Connect with us

Actualidad

Villa Azul encendió las alarmas en los 70 barrios populares de Florencio Varela

El estallido de un brote de casos positivos de coronavirus en Villa Azul, un asentamiento de aproximadamente 5.000 personas que se encuentra en el límite de los partidos de Quilmes y Avellaneda, encendió todas las alarmas en el resto de los barrios vulnerables del AMBA.

Y en Florencio Varela, la preocupación es mayúscula. Desde la Comuna que conduce Andrés Watson remarcan que los operativos sanitarios ya están en marcha, buscan posibles contagios “casa por casa” y organizan comités para hacer un seguimiento de la situación en cada barrio. Hasta ahora los datos aparecen como alentadores pues no se encontró un contagio masivo, pero desde el área sanitaria saben que cuando se habla de coronavirus, no hay nada para festejar, sino siempre es para mantener la guardia en alto.

En Florencio Varela existen registrados unos 70 barrios populares lo que ubica al distrito en el podio de las comunas con más barriadas de emergencia, superadas por La Matanza, con 122, y Moreno, con 80

.

El dato es de conocimiento público y, con mínimas diferencias, coinciden el mapa que contiene información del Registro Público Provincial de Villas y Asentamientos precarios, y del Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap)”.

El relevamiento nacional llama barrios populares a donde viven “al menos 8 familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a 2, o más, de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal)”.

La Provincia de Buenos Aires tiene su propio Registro Público Provincial de Villas y Asentamientos Precarios. El resultado es similar al del registro nacional. En los 24 partidos del Gran Buenos Aires hay un total de 981 villas y asentamientos precarios.

La Matanza, además de ser el municipio con más villas, es el que tiene más superficie cubierta por barrios de emergencia. Son 1800 hectáreas en total. Le siguen Quilmes (906 hectáreas) y Moreno (846). Florencio Varela, en cuanto a la extensión aparece más relegado que por cantidad.

Esto, claro, solo contempla los barrios inscriptos en el Registro Público de Villas y Asentamientos de la provincia: existen cientos de tierras ocupadas irregularmente que no aparecen en la estadística, y que tienen incluso más problemas sanitarios y de infraestructura que los “oficiales”.

La extensión un caldo de cultivo para el Covid

Con todo, según los registros disponibles las villas y asentamientos de la provincia ocupan unas 15 mil hectáreas en total, en donde habitan unas 500 mil familias. Siguiendo las proyecciones de la Fundación Techo, que utiliza la media nacional de 4,6 personas por familia, se trata de 2.300.000 personas: unas 150 por hectárea.

El distrito con mayor cantidad de familias viviendo en villas y asentamientos es Lomas de Zamora: son 51 mil familias, más de 200 mil personas distribuidas en 64 barrios que ocupan mil hectáreas totales. Le siguen Quilmes (42.000 familias), La Matanza (38.000), Lanús (21.500) y La Plata (21.000).

Sobre el acceso a los servicios básicos, un relevamiento de la ONG Techo en 2016 daba cuenta de que el 70% de la población de las villas no tiene acceso a la red eléctrica, el 87,7% no cuenta con acceso a las cloacas y el 95% está privado de agua potable.

Cualquier solución en materia de infraestructura siempre corre por detrás del crecimiento poblacional: un informe de la Universidad Nacional de General Sarmiento daba cuenta de la velocidad de crecimiento de la población de los asentamientos: entre 1981 y 2006 había aumentado a un ritmo del 220%, mientras que el promedio para el resto del Conurbano en ese período fue del 35%.

El caso de Villa Azul

El barrio Azul es considerado como una villa por el registro público bonaerense. Esta categoría hace referencia a “urbanizaciones informales producto de ocupaciones de tierra urbana vacante o de la afectación de tierras fiscales por el Estado para asentar a las familias provisoriamente, cuyas características son tramas irregulares”. Las características de este tipo de barrios es que están organizados en “intrincados pasillos”, con “viviendas construidas con materiales precarios, alta densidad poblacional, escaso o nulo espacio verde e infraestructura autoprovista”.

El asentamiento nació originalmente en 1951 en Wilde, partido de Avellaneda, pero en 1960 se expandió hacia tierras de Don Bosco, en Quilmes, donde se encuentra actualmente la mayor porción de su territorio. De acuerdo a los últimos relevamientos viven allí 930 familias (unas 4.500 personas) en un terreno de 10 hectáreas.

Según el Renabap, la mayoría de los vecinos no cuenta con título de propiedad, la conexión eléctricas es irregular y no existen las cloacas ni el agua potable. La mayoría utiliza gas en garrafa y se calefacciona con aparatos eléctricos. Por todo esto, el organismo lo calificó como “precarias” las condiciones de vida de la población.

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com