La historia de un ¿secuestro? El presunto plan criminal del «Clan Centurión»

Date:

El Comisario Mayor Francisco Centurión se encuentra detenido luego de ser acusado de liderar un «plan criminal» junto a su hijo y sobrino. Hasta donde se sabe, en base al expediente judicial, el pasado 10 de diciembre, Centurión llegó a su hogar en La Capilla, Florencio Varela, tras disfrutar de unas cortas vacaciones con su pareja en Rosario. Sin embargo, sus planes se vieron truncados esa noche cuando tenía previsto visitar a su hija en City Bell por su cumpleaños.

La acusación fue presentada por el fiscal Daniel Ichazo, quien solicitó la detención del comisario, solicitud que fue avalada por un juez. La hipótesis que sostiene el fiscal es que Centurión habría tomado el mando de una operación delictiva que ya estaba en curso, llevado a cabo por su hijo, Cristian, y su sobrino, Maximiliano. Los otros dos detenidos.

El caso que conmocionó al país involucra el asesinato de Lautaro Morello, un joven de tan solo 18 años, y el secuestro seguido de la desaparición de Lucas Escalante, de 26 años. Los dos hechos ocurrieron en simultáneo en Florencio Varela y aún no fueron esclarecidas, pero la investigación apunta a la participación activa de la familia del comisario, a la que el propio fiscal llama “Clan Centurión”

Las sospechas sobre Centurión surgieron a raíz de testimonios y pruebas recopiladas que apuntan directamente a su implicación en los crímenes. El fiscal Ichazo manifestó en su escrito que existen indicios contundentes que lo vinculan con la planificación y ejecución de estos actos criminales.

En un sombrío y desgarrador panorama, la valoración de los hechos que realiza la acusación arroja un perturbador escenario. El cuerpo sin vida de Lautaro Morello fue hallado, cruelmente asesinado y casi reducido a cenizas por una incineración siniestra.

A su vez, Lucas Escalante, quien se encontró en la misma ubicación y momento que Lautaro, comparte un destino igualmente trágico. Si consideramos el perfil de Lucas, descrito como una persona sumamente sociable que comparte abiertamente su vida con afectos, familiares y amigos a través de mensajes, interacciones personales y en redes sociales, resulta más alarmante la ausencia de su presencia desde el 9 de diciembre de 2022.

El último índice conocido es la actividad registrada en su celular con antenas de tráfico de datos en la madrugada del 12 de diciembre. A partir de este dato, se deduce que Lucas Escalante fue privado de su libertad desde aquella fatídica fecha por los integrantes del macabro plan criminal, y dadas las circunstancias en que los hechos se sucedieron, se presume con preocupación de que su vida fue arrebatada violentamente a manos del clan Centurión. El misterio y la angustia en torno a esta tragedia desatan una demanda incansable por justicia y el esclarecimiento de los pormenores de tan lamentables sucesos.

El comisario mayor Francisco Centurión, detenido el lunes el marco de la causa por la desaparición de Lucas Escalante y el crimen de su amigo Lautaro Morello, se negó a declarar al ser indagado por el fiscal de la causa y continuará detenido, mientras los investigadores evalúan exhumar el cuerpo del joven fallecido para elaborar un ADN ya que el ser encontrado el cadáver se hallaba semicalcinado, informaron fuentes judiciales.

Así lo confirmó a Infosur el Dr. Carlos Dieguez, abogado de a familia de Lautaro, quien señaló que realizó la presentación hace unos 20 días.

En la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Berazategui y tras entrevistarse con un defensor oficial, Centurión no quiso declarar ante el fiscal Daniel Ichazo como imputado de los delitos de «sustracción de caudales públicos en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada por haber durado más de un mes (de Lucas Escalante) y por ser cometida con violencia», y avisó que lo iba a hacer cuando nombre a un defensor particular.

En esta causa, también están detenidos Cristian y Maximiliano Centurión, hijo y sobrino del jefe policial, ambos acusados del homicidio de Lautaro y de la privación de la libertad de Lucas, y el exjefe de la seccional de Bosques, comisario Sergio Enrique Argañaraz, por el encubrimiento del caso.

Centurión, quien ya fue desafectado de la fuerza por decisión de la Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, resultó herido de un tiro en un tobillo cuando el lunes pasado intentó fugarse de los policías federales que fueron a detenerlo a su casaquinta de la localidad de La Capilla, en el partido de Florencio Varela.

