Mochila y manta de juego, el kit de crianza cercana que más eligen las mamás activas

Trabajar desde casa, ir al gimnasio, atender las tareas domésticas. Todos los días, las madres primerizas o experimentadas necesitan dos cosas en su rutina: moverse cómodamente con manos libres y no descuidar a sus hijos, sobre todo en la primera etapa de vida. Los objetos aliados del porteo combinan las mejores ventajas.

Quienes viven la maternidad saben que muchas veces poder estar al frente de todas las tareas necesarias implica un desafío grande. Sobre todo, cuando se trabaja en forma constante y se necesita libertad de andar, e incluso cuidar a otros hijos más grandecitos. Para bien, cada vez existen más productos que ayudan a las mujeres con hijos a desempeñarse en la rutina sin postergar la crianza y cuidándolos.

La mochila portabebé es uno de esos artículos que enfatiza en el amamantamiento y movilidad cómoda para ambos, cuidando la ergonomía. Un método al mejor estilo canguro de otras épocas, que refuerza la filosofía de crianza unida al vínculo cercano deseado luego de parir, mientras suma seguridad física y emocional, aun en el movimiento, y propicia el mejor comer y dormir de los bebés al sentirse resguardados.

La postura deseada se alcanza solo con situarlo en la línea de la cintura de quien lo porta. En esa posición, permite el desarrollo satisfactorio de la columna del menor, mientras le permite a su tiempo descubrir su alrededor, sin sentirse desprotegido, tal y como si se mantuviera en la panza, porque simula lo mejor del vientre materno, siendo una continuidad para el pequeño.

El otro elemento infaltable en los primeros años de los niños es la manta de actividades. Más conocida como play mat bolso, un tipo de superficie similar a una colchoneta que consiente la estimulación en estos primeros meses del bebé buscando su desarrollo orgánico y cognitivo, y que permite convertirlo en un cómodo y lindo bolso de traslado en el que además de llevar sus elementos favoritos puede descansar, gracias a su cierre, tiras y base reforzadas.

Ideal para volverlo su rincón lúdico y concentrar en ese espacio sus juguetes y quehaceres de crecimiento, también otros amiguitos y hermanos, sin interrumpir ni poner en riesgo su desplazamiento a gusto, a medida que incorpora nuevas destrezas relacionadas con la motricidad y el descubrir. Una superficie que le da autonomía mientras delimita.

Teniendo estas opciones de porteo y juego al alcance, ahora las mamás trabajadoras encuentran más confort y facilidad en su día a día, sin resignar cercanía ni cuidado recomendado por los especialistas. Objetos especialmente pensados y diseñados para aliviar la rutina y, con el aval médico-científico, volverse aliados del crecimiento actual en los más diversos aspectos.