Murua para ayudarlo con una enfermedad que padecía.

Todos los testigos descartaron vínculo afectivo entre la víctima y su victimario al punto de que declaró la pareja de la victima de apellido Mamami con quien Ramona mantenía una relación hacia 10 años. Este aseveró “Ella me dijo que él estaba ahí porque en el lecho de muerte de su marido ella le prometió no dejarlo en la calle. Tiempo antes de lo que pasó con ella teníamos pensado vender su casa, comprarle algo a él e irnos a vivir al norte argentino para empezar nuestra vida juntos, él le negó esa oportunidad”.

Otro de los testigos fue Rosa, sobrina de Ramona, quien llegó junto a más familiares de la victima a Florencio Varela para presenciar del debate oral y verle el rostro a asesino de Murua. La joven muy angustiada dijo a los magistrados que “Costilla le había escrito a través del Messenger de  Facebook que había matado a su tía por celos” y que Costilla justificó su accionar diciéndole “ la maté porque me engañaba”. La sobrina de Murua también fue clara “mi tía no tenía ningún tipo de relación con él. Muchas veces le dijimos que lo echara, pero ella ayudaba a tanta gente que le daba lástima dejarlo en la calle… Ella le daba el plato de comida, le daba el techo y él terminó quitándole la vida, es algo que no podemos entenderlo”.  

Quienes confirmaron la inexistencia de relación afectiva entre Murua y Costillas fueron sus vecinos, Leguiza y Estela. Ambos fueron claves al remarcar que conocían a los dos por vivir en la misma cuadra y que en algunas ocasiones habían consultado por el vínculo que los unía y que la respuestas fueron de que “vivían en  la misma casa pero no tenían nada afectivo”.

Alegatos

En algunos de los tamos de su alegatos el Fiscal Dino Maistruk aseveró “Ella ( Ramona) siempre se resistió a ser dominada por él.  Se resistió a ser su pareja a cumplir su voluntad, pero al final él la dominó físicamente e causándole una muerte con violencia…en el cuerpo de Ramona se encontraron golpes  los que hablan de un ensañamiento; lesiones en varias partes de su cuerpo: espalda, cara, piernas. Costilla le causó a Ramona un innecesario sufrimiento… él la mato por  celos”.

Además resaltó Maistruk que Ramona “era víctima de violencia de género. Una violencia extendida en el tiempo”. Por último, aclaró el representante del Ministerio Publico Fiscal que si bien la víctima y su victimario no mantenían una relación sentimental el hecho debe ser considerado como un femicidio porque ambos mantenían una convivencia.  Y por ello Costilla debe ser condenado a la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado por ensañamiento en contexto de violencia de género (art.80 inc.2  y 11; 79 CP).
A su turno, la defensa de José Aldo Costilla a cargo del  Dr. Martín Iturburu planteó en su alegado que dado a que no se demostró relación de pareja entre ambos que en caso de ser encontrado culpable que sea bajo la calificación de homicidio simple.

Antes de cerrar el debate Aldo Costilla declaró ante los jueces que “Jamás le falte el respeto en todos los años que viví con ella” y sindicó su accionar contra Murua como causadas por la ingesta de alcohol y estupefacientes.
Según se adelantó, el jueves 15 del corriente los magistrados del TOC 1 de Florencio Varela notificaran a las partes el veredicto contra José Aldo Costilla.

“Queremos justicia por Ramona”

Así se manifestaron la hermana, el hermano , la sobrina, la pareja y la vecina de Ramona Murua quienes estuvieron en el debate oral a cargo del TOC1 . Llegados desde la provincia de Catamarca clamaron para que el Tribunal  le imponga a Costilla una pena que le impida volver a hacer daño. “ Ella le juró a su marido de que no lo iba a dejar en la calle a Aldo y eso le causó la vida” declaró Rosa sobrina de la mujer.

Los hermanos de Ramona remarcaron “Sabíamos que ella quería sacarlo de su casa, pero no tuvo la fuerza para hacerlo”. “Mucha veces lo intentó echar, pero para ella era más fuerte cumplir lo que le juró a su marido, al amor de su vida cuando murió que pensar en su vida”.

El caso

El cuerpo sin vida de Ramona del Carmen Murua (56) fue encontrado en la mañana del jueves 10 de febrero en su vivienda de la localidad de Bosques en Florencio Varela; el mismo se encontraba envuelto con una sábana verde y tenía golpes en el rostro. En horas de la tarde del miércoles 9 de marzo, personal policial tras un llamado al 911 por parte de Miguel M. Se hizo presente en la calle Brochero entre Charcas y Amenabar, en el barrio de Bosques, dado que no podían encontrar a Ramona del Carmen Murua, su pareja.

Antes, Miguel había ido a la casa de Carmen a buscarla ya que no se había presentado a trabajar; luego se acercó a la remiseria, lugar donde él había acompañado a Ramona y corroboró con el chofer que esta había llegado a su domicilio la noche anterior.

Preocupado por su pareja, Miguel volvió a la vivienda solicitó la presencia policial e intentó ingresar a la casa con una vecina desde una propiedad lindera ya que no había nadie en el lugar.

Al ingresar, los agentes de la bonaerense encontraron el cuerpo sin vida de la mujer tendido en el suelo; estaba envuelto con una sábana verde en el torso y sus miembros inferiores con una manta floreada. Además, encontraron que la víctima tenía golpes en la cara.

Por el hecho fue detenido José Aldo Costilla en una casa de calle 12 de Octubre y Belgrano de barrio Villa Vatteone. La investigación estuvo  a cargo del Dr. Bustos Rivas de la UFI y J Nº 5 descentralizada de Fcio Varela.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Defensa y Justicia clasificó para los playoff de la Copa

Defensa y Justicia logró un triunfo crucial anoche al...

Un manifestante de Berazategui perdió la visión de un ojo por la represión en CABA

Claudio Astorga, un vecino de 39 años de Berazategui...

Incendio despiadado en Allan: del robo al caos en un instante

En un suceso que estremece a Florencio Varela, un...