Connect with us

Judiciales

El día que mataron a un testigo clave en la causa de violencia policial más emblemática de Florencio Varela

Published

on

Le habían dicho que lo iban a matar y lo mataron. Jorge Galván Plaza (31) era testigo clave en uno de los casos emblemáticos de violencia policial en Florencio Varela y apareció fusilado hace 14 años, el 27 de abril del 2007, en un descampado detrás del barrio Pepsi. Lo callaron para siempre. Así fue el día que mataron a un testigo clave en la causa de violencia policial más emblemática de Florencio Varela.

Plaza había sido testigo de cargo en el juicio oral por el homicidio de Andrea Viera, ocurrido el 10 de mayo de 2002, cuando Andrea y Gustavo Cardozo salieron de su casa en Florencio Varela para ir a visitar a un familiar y en el camino se bajaron del colectivo 324 debido a que ella estaba descompuesta. La pareja fue detenida por un grupo de uniformados que los acusaba de haber disparado contra un policía. Viera y Cardozo fueron llevados a la Seccional Primera de Varela.Andrea tenía 25 años cuando fue detenida y torturada junto con su marido Gustavo Cardozo en la comisaría 1º. Jorge Galván Plaza estaba detenido en una celda de la principal seccional varelense y luego de un tiempo se animó a contar todo.

Tapa de Infosur del 30 de abril del 2007, que daba cuenta del crimen ocurrido días antes.

El juicio oral se realizó en julio de 2006. El testimonio de Plaza fue clave para condenar a una mujer policía a prisión perpetua por tortura seguida de muerte, mientras que otros cuatro policías fueron absueltos. El caso Viera iba a tener una segunda parte, con más uniformados en el banquillo, pero Galván Plaza ya no pudo ratificar su testimonio.

El 27 de abril del 2007 apareció dentro de una zanja, en un camino de tierra que lleva a la tosquera de Sacarpatto, cerca del barrio Pepsi, en Florencio Varela, a unos 200 metros de la ruta provincial 36. El padre de la víctima, que lleva el mismo nombre, fue quien confirmó las amenazas recientes contra su hijo, que estaba acostumbrado a las persecuciones, en algunos casos por hombres de uniforme que se movían en móviles oficiales.

“La autopsia dice que lo mataron en otro lugar y que luego llevaron el cuerpo al descampado donde apareció. Le pegaron un tiro en la sien desde muy cerca, cuando estaba sentado. Usaron un arma de grueso calibre, una 38 o una 9 milímetros o similar. No aparecieron el arma ni el proyectil”, dijo en aquel entonces Carlos Zimerman, uno de los abogados de la familia de Andrea Viera. El disparo lo hicieron “desde una distancia muy corta”. Una versión dijo que fue a menos de 50 centímetros. El cuerpo apareció boca abajo y bien vestido. Zapatillas rojas, de buena marca, pantalón jean azul, remera roja y campera. Tenía una pulsera en una de sus muñecas y aritos. El robo no fue el móvil del homicidio.

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com