El jefe de Quilmes cuando se desató el gorragate de Varela entre los más adinerados de la Bonaerense

Entre los más adinerados, se encuentra el comisario general Fernando Grasso, a cargo de la Superintendencia de Seguridad Región Capital, que posee un patrimonio de $ 1.553.203 que incluye tres propiedades en Quilmes por un valor fiscal de $ 208.003, cuatro vehículos –entre ellos, un Chevrolet Cruze y una camioneta– y un plazo fijo de $ 930 mil.
Grasso era el jefe departamental de Quilmes, cuyo territorio incluye a Varela y Quilmes, cuando se desató el escándalo de la supuesta corrupción policial que tiene a tres efectivos policiales a punto de sentarse en un juicio oral y público y cumplen prisión docimiliaria.
Entre los acusados están el Comisario Rubén Juárez, entonces titular de la comisaría quinta de la Capilla, quien se sospecha que participó de un supuesto pedido de dinero para no dejar preso a un presunto pirata del asfalto.