Home Actualidad Condenaron al jefe de planta de la fábrica Sein por la muerte...

Condenaron al jefe de planta de la fábrica Sein por la muerte de Brian Mechi Cantero

0
602

El Juzgado Correccional N° 2 de Florencio Varela condenó este mediodía al jefe de planta y al responsable de Seguridad e Higiene de la papelera Sein de Cno General Belgrano y Santa Sofia por el delito de “homicidio culposo” del cual fue victima Brian Mechi Cantero, ocurrida el 24 de octubre de 2018.

El fallo que lleva la firma de la jueza Carolina Mingrone condenó a Esteban Planera con la pena de 3 años y 6 meses de prisión e inhabilitación por 7 años y 6 meses para ejercer funciones como responsable de planta. En tanto a Juan Carlos Españon, le impuso 3 años de prisión e inhabilitación especial por 6 años para desempeñarse como ingeniero.

Planera era el jefe de Taller y Mantenimiento y habría sido quien le dio la orden a Mechi de hacer un trabajo para el que no estaba capacitado. Españon  era el Asesor Externo en material de Seguridad e Higiene de la papelera.

Caso Cantero

Brian trabajaba para Ramón Fuentes, quien lo llevaba a distintos lugares como empleado tercerizado. Fue así que llegó a trabajar en la Papelera SEIN Y CIA S.A., ubicada en Camino  Gral. Belgrano Km. 31, Ranelagh. Allí le dijeron que estaba disponible un puesto como engrasador.

Según al momento del accidente laboral Florencia, la novia de Brian, al joven «lo pusieron a hacer un trabajo para el cual no lo capacitaron. Estaba engrasando una máquina en funcionamiento cuando él no era engrasador, y sin ninguna protección. La máquina lo atrapó de la cintura para abajo y lo mató».

«Brian era un pibe muy querido en el barrio. Era el sostén de su familia y quería mejorar siempre para darle una vida mejor a su familia. Quería estudiar para ser periodista», indicó Florencia, quien contó a este medio que «Me destrozaron el corazón. Destrozaron a toda su familia y todo por llenarse los bolsillos pagándoles dos mangos a gente de bajos recursos. No los capacitan y los tienen trabajando por dos mangos».