Tres historias de lucha

Compartir

Micaela, Luis y Marcelo representaron al Centro ITF en el Mundial de Taekwondo que se desarrolló durante el mes de julio en Inglaterra. Para llegar a la competencia internacional debieron enfrentar además de pruebas físicas y deportivas, la prueba más difícil, la de poder juntar el dinero para solventar el viaje y su estadía en el mundial.
En la competencia internacional, Micaela Violante estudiante para Contadora en la UNLP, obtuvo el tercer puesto en formas en categoría Segundo Dan en adultas mujeres y el tercer puesto en lucha en la categoría hasta 70 kg. Marcelo Gómez de 20 años, estudiante de Ingeniería en la UNAJ, fue eliminado en los cuartos de final, frente a su rival de Rusia. Y el más pequeño del contingente, Luis Ovelar con 13 años, fue derrotado en su Primer pasada en Lucha, pero en el Torneo Abierto Europeo consiguió su primer puesto en lucha, primer puesto en formas y primero en Dan.
Con la realización de bingos, rifas, eventos, el reciclado de botellas de plástico y hasta la colaboración de la municipalidad de Varela, así los tres deportistas pudieron viajar a Inglaterra. A continuación ellos, cuentan sus historias de vida, sus luchas y sus sueños.

MARCELO Y UNA MAMÁ TODO TERRENO
“En el 2014, me dolió porque por lo económico él no pudo viajar a Italia. Eso fue muy doloroso para nosotros, y desde ese día me juré que la próxima vez que él clasificara iba a dar todo de mi para que el viaje a donde sea. Y así lo hice» comentó Silvia mamá de Marcelo Gómez.
La mujer que vive sobre la calle Santa Teresita de Bosques Norte, relató “Lo mío fue juntarle las botellas para poder pagarse el viaje. Tomé la pulseada de ayudarlo así”. “El sacrificio no me duele porque lo voy a volver a hacer para seguir ayudándolo” dijo.
Marcelo es el más chico de cuatro hermanos, está cursando el segundo año de Ingeniería en la UNAJ. Superó muchas etapas no solo en lo deportivo para llegar al Mundial. En el 2008, luego de salir tercero en Uruguay, estuvo 3 años y 5 meses sin poder volver a competir por problemas de lesiones “venia de entrenar y me lesionaba” recordó con tristeza. “Un mes de reposo, volvía y me lesionaba otra vez, fueron tres años de no poder competir” pero su regreso se dio en el 2011.

NO SOLO CAMINA SINO QUE PATEA FUERTE
Silvia mamá de Marcelo, rememoró momentos difíciles “A los 12 años, un médico nos dijo que él no iba a volver a caminar”. Le habían diagnosticado osteoconditis de crecimiento “caminaba una cuadra y se le salía la rodilla de lugar y con tiramientos continuos” cuenta Silvia.
Esa dificultad fue superada con el apoyo de toda la familia y lo narró Marcelo comentando que “Me hicieron tratamiento durante 3 años. Fue algo raro y salimos adelante junto a mi familia” y aclaró “Siempre me enfrente a problemas con mi salud, era muy vulnerable, quizás hoy soy más fuerte” y sentenció “me gustaría volver a ver a ese médico que me dijo que nunca más ibas a caminar”.
Por último, Silvia su mamá adelantó “Siempre lo voy a apoyar para que cumpla sus sueños. Ahora tiene una invitación para Canadá y si decide ir comenzaré nuevamente a buscar las botellas para que el cumpla su sueño”.

