No se olviden de la “masacre de Varela”, ya son dos años...

No se olviden de la “masacre de Varela”, ya son dos años de impunidad

Compartir
Avenida Calchaquí y Bombero Galarza, una cámara toma el paso de las chicas aquella madrugada fatal. (Foto judicial)

Sentada sobre el cordón de la vereda, Magalí Pineda escucha el estruendo y ve caer a sus amigas. En cuestión de segundos y sin entender lo que ocurría, el golpe seco y contundente la voltea a ella. Tirada en la calle, con la cara llena de sangre ve que alguien corre. ¿Era el atacante o tenía miedo? Fueron 20 balazos en 10 segundos. La escena tuvo lugar el 11 de febrero del 2017 a las 06.04.47. 9 balas le dan a Sabrina Barrientos, 6 a Denise Juárez, ellas dos son las víctimas fatalaes; dos a Magali y tres a Némesis, las sobrevivientes. Como se dijo, la última en caer es Magali. Y el asesino corre. La última vez que se lo puede ver se escapa por Diagonal Granaderos y Monteagudo. ¿Era ese?

A dos años de la masacre de Florencio Varela, en la que fueron asesinadas dos chicas, de 16 y 17 años, mientras que dos amigas, también menores, fueron heridas de gravedad, el caso sigue impune.

Hace veinticuatro meses en plena calle un tirador vació el cargador de una pistola calibre 9 mm contra las cuatro chicas que habían salido de bailar y esperaban el colectivo en la esquina de Senzabello y Los Andes, en Florencio Varela. Y no hay culpables.

Si bien, hasta el momento, en el expediente, de 8 cuerpos, hay dos imputados y ningún preso, la hipótesis más firme de la familia de Sabrina apuntó a un grupo de narcotraficantes.

El expediente, tal como informó este medio, fue archivado el año pasado. Y desde entonces no registra novedad. Duerme el sueño de los injustos.

La captura del video donde se observa al misterioso sujeto.

UN VIDEO
Cuando este medio publicó las imágenes de los cuerpos tirados sobre el asfalto en un verdadero baño de sangre hubo críticas de varios sectores, pero ese video pudo dar un dato que ingresó a la causa a través de un abogado.

Esas imágenes grabadas cuando las cuatro chicas estaban tiradas entre la calle y el cordón de la vereda podrían confirmar que el asesino regresó a la escena de la masacre. En el video se puede observar a un joven con una campera deportiva azul cuando amenazaba a Magalí, una de las sobrevivientes.

“Vos cerrá la boca. Yo estoy muy loco y te voy a matar”, parecía decirle el sospechoso a Magalí que gritaba de dolor y se desangraba en el piso. En la grabación, se puede escuchar la débil voz de Magalí que respondía a las amenazas del sospechoso: “No voy a decir nada”. ¿Cumplió?

zzzznacr2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, FEBRERO 11: Fotografia de Sabrina Barrientos (izq.) y Denise Juárez, las jovenes que murieron tras haber sido
baleadas a la salida de un boliche en la localidad bonaerense de
Florencio Varela.
Foto NA: FACEBOOKzzzz

CAMINO A LA NADA
La investigación comenzó con una supuesta relación que mantenía Denise Juárez con un hombre de 36 años, Luis Esteban Weiman. Él la doblaba en edad, muchas publicaciones de las redes sociales de ambos los mostraban juntos en plazas y boliches de Varela. Familiares de Denise afirmaron que ambos habían mantenido un noviazgo que se había terminado tres meses antes del asesinato y desde ese momento, él la acosaba. Un mes después de haber caído preso, Weiman quedó en libertad por falta de pruebas, porque ninguno de los testigos lo ubicaba en la escena del crimen. También se inculpó a un joven de 14 años, que habría caminado con ellas hasta la parada del colectivo. Este chico fue señalado por Magalí Piñeda, una de las dos sobrevivientes, aunque después dijo que no estaba segura de quién era la persona que había disparado. Es más, ella simplemente dice “pasó el 148 y empezamos a caer al suelo” dando a entender que no sabía de dónde venían las balas. ¿La DDI de Quilmes influyó a la hora de reconocer al menor?

EL OTRO VIDEO
¿Quiénes estaban en esa parada de colectivos, desde dónde venían, cuántos eran, se bajaron de un auto para disparar o estaban cerca de ellas?. ¿Fue uno solo o más personas intervinieron en el hecho? Estas y otras preguntas dominan el expediente judicial voluminoso en fojas.
La primera cámara Domo ubica a las cuatro jóvenes en las intersecciones de Güemes y Senzabello de Florencio Varela. A cinco cuadras de allí exactamente a las 05:44 un hombre con una campera color claro, camina hacia la parada de micros sobre la calle Senzabello esquina Los Andes y allí se queda.
A las 5:51 un hombre sale de una vivienda que parece también un local comercial y que está frente a la misma parada de colectivos, en las cercanías de un terreno baldío donde se amontonan coches viejos. Mientras cruza la calle aparece otro hombre caminando desde la calle Los Andes hacia la esquina de la parada de micros.
A las 5:58 las cuatro amigas Sabrina, Denise, Magali y Némesis llegan caminando a esa misma parada de colectivos, se las ve charlando tranquilas. Por su andar se percibe que estaban alcoholizadas. Charlan, seguramente del boliche y lo que allí vivieron. Apenas llegan a la parada hacen señas al colectivo de la línea 148 “El Halcón”, que no se detiene. En esos momentos están en la parada las cuatro chicas y dos sujetos.
A las 6.00 exactamente pasa caminando otro hombre por el lugar, se dirige hacia la calle Güemes y dobla en la esquina en dirección a la avenida San Martín.
En ese mismo momento llega otro colectivo de la línea 148 y se detiene. Se baja del mismo un hombre por la puerta trasera y asciende uno de los dos sujetos que estaban en la parada. Las chicas siguen allí charlando. El señor que baja se va caminando lentamente.
Mientras las chicas siguen sentadas en el cordón charlando entre ellas, se observa que aparece la figura borrosa de un muchacho al que se distingue de tal manera por la agilidad de sus movimientos, desde la calle Los Andes hacia la parada de micros de Senzabello.
En tanto, un auto color bordó pasa por el lugar y se observa que las chicas le arrojan algo. Después se sabrá que es un remisero cuyo testimonio podría ser clave en la investigación.
Se observa a joven de la figura borros cuando se les va acercando lentamente. Luego se agacha como si fuese a sentarse pero se queda en posición de cuclillas amenazante y muy cerca de las cuatro chicas.
Son las 06.03 y faltan segundos para que la matanza comience.
Son las 06.04 Se ve a un hombre que camina por la vereda de enfrente y sin detener su marcha dobla en la esquina de Senzabello y Güemes.
Son las 06.04.47 los fusilamientos están en marcha. El primer balazo ya fue disparado. El ejecutor tarda sólo diez segundos en tirar 20 balazos, 9 le dan a Sabrina Barrientos, 6 a Denise Juárez, dos a Magali y tres a Némesis. La última en caer es Magali. Y asesino corre. La última vez que se lo puede ver se escapa por Diagonal Granaderos y Monteagudo.

MONOLITO
Hoy, lunes, a las 19 horas en el mismo lugar de la masacre, se realizará el acto para recordar a las víctimas. Se presume que se colocará un monolito para que no nos olvidemos. Mientras la Justicia de Varela mira para otro lado y sigue archivando la causa.

Compartir

No hay comentarios