Connect with us

Policiales

No se olviden de Lucas Escalante

Published

on

Lucas

El crimen de Lautaro Morello, el chico de 18 años de Florencio Varela que fue hallado muerto tras haber estado una semana desaparecido, parece aún lejos de esclarecerse. La Justicia investiga quién o quienes lo asesinaron y también continúa la búsqueda de Lucas Escalante, su amigo de 26 años con el que estaba el día de la desaparición y del que aún se desconoce su paradero.

Su hermana realizó varios posteos por estas horas para que no se frene la búsqueda de su hermano: «Queremos a Lucas ya», «Debería estár festejando pero no está con su familia», «Devuelvannos a Lucas», son algunas frases que colgó en Instagram y que muestras la tremanda angustia que viven sus familiares por estas horas, poco después de que el ADN confirmara que el cuerpo hallado el viernes es de su amigo Lautaro a quien había pasado a buscar.

Lucas había estado en pareja con una familiar de Lautaro y desde entonces quedó un vínculo amistoso. El viernes 9 de diciembre decidieron salir juntos a festejar el triunfo de la Selección Argentina ante Países Bajos por el Mundial de Qatar y nunca más volvieron a verlos.

El más chico de los dos todavía iba a la escuela y había montado un lavadero de autos en la vereda de su casa. Su familia no quería que se juntara con Lucas porque, dijeron, «manejaba rápido» temían que chocaran. Aun así, Lucas Escalante pasó a buscarlo con su auto BMW 135i de color azul.

Tras una semana sin rastros, el jueves 16 un vecino halló un cadáver semi calcinado en un predio a la vera de una autopista de Guernica, también en el sur del Conurbano. Al día siguiente, los investigadores confirmaron que se trataba del menor de los jóvenes desaparecidos en Florencio Varela: había muerto por «asfixia mecánica» y lo habían asesinado el mismo día en que se fue de su casa.

La familia y el abogado de Lautaro denunciaron amenazas

En tanto, voceros judiciales confirmaron que los dos sospechosos detenidos en la causa se negaron a declarar ante la fiscal, Mariana Dongiovanni, y continuarán detenidos como presuntos coautores de un «homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento».

Según las fuentes, la representante del Ministerio Público indagó a Cristian Centurión, hijo de un comisario -que es cadete de la fuerza- y a su primo, llamado Maximiliano Centurión, como presuntos coautores del hecho.

Ambos se negaron a declarar y continuarán detenidos a disposición de la fiscal Dongiovanni.

En el marco de la causa por la desaparición de Lautaro y Lucas Escalante (25), aún desaparecido, la fiscal Dongiovanni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Florencio Varela, había realizado un allanamiento en la casa de un comisario mayor de la policía bonaerense, en el barrio La Capilla de Florencio Varela.

Según las fuentes, los dos sospechosos estaban bajo investigación por algún conflicto que podrían tener con Lucas y quedaron detenidos.

En ese sentido, un testigo declaró que la noche de la desaparición, los jóvenes preguntaron por la casa del comisario y ahora se investiga si el BMW azul en la que se movilizaban los chicos estuvo estacionado frente a la casa de ese jefe policial.

Los jóvenes fueron vistos por última vez el pasado viernes 9 de diciembre en la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela, cuando Escalante pasó a buscar a Morello para salir a festejar el triunfo de la Selección Argentina en ese auto, el cual al día siguiente apareció incendiado.

Tendencia