Murió un caballo durante un tiroteo entre policía que hacía viajes de...

Murió un caballo durante un tiroteo entre policía que hacía viajes de UBER y delincuentes que quisieron asaltarlo

Compartir

Frenó para girar a la izquierda. En Ingeniero Allan, Florencio Varela, hay que andar despacio. Luis R., vio de costado que venían dos jóvenes a pocos metros. El hombre, de 30 años, suele engrosar su magro sueldo de oficial de la Policía Bonaerense haciendo viajes con la aplicación UBER. La pasajera le hablaba de tiempo y el clima, mientras la radio daba cuentas de la política y de la economía.

Los pibes, uno montado a caballo y otro en bicicleta, le apuntaron a la cara a través del vidrio. “Es un asalto”, llegaron a decir. El policía le contestó a los tiros. Los delincuentes, dicen los voceros, le respondieron con balas. Terminó perdiendo el caballo que agonizó por varias horas antes de morir. Uno de los tiros le perforó una arteria. Los malvivientes se escaparon como pudieron. Uno, por lo menos, estaba herido. El conductor del UBER y la pasajera, siempre según los voceros, resultaron ilesos.

Fuentes policiales y judiciales señalaron a Infosur que el hecho ocurrió este jueves unos minutos antes de las 6 de la mañana, en el cruce de las calles 1150 y 1119, de Ingeniero Allan.

Todo comenzó cuando un joven a caballo asaltó al conductor de un UBER que llevaba una pasajera y tras amenzarlo con un arma de fuego se produjo un tiroteo que terminó impactando en el cuerpo del equipo que perdió la vida después de una larga agonía.

Una fuente judicial precisó que apenas concretado el tiroteo, los delincuentes lograron escapar. Se hicieron presentes en el lugar los efectivos del Comando de Patrullas de Florencio Varela, a mando del Comisario Sergio Martínez, quienes llevaron adelante una intensa búsqueda del paradero de los sujetos.

Según los voceros, en ese momento, recibieron un alerta del Centro de Salud de Ingeniero Allan porque había concurrido para atenderse un joven de 20 años que presentaba heridas de bala.

Ante esta situación, los policías y las víctimas se trasladaron a la unidad sanitaria donde, según señalaron, reconocieron al sujeto como quien los intentó asaltar.

Los médicos constataron que presentaba cuatro heridas de bala en su mano y se encontraba fuera de peligro, por lo que fue trasladado al hospital Mi Pueblo y en horas será llevado a una celda hasta que la justicia decida su situación. Por otra parte, personal de la comisaría sexta continúa con la búsqueda del cómplice.

Compartir

No hay comentarios