LUIS UN PEQUEÑO GIGANTE EN INGLATERRA
Luis Ovelar, tiene 13 años y estudia en el Perpetuo Socorro. Desde los 5 años entrena en el Centro ITF de Bosques Norte. Su papá siempre lo acompaña a las competencias y sufre desde las gradas, ya que Luis siempre compite con jóvenes de mayor edad. En el Mundial, su competencia lo llevó a pelear con contrincantes que por talla y peso lo superaban, pero sacó sus garras y superó sus metas.
Luis, le contó a Infosur que las ganas de entrenar para ganar fueron las que lo empujaron a llegar al mundial. Allí “fue muy buena la unión que formamos con Micaela y Marcelo en todo el viaje. Nos conocimos más”.
Sobre la competencia le tocó pelear con un gigante y contó que “no había ningún competidor de mi edad y tuve que inscribirme en la categoría 14-15 años. Y me tocó enfrentarme contra un chico de 15 años con un peso de 49 km, cuando yo peso 5 kilos menos” y aclaró “”su piña dolió más que la mía a él, pero la superé”.
El papá de Luis, Leonardo relató que el viaje “fue un sueño increíble” y que costó concretarlo ya que “en lo económico estamos pasando por una etapa complicada, pero con la ayuda de los compañeros, la familia, los vecinos y la presidenta de la sociedad de Fomento pudimos conseguir una ayuda para que ellos viajen”.
Ahora, el más joven del equipo se preparará para estar en el mundial de Argentina, que va a ser en el 2018.

MICAELA UN REGRESÓ CON PODIOS Y MEDALLAS
Micaela Violante es la hija de medio de cuatro hermanos. Estudia la carrera de Contador Público en la UNLP. Y desde hace 15 años se entrena en el Centro ITF de Bosques Norte. Compitió hace dos años en el mundial de Italia y obtuvo buenos resultados. Ahora regresó desde el Viejo Continente con podios y medallas.
“Mi mamá está trabajando para seguir apoyándome, y mi papá nos acompaña en cada uno de los entrenamientos. Ellos hacen un gran sacrificio para que podamos cumplir nuestros objetivos” contó Micaela a Infosur.
“Que viva en El Pato, no me diferencia de los chicos de Bosques Norte, somos dos localidades amigas. Todos vamos por Argentina” aseguró la joven.
Sobre sus presentaciones internacionales dijo “En el mundial del 2014, fue una experiencia muy buena. En Inglaterra, sentí que tenía una presión grande por obtener más resultados, pero como fuimos con Marcelo, Luis y otros chicos más me sentí acompañada y fue mucho mejor lo que vivimos porque pudimos compartir con los demás integrantes de la delegación argentina”.
Entre las metas a fututo, Micaela se proyecta para “noviembre competir en Mendoza, ver el torneo de Canadá del 2017, y prepararme para clasificar para el Mundial que se va a disputar en nuestro país en el 2018, y volver a subir al podio con nuestra bandera”.
A parte de deporte, Micaela estudia para ser contadora en la Universidad de La Plata “voy a recibirme” comentó ante la mirada de su padre, y remarcó “por los entrenamientos no pude cursar mucho en el cuatrimestre pasado, pero ya inicia un nuevo cuatrimestre para seguir estudiando”. Además da clases de taekwondo “desde hace un años dicto clases sola, sin el acompañamiento de mi instructora, y pretendo seguir compitiendo”.
Mamá y papá a todos lados
Pablo es el papá de Micaela, y por los años que ve el deporte, ya debería de haberse graduado en el Taekwondo. Hace 14 años, lunes, miércoles y viernes, lleva a Micaela y a su otro hijo a entrenarse en Bosques Norte. Ellos viven en la localidad de El Pato, Berazategui, varios kilómetros de distancia. “Los movimientos y la técnica ya la tengo, me falta la parte atlética” cuenta con risa Pablo, quien se mostró muy feliz por los logros que obtuvo su hija en Inglaterra.
“Este deporte tiene disciplina, actitud, un orden y no es solo tirar patadas. Nosotros la apoyamos en todos sus proyectos y estamos muy felices de lo que viene logrando” comentó sonrojado el papá. Y sobre el Mundial contó “acá se ha hecho mucho esfuerzo para que puedan hacer ese viaje. Todos nos acoplamos para que los chicos viajaran”.
Todos aquellos que deseen colaborar con Micaela, Marcelo y Luis que se preparan para continuar compitiendo, pueden contactarse con la profesora Natalia Matrella, a través de la red social Facebook, quien dicta clases desde hace una década en la Sociedad de Fomento de Bosques Norte, D´Anunccio 702.

 

Compartir

No hay comentarios