Connect with us

Sin categoría

El caso que conmovió al país

Published

on

“En horas de la tarde, aproximadamente a las 15:30 del día 22 de agosto del año 2011, encontrándose Candela Sol Rodríguez, por entonces de 11 años de edad, en la esquina de su domicilio -Caseros y Bustamante de Villa Tesei, partido de Hurlingham- fue abordada violentamente por tres sujetos”, arranca el relato del fiscal.

Y sigue, con todos los pormenores: “La ingresaron contra su voluntad a una camioneta marca Ford, modelo Ecosport, color negra, con la patente trasera cubierta cuyo dominio posterior pudo determinarse, el que resultó ser FLA 198, que para ese entonces se encontraba registrada a nombre de Alicia del Carmen Cádiz, concubina del teniente primero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires Sergio Fabián Chazarreta y sobrina de Héctor Moreyra”.

Es entonces donde aparece Gabriel Gómez, condenado a 4 años de prisión en el juicio que se llevo a cabo el año pasado.

Gómez “se apersonó a la finca ubicada en la calle Kiernan 992, de Villa Tesei, a fin de constatar si este domicilio resultaba apto para ocultar a la menor. Fue así que finalmente se trasladó a Candela Sol Rodríguez a este último domicilio, en tránsito, en la madrugada del día 29 de agosto de 2011, habiendo habilitado el ingreso a dicha vivienda Néstor Ramón Altamirano, quien frecuentaba dicha morada y vivía a la vuelta de la misma”, sostiene la acusación poniendo también en escena al carpintero que no fue a juicio en 2017 y ahora será indagado en esta nueva etapa.

Según el fiscal, Altamirano vivía “al lado del inmueble de la calle Charrúa 1069 de Villa Tesei que era frecuentado por Hugo Elbio Bermúdez (condenado a perpetua en el caso), quien en un lugar hasta el momento no determinado, pero entre las 20:30 del día 29 y 8:30 del día siguiente dio muerte a la menor ” asfixiándola.

“El fatídico final -agrega la acusación- había sido anunciado por Leonardo Daniel Jara (también condenado ya a perpetua en el primer juicio) desde un teléfono público a las 22,41 del día 29 de agosto” .

Por primera vez, la Justicia asegura dar respuestas a las preguntas claves de uno de los crimenes màs atroces de los últimos tiempos: quienes, cómo y por què mataron a la pequeña Candela Sol Rodrìguez.

Candela fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011 en la localidad bonaerense de Villa Tesei, partido de Hurlingham, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión de su grupo de boy scouts. Nueve días después fue encontrada asesinada dentro de una bolsa, a unas 30 cuadras de su casa.

Los detalles del asesinato de la pequeña comenzaron a conocerse este lunes, cuando Moreyra (imputado desde la semana pasada junto al capo narco Miguel “Mameluco” Villalba) y el teniente primero Sergio Fabián Chazarreta fueron indagados por el fiscal del caso Mario Ferrario.

Ambos imputados (por el delito de “privación ilegal de la libertad seguida de muerte”) se negaron a declarar y siguen en libertad. Pero el fiscal aprovechó para relatarles la reconstrucción del hecho que hizo en los últimos meses, basado en nuevos elementos de prueba, que surgieron durante el juicio, y que hacen creer al investigador que el asesinato de Candela fue motivado por una venganza entre grupos narcos (incluidos policías).

LA HISTORIA
Moreyra (50) escuchó este lunes, de boca del fiscal, la nueva hipótesis que da cuenta que la nena fue secuestrada en una Ford EcoSport negra (con la patente cubierta) propiedad de la pareja de Chazarreta, quien, a su vez, es sobrina de Moreyra.

Candela, según el fiscal, no se resistió a subir al vehículo porque conocía al “Topo”. De la esquina de su casa, en Villa Tesei, la llevaron a una casa en la calle Kiernan, aportada por el carpintero Néstor Altamirano, quien volverá a ser indagado, a pesar de que había sido liberado antes del juicio por falta de pruebas.

¿POR QUÉ LA SECUESTRARON?
Según la hipótesis del fiscal, Villalba (55), también acusado ahora como coautor del hecho, habría sido el organizador.
El capo narco de San Martín había caído preso 13 días antes del secuestro. Y creyó que quien lo delató ante la Policía Federal había sido el padre de Candela, Alfredo “Juancho” Rodríguez, también preso por piratería del asfalto.
Villalba está acusado de liderar la organización criminal que cometió el secuestro y crimen de Candela y que contrató para tal fin a Moreyra, Chazarreta y Altamirano.

Según Ferreiro, Villalba además quería ajustar cuentas con el padre de la víctima por una deuda económica, un presunto botín narco, motivo a la vez por el cual “Mameluco” creía que lo había “buchoneado”: para sacárselo de encima.

Pero “Mameluco” cometió un error. El que lo había entregado había sido Moreyra, quien dateaba a las diferentes policías (Federal y Bonaerense) de todos los movimientos de la organización narco en San Martín.

“Siempre se barajó la hipótesis de que había participado de un hecho contra algún personaje del narcotráfico y se sospechó fuertemente que esa persona podía ser Héctor ’El Topo’ Moreyra, quien desde un comienzo estuvo vinculado e imputado en la causa, aunque después esta línea investigativa increíblemente se desactivó”, aseguraron los jueces durante el juicio del años pasado.

Este “confidente” policial es el “eje” a partir del cual giran el resto de los personajes, pero quedó libre en 2012 cuando la Cámara de Apelaciones de Morón anuló parte del proceso.

En tanto, el padre de Candela declaró en el juicio que “’El Topo’ trabajaba con la Policía en la venta de estupefacientes, al tiempo que proveía de información a la fuerza.

Continue Reading
Advertisement

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com