Los investigadores de la División Homicidios de la PFA que detuvieron a Centurión el lunes último estiman que el exjefe policial tenía previsto un «plan de fuga», ya que además del celular que llevaba consigo, los detectives secuestraron en un auto marca Citröen de un amigo de su hija que llegó a la casaquinta de La Capilla, unos 8.845 dólares, y en un bolso hallado en una de las propiedades de su actual novia, su pasaporte, un celular nuevo y otros 6.107 dólares.

«Creemos que tenía todo preparado para poder profugarse. Secuestramos casi 15.000 dólares a su disposición», dijo a Télam un jefe policial que participa de la investigación.

También fueron incautados por orden judicial los celulares de la novia, la expareja y de las dos hijas del comisario mayor, como así los de su hijo Cristian y sobrino Maximiliano Centurión, detenidos en penales de Magdalena.

La casaquinta donde el lunes fue detenido Centurión -quien durante años jefe de la Delegación Drogas ilícitas de Quilmes y que al momento de la desaparición de Escalante y Morello se desempeñaba en el área de enlace con Interpol-, ya había sido allanada en varias oportunidades por los investigadores, ante la sospecha de que allí pudieron haber sido privadas de la libertad las víctimas.

Lucas fue visto por última vez el viernes 9 de diciembre en la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela, cuando pasó a buscar a Lautaro (18) para salir a bordo de un auto BMW que al día siguiente apareció incendiado.

El cuerpo de Morello fue encontrado cerca de las 21.30 del jueves 15 a la vera de la autopista en construcción Buen Ayre, en Guernica, partido de Presidente Perón, recostado boca abajo, «semicalcinado y en avanzado estado de descomposición» y, según la autopsia, la muerte se produjo por «asfixia mecánica».

Si bien el cadáver fue reconocido mediante las huellas dactilares, en las últimas horas, el abogado que representa a la familia de Lautaro, Carlos Diéguez, pidió la exhumación del cadáver del joven para establecer mediante un ADN que se trate de él.

El último destino en el que quedó acreditado que estuvieron los dos amigos, en base a la declaración de testigos y por el análisis de antenas de celular y cámaras de seguridad, fue la casaquinta del comisario mayor Centurión, en La Capilla.

Si bien el móvil del hecho aún no está esclarecido, una de las hipótesis que se investiga es que los dos principales imputados detenidos por el caso, Cristian y Maximiliano Centurión, le ofrecieron como anzuelo a las víctimas los vales de nafta gratuitos que tiene la policía bonaerense para abastecer los móviles de combustible.

Según el fiscal, Centurión «sustrajo caudales públicos que se le confiara por su cargo y aprovechándose del mismo cambiaba el monto de dinero existente en la tarjeta de carga de combustible por vales de combustible, los cuales a su vez entregaba a su hijo Cristian, dándole de esta manera un uso distinto para el que estaba destinado que era la carga de combustible de los móviles que se encontraban a su cargo, perjudicando con su accionar el normal funcionamiento de los móviles oficiales asignados a esa dependencia».

Según el dictamen donde pidió su detención, el fiscal Ichazo sostuvo que el comisario mayor Centurión «se suma al plan de su hijo y sobrino, manteniendo privado de su libertad a Lucas Escalante por al menos un lapso mayor a un mes» y presume que el joven aún buscado sufrió una «muerte violenta».

Para el fiscal, Lucas sufrió una muerte violenta y estuvo más de un mes secuestrado

El fiscal que investiga el crimen de Lautaro Morello y la desaparición de Lucas Escalante, los dos amigos que el 9 de diciembre pasado salieron en auto desde Florencio Varela, presume que el joven buscado sufrió una muerte violenta luego de haber pasado “al menos más de un mes” privado de su libertad presuntamente por un jefe policial, su hijo y un sobrino, los tres actualmente detenidos.

Según el dictamen firmado por el fiscal Daniel Ichazo para que sea detenido el comisario mayor Francisco Centurión, “el cadáver de Lautaro Morello fue hallado incinerado” mientras que “Lucas Escalante se encontraba en las mismas circunstancias (tiempo y el lugar) junto a Lautaro”.

