Connect with us

Florencio Varela

Escándalo en la Guardia Comunal

Published

on

Guardia Comunal

La Guardia Comunal de Florencio Varela está al rojo vivo. Un verdadero escándalo de proporciones inusitadas que, otra vez, podría dejar mal parada a la conducción del área de seguridad del municipio que comanda el polémico comisario Roberto Mongeloz, el mismo que era titular de la jefatura de policía al momento de la llamada Masacre de Florencio Varela y al que tiene por extraña costumbre practicar tiro en la cava de Scarpato.

Aunque la versión oficial indica el jefe de la Guardia Comunal, Víctor Antonio Elías, pidió una licencia por problemas personales, todo hace suponer que le pidieron la renuncia a la jefatura y está en ciernes su continuidad en la planta de trabajadores de la comuna local, por expreso pedido de altas autoridades municipales. Las razones ahora las vamos a conocer.

Nadie entiende cómo Víctor Antonio Elías llegó a la Guardia Comunal. Fue efectivo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires hasta el año 2006 cuando resultó exhonerado de la fuerza. Así lo indica una simple búsqueda en el listado de policías exhonerados del Ministerio de Seguridad Bonaerense.

Aunque en el mencionado listado no se conoce los motivos de la desafectación, una búsqueda por las principales noticias del país de aquel año lo ubican en una trama perversa en Lomas de Zamora.

En efecto, en junio del 2006, la Auditoría General de Asuntos Internos que depende del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, detuvo al titular de la comisaría 7° de Lomas de Zamora y a otros tres policías de esa misma dependencia, acusados de una presunta extorsión y privación ilegítima de la libertad. Los arrestados fueron identificados como el capitán Javier Diana, el teniente primero Edgardo Gerez, el teniente Víctor Antonio Elías y el teniente Pablo Adrián Morales.

La investigación se inició tras una denuncia recibida en la Auditoría General de Asuntos Internos. El empleado de una empresa de seguridad manifestó que, en el mes de marzo de ese año, fue «levantado» en su lugar de trabajo y trasladado a la comisaría 7°. Los directivos de la empresa de seguridad fueron a la dependencia y los uniformados, según la denuncia, les exigieron 8.000 pesos y un pago mensual de 2000 pesos para dejarlos trabajar en la zona, ya que la firma no contaba con la habilitación.

Fue así que pocos días después fue desafectado de la fuerza por resolución del entonces Ministro León Arslanián acusado por Inf. Arts. 118 Incs. “a” y “h” y 120 Incs. “b” y “m” del Decreto 3326/04.

Con esos antecedentes, ¿Cómo llegó a la jefatura de una Guardia Comunal?

La Guardia Comunal al rojo vivo

Se reitera: la versión oficial brindada a este medio sostiene que Víctor Antonio Elías se encuentra de licencia por cuestiones personales. Sin embargo, en los pasillos de la Guardia Comunal la versión es otra. Elías debe renunciar a la jefatura y está en ciernes sun continuidad laboral a la que, a juzgar por los antecentes, no debería haber llegado nunca.

Pero su exhoneración de la fuerza no fue el motivo del pedido de renuncia. Ni cerca. Lo que ocurrió tiene que ver con un manejo irregular en la liberación de una máquina vial.

Es así que días atrás durante un intenta de toma de un predio efectivos de la Guardia Comunal secuestraron una máquina vial propiedad de un reconocido empresario local.

Ese empresario, siempre según las versiones fidedignas del entorno más alto de seguridad, pidió un favor: la liberación de esa máquina. Lo que ocurrió de noche y sin la venia de las altas autoridades. Un hecho presuntamente irregular que terminó eyectando a Elías del cargo.

Habrá más noticias para este boletín.

Tendencia