Consejos para disfrutar de los juegos y apuestas on line de forma...

Consejos para disfrutar de los juegos y apuestas on line de forma segura

Compartir

No hay nada de malo ni de mórbido en comprar unos boletos de lotería con la ilusión de hacerse millonario, o en pasar una tarde disfrutando en un bingo. El problema aparece cuando en lugar de una distracción opcional se convierte en una necesidad patológica o una adicción.

No cabe duda que la ludopatía es una seria enfermedad mental que menoscaba la vida personal, familiar y laboral de quien la padece. Lo que no está tan claro es cómo clasificar la ludopatía porque ha pasado de figurar como un trastorno del control de impulsos en el DSM-IV-R a ser considerada dentro del grupo de trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivo en el DSM-V.

La recompensa inmediata que se ofrece en muchos de los juegos de azar, en especial en los de casino como las famosas máquinas tragaperras, suponen un riesgo de adicción en personas particularmente predispuestas a ellas. En Chile, webs como casino-online-chile.cl reciben un considerable tráfico diario de usuarios en busca de los casinos más seguros y mejor valorados, mientras se olvidan de otro de los aspectos de seguridad de estos juegos: ¿soy un jugador o un adicto? Lo mismo sucede en Argentina con juegoscasinoonline.com.ar.

Lo cierto es que mucha gente juega de forma controlada, se divierte y no sufre problema alguno. A continuación veremos algunos consejos para ser un jugador responsable, que disfruta del juego sin depender de él. Consejos que nos han explicado los propios jugadores que nunca han gastado más de lo previsto o permitido que una mala racha les arruine el día.

– Planee siempre qué cantidad va a gastar en su sesión de juego y jamás rebase ese límite. No hay rachas de suerte que valgan.

– Considere el dinero que ha depositado para jugar como la entrada de un cine, algo que paga por pasar un buen rato. El hecho de que pueda recuperar parte del dinero o, incluso, ganar un precio jugoso no debe ser tenido en cuenta. Es un dinero del que no dispone en el momento de comenzar a jugar ni ha de contar con él. Y, si resulta afortunado, alégrese o concédase un capricho, pero no lo reinvierta en jugar más o hacer mayores apuestas.

– Cuando acuda a una sala de juegos de azar física o virtual con los dos puntos anteriores claros será difícil que el no resultar ganador le afecte negativamente al estado anímico. No ha perdido dinero sino que lo ha gastado en un tiempo de ocio. En caso de sentirse triste o enojado por no obtener ganancias, deténgase y piense. Podría ser uno de los primeros síntomas de alarma.

– No permita que el juego sea su única distracción o válvula de escape, sino una más entre un grupo variado. De esta manera, ante un revés de la vida o una mala temporada a nivel afectivo no necesitará jugar más de lo que venía haciendo. Incluso, si su situación económica o laboran empeoraran, podría pasar sin el hbby del juego sin sufrimientos, pues tendría otras formas de divertirse y desconectar.

Compartir

No hay comentarios