Alerta máxima por el juicio a la peligrosa «Banda del FAL» que acribilló al empresario de Varela

Desde el próximo lunes 4 de octubre, comenzarán a ser juzgados los miembros de la Banda del Fal, acusados entre otros del homicidio del empresario de Florencio Varela, Aldo Venturini para robarle la recaudación de su comercio. Hasta el momento se han dispuesto unas ocho audiencias de debate en el Tribunal Oral N° 3 de Quilmes, con un importante operativo de seguridad y de declaración de testigos.

Los encartados que se sentarán en el banquillo de los acusados son Maximilano Peñaflor, Ricardo Castro Madrid, Juan Pablo Mendoza; Laureano Juan Nievas Torres y Alan Ezequiel Dzikoski; vale recordar que uno de los miembros de la organización, Gustavo Olivera había aparecido ahorcado en la cárcel años atrás.

Según pudo saber, las actuaciones – expediente- tienen alrededor de 35 cuerpos y para el debate se aguarda la convocatoria de una cerca de 186 testigos -varios de identidad reservada- en las jornadas de producción de prueba. Según el cronograma, que se estableció hasta el momento las fechas establecidas para los debates serán 4, 5, 6, 7, 8, 12, 13 y 14 de octubre. 

Aldo Venturini, el empresario acribillado en Varela junto a un familiar.

El homicidio del empresario varelense ocurrió el 30 de enero de 2017, alrededor de las 10, en la intersección de la avenida República de Francia y José Blanco, de Florencio Varela, por donde Venturini (69) se movilizaba en una camioneta Renault Master junto a dos policías que iban de custodios. Según consta en la causa, Venturini había partido de su distribuidora de cigarrillos, galletitas y golosinas rumbo a un banco con una cifra cercana a los seis millones de pesos. La Renault Master fue interceptada por una camioneta Ford Ranger de la que varios delincuentes se bajaron y comenzaron a disparar con pistolas y fusiles. En el lugar se originó un intercambio de disparos en el que Venturini, quien viajaba en el asiento del acompañante, fue alcanzado por los balazos y murió en el lugar, mientras que uno de los policías resultó herido en una pierna y la banda se llevó los seis millones de pesos.

Un juicio con extrema seguridad

Debido a la peligrosidad de los delincuentes que llegan a juicio se prevé que se realizará un mega operativo de seguridad en inmediaciones de la sede de los Tribunales Penales de Yrigoyen 475, que podría prever corte de arterias comprendidas en el radio del edificio judicial.

Recordemos que, los integrantes de la peligrosa banda serán juzgados por los jueces Darío Hernández; Alicia Anache y Alejandro Portunato integrantes del  Tribunal Oral N° 3 de Quilmes.

Uno de los detenidos apareció ahorcado

En junio de 2017, a menos de 5 meses del homicidio del empresario Venturini, uno de los integrantes de la Banda del Fal -cuyo ADN confirmó su participación en la escena del crimen- apareció sin vida en su celda del Complejo Carcelario de la localidad de General Alvear, en la que se encontraba alojado cumpliendo prisión preventiva. Gustavo Olivera, estaba sindicado como uno de los cabecillas de la temible banda que cometió  ataque al empresario varelense el 30 de enero en el cruce de República de Francia a pocas cuadras de av. Calchaqui.

Olivera había sido detenido a principios de abril del 2017tras 16 allanamientos en los partidos de Pilar, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Almirante Brown, Ezeiza y Tres de Febrero. Estaba imputado de ser integrante de la banda que el día del crimen de Venturini, 30 de enero, resultó herido de bala por los policías que lo custodiaban y en el marco de la causa se había ordenado el cotejo de ADN con su perfil genético y el de la sangre hallada en la camioneta usada en el hecho por los delincuentes, determinando que la sangre pertenecía al ahora fallecido Olivera, prueba que era contundente y agravaba sustancialmente su situación procesal, según reveló el sitio Data Judicial.

Foto judicial

En el tiroteo donde mataron al empresario hubo 140 disparos

El ataque donde fue asesinado Aldo Venturini fue feroz y muy violento, el grupo comando lo interceptó cuando iba al banco, lo atacó a balazos y le robó 6.000.000 de pesos. Según el peritaje balístico realizado por  Gendarmería Nacional dio cuenta de que en el tiroteo que terminó con la vida de Venturini, de 69 años, hubo 140 disparos. La mayoría de los disparos provinieron de las armas de los integrantes de la banda del fal.