“Si atendemos que, Lucas era una persona altamente sociable, que exteriorizaba su vida a sus afectos, familiares y amigos, tanto por mensajes, en forma personal o por redes sociales; y que a partir del 9 de diciembre de 2022 Lucas desapareció de dicho plano, siendo un último dato la apertura de antenas por tráfico de dato de su celular el día 12 de diciembre de madrugada, podemos concluir que desde dicha fecha Lucas Escalante fue privado de su libertad por quienes integraban el plan criminal, resultando por el contexto en que se fueron sucediendo los hechos, que a la fecha se presume su muerte violenta a manos del clan Centurión”, sostuvo el fiscal.

Tapa Infosur
Esta es la tapa de la edición del 21 de julio del 2023 del diario Infosur.

Para Ichazo, “resulta a las claras que, Francisco Alejandro Centurión participó activamente de la privación ilegal de la libertad de Lucas Escalante”.

De acuerdo a la reconstrucción realizada por el fiscal, “el día 10 de diciembre de 2022 aproximadamente a las 20, un sujeto de sexo masculino identificado como Francisco Alejandro Centurión con el concurso de al menos Maximiliano Centurión y Cristian Centurión, en el interior del domicilio sito en calle 1538 N°628 esquina Ruta 53 de la Localidad de Florencio Varela, ejerciendo violencia privaron de su libertad personal a Lucas Escalante.”

“En circunstancias en que con fecha 9 de diciembre de 2022 arribara Lucas Escalante junto a Lautaro Morello al domicilio mencionado, a fin de retirar vales de nafta que le iba a ser obsequiados por Cristian Centurión, es que se produce el homicidio de Lautaro Morello por parte de Cristian Centurión y Maximiliano Centurión, y posterior al homicidio de éste, privaron de su libertad a Lucas Escalante, siendo que luego y ya siendo el día 10 de diciembre de 2022 en horas de la noche arriba al domicilio Francisco Centurión, el cual se suma al plan de su hijo y sobrino, manteniendo privado de su libertad a Lucas Escalante por al menos un lapso mayor a un mes”, añadió el instructor judicial.

Las hermanas de Lucas no pierden la fe

Las hermanas de Lucas Escalante, aseguraron que, con la detención de un comisario mayor de la policía bonaerense, están «más esperanzadas» en poder encontrar a la víctima y reclamaron que se haga «justicia».

«La verdad es que ahora estamos esperanzados en saber la verdad. Esperamos que hablen, que nos digan dónde está Lucas Escalante», dijo a Télam Lorena Escalante, quien agregó que siguen «confiando» en la Justicia.

«Seguimos confiando en que de a poquito se va a hacer Justicia por Lautaro y por la desaparición de mi hermano, es algo que venimos pidiendo y solicitando desde el día uno. Pero bueno, sabemos que todo lleva tiempo y que todo tiene su curso», explicó la mujer.

Lorena Escalante se mostró «esperanzada» que la detención del comisario mayor Francisco Centurión, padre y tío de dos de los apresados por el caso, de «un poco de luz a la investigación, para poder saber dónde está Lucas».

«Seguimos de pie y hasta no saber dónde está Lucas y se haga Justicia por Lautaro, no vamos a parar, no nos vamos a rendir», finalizó la mujer.

Por su parte, Romina Escalante, otra de las hermanas de Lucas, publicó un mensaje a través de las redes sociales en el que expresó su satisfacción por la detención del jefe policial.

«A casi 8 meses, ¡¡¡Francisco Alejandro Centurión detenido!!! Por privación de la libertad violenta y presunta muerte. No puedo ni hablar, los deseos se cumplen, este hijo de puta está preso. Te prometo mi Luquis que hoy sí voy a cantar el feliz cumpleaños y voy a soplar las velas pensando en saber dónde estás. Te amo y te extraño. ¡Yo quiero a mi hermano y hasta no saber dónde está no voy a tener paz!», dijo la hermana del joven desaparecido.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Prisión preventiva para un padre acusado de violar y embarazar a su hija en Florencio Varela

Es otro caso para el espanto. Mientras Florencio Varela...

Florencio Varela, Quilmes y Berazategui aprueban tasa vial: ¿Qué significa para los vecinos?

Los Concejos Deliberantes de Florencio Varela, Quilmes y Berazategui...

La terrible historia detrás de la niña de 11 años abusada en Varela

Florencio Varela comienza a conocer una terrible historia. Se...