La virgen de Malvinas ya está en la parroquia de Florencio Varela

La virgen de Malvinas ya está en la parroquia de Florencio Varela

Compartir

Está en Florencio Varela. Se trata de la imagen de la Virgen de Luján, que acompañó a los soldados argentinos durante la guerra de Malvinas. Hoy y mañana, los vecinos podrán entrar en contacto con ella porque estará hasta el jueves a la noche en la Parroquia Inmaculada Concepción de la Medalla Milagrosa (en Bombero Senzabello 683, Florencio Varela). Será uno de los pocos lugares por donde pasará la Virgen antes de su recorrida por toda la Argentina, que arrancará el domingo 10 desde la Basílica de Luján.

Esta imagen de la Virgen llegó a las Islas Malvinas una semana después del desembarco del Ejército Argentino, en abril de 1982. Fue la que acompañó a los soldados durante la guerra, y una vez finalizado el conflicto, quedó en mano de los ingleses, quienes la mantuvieron en la sede de su obispado castrense, en Londres, en homenaje a las víctimas de guerra.

El grupo de ex combatientes “La Fe del Centurión”, de la Parroquia de Varela tuvo una participación central en la repatriación. Todo surgió a partir de un artículo periodístico que descubrieron, en el que , se mencionaba el paradero de la Virgen de Luján. Desde ese momento, el obispo castrense Santiago Olivera inició las negociaciones con su par del Reino Unido, Paul Mason, a quien le entregaron una réplica para que colocara en reemplazo de la que ahora volvió a sus orígenes.

Antes de su regreso a la Argentina, la imagen fue bendecida el miércoles 30 de octubre por el Papa Francisco, en la Iglesia Nacional Argentina de Roma. “El grupo trabajó mucho para poder lograr esta histórica restitución. A la misa en Roma asistieron ex combatientes, estuvo llena de emociones y de agradecimiento por el cuidado de la Virgen que acompañó a todos los que lucharon en la guerra”, asegura Gustavo Módica, sacerdote perteneciente a la Diócesis de Quilmes actualmente radicado en la capital italiana.

A su búsqueda fueron el obispo castrense, el párroco de la Medalla Milagrosa, Miguel Hrymacz, un laico del grupo varelense, Daniel Doronzoro, y el capellán de las islas durante el conflicto, el salesiano Vicente Martínez Torrens, quienes llegaron el lunes a Ezeiza con la Virgen en brazos.

El lunes y el martes, la imagen estuvo en Pilar, con los obispos congregados en la 118º Reunión Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina. Este miércoles a las 20 arribará a la Diócesis de Quilmes. Luego de 37 años fuera del país se honrará la imagen con una celebración y procesión desde el Cruce Varela hacia la parroquia, ubicada en la calle Bombero Senzabello. A las 22 arrancará una vigilia, con el acompañamiento de veteranos de guerra, que durará hasta la medianoche.

El jueves a las 8 continuarán las actividades. Habrá un rezo del Rosario, seguido de una conferencia de prensa y testimonios de quienes participaron en la repatriación. A las 18, en tanto, brindarán una charla y contarán sus experiencias el veterano Jorge Palacios y el capellán durante la Guerra, padre Vicente Martínez Torrens, salesiano de Don Bosco. A las 19.30 será la misa principal con la presencia del Obispo de Quilmes, Carlos Tissera y su auxiliar, Marcelo Julián Margni. Y a las 21 se hará una despedida. El domingo comenzará la peregrinación por todo el país desde la Basílica de Luján.

No hay comentarios