Le quitaron la vida a 15 cuadras del Banco

El cruento asalto ocurrió el 30 de enero de 2017 entre las 9.40 y las 9.50 en República de Francia y José Blanco, en Florencio Varela, donde la camioneta Renault Master blanca de Venturini fue interceptada por el grupo comando, integrado por entre cuatro y seis ladrones encapuchados, que se movían en una Ford Ranger.

Venturini iba al volante de la camioneta. Su empleado en Casa Dany SRL iba en la parte de atrás junto con el teniente 1° Leonardo Flores y el sargento José Herrera, que hacían un servicio de Policía Adicional (Polad).

Venturini, su empleado y los dos policías habían salido de Casa Dany SRL, en la avenida San Martín 338, hacia la sucursal del Banco Provincia de Calchaquí al 6500, en el denominado Cruce Varela. A las nueve cuadras, y cuando les faltaban 15 para llegar a destino, se desató el infierno. «Al menos cuatro delincuentes encapuchados se bajaron de una Ford Ranger. Dos comenzaron a disparar y los otros se dirigieron directamente a buscar el botín. Sabían que había una importante cantidad de dinero», explicaba un jefe policial en su moemnto.

Por las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad de la empresa de la víctima se pudo determinar que cuando la camioneta salió de la empresa ningún vehículo los seguía. Es decir que sabían qué camino iban a realizar y los esperaron con tiempo.

Según otras fuentes policiales, los dos delincuentes que dispararon lo hicieron con fusiles tácticos automáticos de calibre 5.56, de uso militar y capaces de descargar mortales ráfagas. «Cuando comenzaron los disparos contra la camioneta de Venturini los custodios repelieron la agresión. Hubo más de 30 disparos», agregaron los informantes.

El empresario murió al recibir dos balazos, uno en el pecho y otro en la parte izquierda del rostro. El teniente Flores recibió un impacto de bala en una de sus piernas. El oficial fue trasladado al Hospital El Cruce, situado a pocas cuadras de la escena del crimen, donde recibió asistencia médica y ayer a la tarde ya fue dado de alta.

Los ladrones escaparon a toda velocidad con el millonario botín. Poco después, personal de la comisaría 3° de Florencio Varela halló la camioneta Ford Ranger abandonada a unas siete cuadras.

Detenciones

 La denominada “Banda del FAL” fue bautizada así por los fusiles de guerra que empleaban para cometer los hechos. En los allanamientos se secuestraron tres fusiles, dos de ellos FAL y un AR-15 como el que emplea el ejército estadounidense, calibre 5,56.Ta mbién se incautaron tres pistolas 9 milímetros, dos marca Bersa y otra Taurus; nueve cargadores de fusil; once de pistolas; 300 balas; handies con frecuencias policiales; dinero en efectivo; varios celulares, un estuche de guitarra donde guardaban las armas, pasamontañas y guantes.

 Según las fuentes, escuchas directas, cruces telefónicos, seguimientos de cámaras de seguridad, cotejos balísticos y la declaración de testigos de identidad reservada permitieron identificar a los integrantes de organización que aún tiene al menos a un integrante prófugo que se fue de viaje al exterior con el dinero de los asaltos y secuestros.

 Los vehículos empleados y los proyectiles de fusil que dispararon fueron los que permitieron vincular en cada uno de los hechos a la misma organización y así se pudo establecer que además del homicidio de Venturini, cometieron entre octubre del año pasado y marzo de este año, al menos siete secuestros extorsivos y cuatro robos a bancos en los que se llevaron más de dos millones de pesos con la modalidad de entrar rompiendo el blindex a mazazos y llevarse el dinero para la recarga de cajeros.

El presunto líder del organización es “Pachu” Peñaflor, quien durante la primera década del 2000 fue investigado y mencionado por varios secuestros extorsivos resonantes como el Antonio Echarri, padre del actor Pablo Echarri, ocurrido en 2002 en Avellaneda; el de Cristian Ramaro, en Tigre en 2004; y el del adolescente Nicolás Garnil, en San Isidro en 2005.

Los otros tres presuntos integrantes de la “Banda del FAL” detenidos junto a Peñaflor son Juan Carlos Mendoza; Laureano Juan Nievas Torres, alias “Nani”; y Gustavo Olivera, alias “Cabezón- que se habría suicidado-”.

Los cuatro fueron detenidos en abril del 2017 por el robo al banco de Tigre  y por el homicidio de Venturini.