Connect with us

Actualidad

Lomas de Zamora: La familia comprometió a la pareja acusada de matar a golpes a su propia hija

Published

on

A casi cuatro años del crimen de Zamira Domínguez, una niña hipoacúsica de 5 años que fue asesinada a golpes en 2018, en Monte Grande, este miércoles comenzó el juicio oral y la familia de la víctima relató los maltratos que sufría la menor de parte de su madre y la pareja de la mujer.

En la primera audiencia que se le sigue a Brenda Fernández (25) y Brandon González (23) acusados de asesinar a golpes a Zamira Domínguez, los familiares de la menor describieron el estado de abandono y los maltratos físicos a los que fueron sometidas la menor y su hermana melliza antes del triste desenlace que terminó con la vida de Zamira.

Fernández, la mamá de la víctima, llegó a juicio oral y público acusada por el delito de “abandono de persona y lesiones leves seguido de muerte agravado por el vínculo” mientras que Damián Brandon González, la pareja de la mujer, está imputado por “homicidio agravado por ensañamiento y alevosía”. El proceso lo lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora.

¿Qué dijo la familia de Zamira?

La primera en declarar fue Adriana Libonatto, la tía de la víctima, quien afirmó: “Zami tenía muchas ganas de vivir. De todas las veces que estuvo internada salió. Brenda siempre decía que la nena se hacía la tonta. Negaba que ella era sorda y nunca quiso colocarle los audífonos”.

Luego apuntó contra la higiene de las mellizas al sostener que los días que las nenas visitaban a la familia paterna “llegaban sucias y con la cabeza llena de piojos”.

Además, Libonatto contó que en el día más frío del año, llegaban a la escuela sin abrigo. “Zamira iba a un jardín común con su hermana y después tenía que ir a una escuela para sordomudo donde aprendía lenguaje de señas. La mayoría de las veces no iba y cuando iba Brenda se la olvidaba y las maestras nos llamaban para que la fuéramos a buscar”.

Los golpes y el día del hecho

Libonatto contó que un día la menor llegó a su casa “toda mordida en los brazos, las piernas y el cuello. Golpeada en todo el cuerpo. No lo podía creer y saqué fotos para llevarlo al juzgado. Nunca investigaron nada. La madre decía que Zami era inquieta, que se cayó, hasta que su hermana empezó a hablar”.

Por su parte, la abuela paterna de la menor, declaró que la acusada “la amenazaba” con no dejarla ver a sus nietas. “Brenda nos amenazaba con llevarlas a vivir a Necochea donde estaba su madre”, explicó y, agregó: “Las maestras nos decían que se daban cuenta cuando ellas estaban con la abuela porque llegaban limpias y cuidadas”.

De acuerdo a la acusación, el hecho ocurrió el 28 de septiembre de 2018, entre las 12.30 y las 15 horas. En ese contexto, Brandon González quien estaba al cuidado de las mellizas le propinó golpes en el cuerpo a Zamira. Luego Fernández la llevó al Hospital Santamarina, de Monte Grande, donde la nena ingresó muerta.

La autopsia determinó que Zamira tenía golpes y había sufrido un pisotón que dañó varios de sus órganos y una vena, lo que generó una hemorragia interna que le causó la muerte.

Este miércoles, Marcos Frías, el perito que analizó la autopsia aseguró que “la muerte se originó por mecanismo violento” y que estaban “dañados las vísceras y los órganos internos (el riñón y el hígado)”. Cuando el fiscal de la causa, Andrés Procopio le consultó ¿qué hubiese pasado si fuera asistida en cuestión de horas?, el médico señaló que “se hubiera recuperado el estado de salud de la víctima”.

“Brenda nos dijo que se atragantó comiendo pizza”, declaró Ricardo, el tío de Zamira. Luego contó que el papá de Brenda le dijo que “pidiera que se le realizara una autopsia a Zamira” porque cuando vio a su nieta en el hospital notó que tenía “moretones en su cuerpo”.

Por su parte, Julio, el padre de Brenda, contó que el día del hecho llegó del trabajo  -Brenda y las mellizas vivían con él- “Tenía picaduras como de mosquitos en la cara y en el brazo. Le levanté la remerita y tenía una mancha roja en el pecho. Cuando llegó mi hija le pregunté (sobre la mancha) y me dijo que se cayó en el jardín”, señaló.

Minutos después, agregó que le dejó dinero para que llevara al médico a su nieta porque, además, la nena estaba resfriada. Se fue a dormir y luego una amiga de Brenda lo llamó para avisarle que tenía que ir «urgente» al hospital. El debate oral continúa este jueves con la declaración de las maestras de Zamira y la próxima semana será el momento de los alegatos de las partes

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com