Horror en Bosques: abuso, femicidio y masacre

Date:

Un hecho escalofriante. Hiela la sangre. Ocurrió en la localidad de Bosques, en Florencio Varela. Se trata de un brutal femicidio que dejó a la comunidad sumida en el horror y la indignación. La víctima, identificada como Camila Nahir Acosta, de tan solo 22 años, fue encontrada sin vida en su domicilio ubicado en la calle Lobos 2860. Además, su hijo de cuatro años también había sido asesinado, mientras que un bebé de siete meses estaba herido.

Según adelantó el portal El Radar, el macabro descubrimiento fue realizado por familiares de la joven, quienes acudieron al lugar al no recibir respuesta de su parte. Al ingresar a la vivienda, se encontraron con una escena dantesca: Camila y sus dos hijos, Nehuen (4), también asesinado y el pequeño Ramiro (7 meses), en estado crítico.

El informe policial, revela que Camila presentaba signos de abuso sexual y aparente asfixia mecánica. Su hijo mayor mostraba hematomas en el rostro y estaba fallecido, mientras que el bebé Ramiro tenía una herida punzante en el abdomen y lloraba desconsoladamente, alertando a los vecinos de que algo terrible sucedía en la residencia. El pequeño, según la información vecinal, fue trasladado al hospital Mi Pueblo por el bisabuelo y, ahora se encuentra en estado reservado de salud.

Según testimonios de los familiares, quienes citaron a Aníbal Joaquín Mansilla (29) como el presunto autor material, este último estuvo en la vivienda hasta altas horas de la madrugada. La aprehensión de Mansilla se llevó a cabo en el Departamento 928 del tercer piso de la Entrada 79 del B° Pepsi, donde el sospechoso, según los voceros, admitió su participación en el crimen de manera confusa, mencionando que «se mandó un moco y no sabía por qué lo hizo».

La Dra. Texeira de la UFI N° 6 se hizo presente en el lugar, impartiendo directivas a las autoridades. Se comisionó un grupo GAD para resguardar al aprehendido y la dependencia policial. Las circunstancias de este trágico suceso dejaron a la comunidad de Bosques consternada y exigiendo justicia para Camila y sus dos pequeños.

Este horrendo episodio resalta la urgente necesidad de abordar la violencia de género y promover medidas preventivas en la sociedad. La comunidad de Bosques llora la pérdida de una joven madre y uno de sus dos hijos, en un hecho que deja una marca indeleble en la memoria de todos.

Compartir artículo

Suscribirte

Popular

Te puede interesar
Relacionado

Los violadores no hicieron cuarentena: condenaron a uno de los agresores que atacaban a mujeres durante el aislamiento por Covid

(Por Romina Martínez Parfeniuk, periodista especializada en judiciales y...

Denuncian a vecina de Ranelagh por presuntas estafas a vecinos de barrios privados de Berazategui

Una vecina de la localidad de Ranelagh fue denunciada...

Las historias detrás del merendero que lucha contra el hambre en Pico de Oro

Cuatro madres valientes reabren un espacio vital en medio...

La Iglesia Católica local criticó la Ley Bases de Milei

En una contundente declaración, la Iglesia Católica de Quilmes,...