Home Actualidad Paro de colectivos en Varela, Quilmes y Berazategui: qué líneas están afectadas

Paro de colectivos en Varela, Quilmes y Berazategui: qué líneas están afectadas

0
393
Colectivos
Levantan el paro y comienza a normalizarse el paro de colectivos en Quilmes y Varela.

En una jornada caótica para el transporte público del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), dos líneas de colectivos decidieron no prestar servicios desde las 0 horas de hoy. Las afectadas son las líneas 338 y 406, que directamente paralizaron sus recorridos debido a lo que los trabajadores denuncian como «falta de pago de viáticos» y la ausencia de una «fecha comprometida de pago».

A su vez, las líneas comunales y provinciales del conurbano que circulan en el AMBA, numeradas desde el 200 en adelante operan con horarios y frecuencias reducidas en un reclamo patronal por las deudas acumuladas en concepto de subsidios y el congelamiento de tarifas. Este escenario deja a miles de usuarios enfrentando demoras y complicaciones en sus traslados diarios.

Las Cámaras de Empresarios del Transporte, representantes de las cinco cámaras empresas de colectivos del AMBA, habían anticipado la reducción del servicio debido a la falta de pago de los subsidios al transporte. En un comunicado conjunto, denunciaron una deuda acumulada de 9.000 millones de pesos desde octubre, además de otros conceptos pendientes.

«Durante la semana anterior anticipamos que la falta de pago de las compensaciones (subsidios) al transporte provocaría la reducción o paralización de servicios en la mayoría de las líneas provinciales y comunales que circulan en el AMBA», expresaron desde la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta).

Además, los patronales estiman que la mayoría de las empresas del conurbano no podrán continuar prestando servicios de forma habitual, generando un impacto significativo en la movilidad de los usuarios en los próximos días.

Ante este escenario, los pasajeros se ven obligados a lidiar con la incertidumbre de recorridos interrumpidos, demoras y la posibilidad latente de un agravamiento en la prestación de servicios a medida que avanza la semana. Mientras tanto, las autoridades aún no han brindado soluciones concretas para resolver la crisis que afecta a millas de usuarios del transporte público en la región. La incertidumbre crece, y la paciencia de los usuarios se ve puesta a prueba en este complicado panorama del transporte en el AMBA.