Crimen de Lucas González: el gatillo fácil en el banquillo

Date:

«Buscamos Justicia, no venganza», dijo el padre de adolescente asesinado por balas policiales.

Héctor “Peca” González salió de su casa en Florencio Varela muy temprano. Sobre su espalda llevaba una mochila de color amarilla, la misma que usaba su hijo Lucas. Cuando llegó a los tribunales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mostró lo que “la policía llamó armas”: botines, medias y canilleras, las que usaba para jugar al fútbol, el mismo día que unas criminales balas policiales le arrancaron la vida en lo que aparece como un claro caso de “gatillo fácil”.

«Buscamos Justicia, no venganza». Así, con firmeza, pero con un profundo dolor que lleva hace casi 16 meses, Héctor «Peca» González, papá de Lucas González (17), aguardó el inicio del juicio por el crimen de su hijo, quien fue asesinado de un balazo en la cabeza en el barrio porteño de Barracas, luego de que tres efectivos sin identificar de la Policía de la Ciudad dispararan contra el auto en que iba con tres amigos por el barrio porteño de Barracas.

«Lo que hicieron con nuestras vidas estas basuras es imperdonable. Nos arruinaron por completo», aseguró a poco de prestar testimonio en la audiencia del juicio oral contra los a los 14 policías imputados y detenidos por el crimen de su hijo mayor.

El hombre llegó a esa primera audiencia acompañados por amigos y vecinos del Florencio Varela, donde reside con su familia.

«Pienso que hay mucha gente en apoyo a esta causa porque es muy importante para todos y para la concientización de la justicia, de la misma fuerza policial, ya sea federal, de la provincia o de la ciudad», dijo.

El padre de Lucas se refirió además a su primer encuentro cara a cara con los 14 policías de la Ciudad acusados de matar a su hijo y de encubrir el crimen y torturar al resto de los chicos: «La verdad es que no me imagino el momento de tenerlos cara a cara. Vamos a ir como fuimos siempre, desde el primer momento, con la verdad y siendo más personas que lo que fueron ellos», expresó.

Además, sostuvo que tiene la expectativa de que «la verdad va a salir a la luz» y que tendrán «una justicia justa para tanto dolor».

Lucas
Un centenar de amigos y vecinos de Florencio Varela acompañaron a la familia de Lucas.

«Buscamos justicia, no venganza», afirmó visiblemente conmovido y recordando a su hijo con una foto jugando al fútbol, ya que era lo que Lucas «amaba».

En el debate no está presente la mamá de Lucas, quien desde la semana pasada se encuentra en una clínica para su rehabilitación debido al delicado estado anímico que atraviesa desde que su hijo fue asesinado.

La familia del joven asesinado y las de los amigos, querellantes en el debate, son representadas por el abogado Gregorio Dalbón, quien dijo que el crimen del jugador de Barracas Central «es uno de los hechos más trascendentes, de tortura, encubrimiento y muerte de los últimos años».

«Los chicos fueron esperados, emboscados, y Lucas asesinado por una brigada de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, que le armó una causa siendo todos menores de edad, que además los torturó y montó una escena en 800 metros cuadrados para urdir un plan siniestro: la impunidad de los asesinos y burlar al sistema judicial. Todo esto mientras Lucas agonizaba como un delincuente en el hospital Pena con custodia», afirmó.

Lucas
La familia de Lucas González al llegar a los tribunales.

El letrado dijo que «la impunidad con la que se manejaron todavía da miedo» y resaltó que los imputados son «todos policías de alto rango, como comisarios, subcomisarios, inspectores».

Al hablar del encubrimiento del crimen, Dalbón recordó el hallazgo de un arma en el auto de los adolescentes, que luego se estableció a través de pericias que fue «plantada» por los propios efectivos de la Ciudad.

«Los chicos sobrevivientes están con tratamiento psicológico, los padres (de Lucas), también desolados, manifiestan que ellos ya perdieron. Nada les va a devolver a su hijo, pero buscarán justicia sin venganza y con absoluto respeto por los imputados. Seremos lo que ellos no fueron», dijo.

«Deseo una condena justa, no ejemplar. Las condenas no deben ser ejemplares sino justas. Con eso la familia estará en paz», agregó Dalbón, quien sostuvo que el caso «es muy serio porque existen torturas, discriminación racial, placer y muerte».

«Será un fallo que recorrerá el mundo. Ojalá todos estemos a la altura del sufrimiento de las familias y saquemos a la luz la desidia de los policías. No sólo de los asesinos, sino de todos los que estructuraron el plan criminal para la impunidad de sus compañeros. La violencia y el odio deben acabar en la Argentina. Confiamos en los jueces del tribunal», concluyó.

Lucas
Son catorce los policías acusados del crimen de Lucas.

Qué dijeron los tres policías acusados de apretar el gatillo

En esta primera jornada de las audiencias del juicio a 14 efectivos de la Policía de la Ciudad, tres de ellos acusados de disparar sus armas y matar a Lucas González (17) declararon que actuaron «en legítima defensa» y que no cometieron «ningún delito».

Ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOCA) 25, el inspector Gabriel Alejandro Issasi (41), también vecino de Florencio Varela, el oficial mayor Fabián Andrés López (48) y el oficial Juan José Nieva (37), los tres policías porteños juzgados por homicidio junto a otros 11 acusados de encubrimiento y torturas, coincidieron al asegurar que actuaron «en cumplimiento del deber» y no aceptaron responder preguntas, al tiempo que declararon sin la presencia del resto de los imputados, que fueron retirados del salón Auditorium de los tribunales federales de Retiro, donde se desarrolla el debate.

Lucas
Catorce policías en el banquillo por el caso Lucas.

El primero en dirigirse al TOC fue Issasi, quien manifestó: «Solamente tengo que decir que poseo veinte años de servicio como funcionario público, ejerciéndolo en el ámbito de la policía. Pertenecí a tres fuerzas diferentes, a la Policía de la provincia, a la Policía Metropolitana y de la Ciudad. En todas fui un oficial condecorado y ejercí mi función».

«Quiero agregar que en este hecho actué en el cumplimento del deber, que ejercí la legitima defensa y que no cometí ningún delito», agregó e acusado, mientras en la sala se escuchaban gritos de «asesino» y «vas a morir» procedentes del público.

Luego, declaró Nievas, quien dijo que ingresó a la policía en 2014 y, que, en este caso, ejerció su «legítima defensa» y no cometió «ningún delito», a lo que siguieron gritos de «sinvergüenza» entre los familiares de las víctimas.

Finalmente, declaró el tercer imputado de homicidio, López: «En este hecho cumplí con mi deber, ejercí legítima defensa y no cometí ningún delito», manifestó al igual que los anteriores.

Lucas
El papá de Lucas González.

Uno por uno, cuáles son los cargos que enfrentan los catorce acusados

Comisarios, subcomisarios, inspectores mayores y oficiales de distintos rangos de la Policía de la Ciudad comenzarán a ser juzgados por distintos delitos, que van desde el homicidio agravado hasta el encubrimiento del crimen del adolescente Lucas González, ocurrido en noviembre de 2021 en el barrio porteño de Barracas.

Esta es la lista de los acusados y los delitos que se les imputan:

Delito: “Homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía, por placer, por odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por cometerse abusando de su función o cargo por un miembro de una fuerza policial», en perjuicio de Lucas, y “tentativas de homicidio agravado por las mismas causales; falsedad ideológica y privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley» respecto de los amigos de la víctima.

Imputados:

Gabriel Alejandro Issasi (41), nacido el 31 de marzo de 1981, Inspector de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4.

Fabián Andrés López (48), nacido el 15 de diciembre de 1974, Oficial Mayor de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4

Juan José Nieva (37), nacido el 29 de mayo de 1985, Oficial de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4

Delito: Coautores de los delitos de «Falsedad ideológica, privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley, encubrimiento agravado por la condición de funcionarios públicos y por ser el delito precedente especialmente grave e imposición de torturas».

Imputados:

Daniel Alberto Santana (50), nacido el 2 de agosto de 1979, Comisario inspector del Departamento Comunal Vecinal 4.

Rodolfo Alejandro Ozán (54), nacido el 15 de octubre de 1968, Comisario de la Comuna Vecinal 4ª.

Fabián Alberto Du Santos (51), nacido el 28 de marzo de 1971, Comisario de la Comisaría Vecinal 4D.

Ramón Jesús Chocobar (48), nacido el 15 de junio de 1974, Subcomisario de la Comuna 4D.

Juan Horacio Romero (51), nacido el 23 de enero de 1972, Comisario de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4.

Roberto Orlando Inca (47), nacido 20 de diciembre de 1975, Subcomisario de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4.

Héctor Claudio Cuevas (50), nacido el 23 de junio de 1972, Principal de la Comuna 4D.

Sebastián Jorge Baidón (28), nacido el 7 de noviembre de 1994, Oficial de la Comisaría Vecinal 4D.

Jonathan Alexis Martínez (34), nacido el 26 de abril de 1988, Oficial de la Comisaría Vecinal 4D.

Ángel Darío Arévalos (34), nacido el 16 de octubre de 1988, Oficial de la Comisaría Vecinal 4D.

Daniel Rubén Espinosa (33), nacido el 25 de septiembre de 1989, Oficial de la Comisaría Vecinal 4D.

Roberto Orlando Inca y Héctor Claudio Cuevas también están acusados del delito de «falso testimonio agravado por haber sido cometido en una causa penal y en perjuicio de los imputados».

Compartir artículo

Suscribirte

spot_img

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Operativo Policial en Quilmes: El éxito de la Comisaría Quinta «La Cañada»

En esta mañana de febrero, el barrio La Paz...

Lo queman con plancha caliente en un violento asalto

En una escalofriante muestra de inseguridad, cinco individuos armados...

«Vincular», una oportunidad para que Pymes de Varela puedan exportar

En un acto realizado en la sede de la...

La Capilla, tierra de nadie

En las últimas semanas, los residentes de La Capilla,...