Connect with us

Actualidad

Allanamiento por error: ¿Se equivocaron o hay algo más?

Published

on

allanamiento

La familia de Santiago Olivera vivió una pesadilla el 15 de mayo, cuando efectivos de la Comisaría Primera de Florencio Varela junto a personal de Infantería Bonaerense irrumpieron en su casa (Av. Pte Perón con numeración a la vista entre 861 y 863) con una orden de allanamiento dictada por el Fiscal de la UFI 1 local – Dr. Provisiorato-.

Según denuncia el vecino, los agentes de la policía le precintaron sus manos e hicieron lo mismo con  sus hijos menores de edad. En tanto, amedrentaron a su madre de más de 70 años y a sus hermanas  junto a sus pequeños hijos.

 “Entraron a nuestra casa, nos trataron como delincuentes cuando somos trabajadores» dijo Olivera. El vecino de Zeballos aseguró «los policías les pusieron precintos en las manos a mis hijos que son todos menores de 15 y 11 años, intentaron hacerle lo mismo a mi madre que es una señora jubilada de 74. Nos gritaron y nos hicieron pasar un mal momento».

“Eran las 8 de la noche, estábamos cenando con mi mamá, mis hijos y una de mis hermana con su bebé de un año. En  eso vemos que ser abre el portón que da a la vereda e ingresan un montón de policías armados esos que tienen los escudos. No entendíamos nada” narró aun indignado Olivera.

allanamiento

“Decían que era un allanamiento. Nadie se identificó, solo nos gritaban que nos pusiéramos contra la pared y nos presentaron. A mi mamá la quisieron precintar y a mis sobrinos chicos también.  Nos basurearon, a los nenes chiquitos les preguntaban cosas. A mi madre la hicieron pasar un muy mal momento” detalló el damnificado.

“Decían que buscaban armas y celulares. Que buscaban a un Santiago que tenía vínculos con la barra de Defensa. Les dije que revisaran que no teníamos nada, que somos trabajadores. Que ninguno de nosotros tiene que ver con el club Defensa y Justicia. Nos dejaron un desastre y nos basurearon, no hablaban como si fuéramos delincuentes pero nosotros no tenemos nada que ver. No les importó el daño psicológico que causaron a todos” sentenció Olivera.

“Mi mamá Elsa (74), mis hermanas, mis sobrino y mis hijos tiene miedo luego de lo que pasaron” contó Olivera y resaltó “Agradezco al SAME local que  luego de que se fue la policía vinieron y asistieron a mi mamá que tuvo un pico de presión. También, contuvieron a mis sobrinos menores”.

Sin saber por qué vivieron un calvario

El calvario para la familia de Santiago duró más de una hora. Olivera, sus hijos y sobrino estuvieron  con sus manos precintadas todo ese tiempo. Hasta que los numerarios de la comisaria de av. San Martín y Jorge Newbery  sin dar explicaciones les dijeron que habían terminado y que se iban.

«Alguien hizo una denuncia por un robo en Varela Centro, dio un nombre y señaló una casa… Esta gente vino y nos trató como delincuentes y se equivocaron de casa» dijo el vecino que intentó hablar con el fiscal de la UFI 1 que ordenó un allanamiento en su vivienda pero “Me negaron la oportunidad.  En fiscalía, el martes no me tomaron la denuncia y el fiscal se negó a atenderme. Solo me dijeron que el fiscal Provisiorato recibió una desuncía y ordenó allanar la casa de un Santiago y por lo que pude ver las indicaciones de allanamiento no concuerdan en nada con la vivienda de mi madre, ni la mía, ni la de mi hermana, ya que los policías no solo entraron indebidamente en mi casa si no que fueron a la de mi mamá y de mi hermana en el mismo terreno. Y también ingresaron a dos terrenos del mío en la casa de mi hermana…» relató aun preocupado y con miedo por la situación que vivió su familia.

allanamiento

Sin respuestas en la Fiscalia Descentralizada, Santiago Olivera se acercó a la Comisaría Primera para interiorizarse de la denuncia que llevó a los agentes a su casa. “En la comisaría estaban todos los policías que ingresaron indebidamente en mi casa. Se reían al verme. Incluso intentaron sacarme la copia que me dieron tras el allanamiento ilegal en mi domicilio y noté que querían llevarme a otro sitio de la seccional. Me di media vuelta y decidí hacerlo público ya que no quiero que vuelva a suceder” sentenció el vecinos de Zeballos que espera disculpas del Fiscal Provisiorato y de los agentes bonaerenses que irrumpieron en su domicilio.

 «No descarto que esta situación tenga que ver con el pedido que venimos haciendo por justicia para Michel Villanova»

Santiago Olivera perdió a su sobrino hace un año y medio, Michel Villanova fue atropellado  el 19 de febrero de 2022 cuando cruzaba la ruta 36 a la altura del barrio Las Margaritas y fue embestido por una camioneta Toro que circulaba a más de 120 km por hora. Por el hecho se encuentra detenido en su domicilio el joven Víctor Agustín Falcón cuyo juicio se estará llevando adelante antes de fin del 2023.

“Cuando fui a la fiscalía se lavaron las manos, en la Comisaría también. Y luego de todo lo que me dijeron me dio la sensación de que el allanamiento es una forma de atemorizarnos para que paremos con el pedido de justicia que venimos haciendo hace más de un año por la muerte de Michel” relató Olivera y aclaró “hablaron de Defensa y Justicia y en las fotos que están en las banderas por el pedido de justicia de él esta con una camiseta de ese club”.

Edición Impresa

Escribinos

Últimas Noticias




Tendencia