Prisión preventiva para los imputados

Prisión preventiva para los imputados

Compartir

A ella le gusta bailar. Siempre soñó con ser una gran bailarina. Pero la vida la condenó a un ritmo sin música y con mucho de pesadilla. V. la joven de 17 años que denunció la violación en manada, empieza por estos días a respirar. A los diez acusados le dictaron la prisión preventiva: uno de ellos estaba prófugo y se entregó el mismo día del fallo judicial. Y su historia, puesta en duda por muchos vecinos que obligaron a una mudanza, empieza a ser más que creíble. Al menos para la Justicia.

Las sentencias judiciales se analizan por lo que dicen pero también por lo que omiten. En este caso, lo que el juez de Florencio Varela dejó escrito comienza a poner a tono a la Justicia con la sociedad. O, quizás para mejor decir, a quienes deben administrarla.

Para el Dr. Diego Agüero no es lo mismo saber que no saber. Por eso, el análisis pormenorizado de su fallo por el cual dictó la prisión preventiva para los acusados manteniendo la carátula de “abuso sexual agravado por la participación de varias personas y por haber sido gravemente ultrajante para la víctima”, comienza a dar luz sobre otros expedientes que de lo contrario podrían dormir en la oscuridad de la cultura patriarcal que tiene mucho peso en el ámbito judicial.

En varios tramos del fallo – al que Infosur tuvo acceso- se sostienen los postulados de las corrientes feministas, a las que se las comparó como una ola verde, como son el colectivo de actrices argentinas que acompañaron el caso de Thelma Fardín, cuando acusó al actor Juan Darthes. Tambien se leen frases como YO TE CREO, se transcribe un relato del libro mujeres sobrevivientes de Zuleika Esnal, la canción de Chocolate Remix “Ni Una Menos” de una banda de reggae feminista lésbico, opiniones de abogadas especialistas en la temática de violencia de género que exponen sobre los fallos de la justicia machista y de una filósofa que compara la justicia ciega frente a la justicia con políticas de género.
Agüero claramente se puso de la vereda de las mujeres que defienden los derechos de la mujer y le creyó a V.

No sólo fue una creencia sexista sino que en el fallo se valoran los resultados de los informes médicos y químicos (se hallaron muestras de semen, sangre y ácido prostático en el cuerpo y ropas de la niña); sumado al relato de testigos.

En otros tramos del fallo se puede leer las afirmaciones del juez que concluye que a la mujer que denuncia se le debe creer hasta que se demuestre lo contrario, que la cultura del patriarcado que sostiene que la mujer tiene la obligación de entregar su cuerpo al hombre quedó en el pasado y que las mujeres tienen derecho de vivir libres, vistiéndose como quieran, bailando, bebiendo y hasta drogarse y no por eso el varón tiene una justificación para abusar sexualmente de ellas y tratarlas como un objeto que se usa y se deja tirado sobre una cama.

Un fallo duro, que transmite la realidad que viven muchas chicas en estados extremos de vulnerabilidad y trata de cambiar a la justicia machista y fallar con perspectiva de género.

Finalmente se ordena notificar a los imputados y a la víctima en lenguaje sencillo y el magistrado dedicó un capítulo traduciendo la sentencia en términos que puedan ser comprendidos por la niña y los hombres detenidos y por el resto de la sociedad que no tenga conocimientos del derecho penal.

Ahora los diez detenidos esperarán el juicio privados de la libertad enfrentando una acusación que amenaza una pena de efectivo cumplimiento que podría llegar a los 20 años de prisión.

Compartir

No hay comentarios