Quilmes: juzgan a los hermanos Rubio por el asesinato de un joven...

Quilmes: juzgan a los hermanos Rubio por el asesinato de un joven en Solano

Compartir

Con la declaración de la madre y el cuñado de la víctima comenzó ayer a cargo del Tribunal Oral Criminal Nº 4 de Quilmes el juicio contra los hermanos Rubio, acusados del homicidio de un joven trabajador tras una presunta discusión en San Francisco Solano años atrás.
El joven declarante puntualizó aspectos precisos de los hechos ya que es un testigo presencial de cuando fue atacado Braian Barrionuevo en inmediaciones del centro de Solano. Los hermanos Damián y Pablo Rubio están sentados en el banquillo de los acusados, a ambos se les imputa el asesinato de un joven en la plaza sita en 844 y 891 de esa localidad. El hecho ocurrió hace casi 10 años atrás.

 
Braian Barrionuevo tenía 19 años. El 10 de febrero de 2010, recibió un disparo en la nuca que le provocó la muerte, mientras barría la plaza Yapeyú (ubicada en la calle 844 y 891). En una de las esquinas de esa plaza céntrica de San Francisco Solano, frente al playón, los hermanos Damián y Pablo Rubio administraban un kiosco que se había instalado, a ambos se los vinculaba a estar alineados al peronismo quilmeño. Desde un primer momento, se señaló a uno de los hermanos Rubio como el autor del disparo que terminó con la vida de Barrionuevo.
Desde ayer los jueces Mario Caputo, Fernando Celesia y Alberto Ojeda, escuchan a los testigos en el delicado debate que le costó la vida a un joven trabajador que era muy querido en Solano, dicho hecho derivó en una reacción vecinal en contra de los Rubio.
El fiscal de juicio Claudio Pelayo, lleva adelante las acusaciones que pesan sobre los imputados -que son asistidos por el defensor oficial Roberto Campo y el letrado particular, Diego Raidan-. Los encartados luego del crimen evadieron el accionar de la Justicia.
A las pocas horas del asesinato de Barrionuevo, el kiosco de material -instalado sobre la vereda de la calle 844 y 893-, que explotaban comercialmente los Rubio, fue destruido en su totalidad, los lugareños lo incendiaron.
Se prevé que la semana próxima siga adelante el proceso en el que declararán una numerosa cantidad de testigos que han sido convocados en torno al proceso oral y público.

Compartir

No hay comentarios