La inflación también llegó a la muerte

La inflación también llegó a la muerte

Compartir

Ana siempre pensó qué se sentía entrar a una casa de sepelios y pedir un servicio para uno de sus padres. Son esas cosas de chicos que uno lleva atravesada pese a ser adultos. Y eso pasaba una y otra vez por su mente el día que falleció su mamá cuando atravesó esa puerta de vidrio con la inscripción en grande “sepelios”. De frente una escalera que la llevaba a un primer piso con varias salas distinguidas por letras: A, B, C y abajo, una oficina con un señor amable que le abrió la puerta y la invitó a sentarse.

Ana tenía los ojos hinchados y la voz ronca de tanto llorar. Pero, faltaba más. Porque el fallecimiento de un ser querido además de ser doloroso puede llegar a ser costoso, sobre todo si se trata de un afiliado del Pami.

Desde las funerarias sostienen que muy pocas familias conocen que el PAMI ya no se hace cargo de los servicios fúnebres de sus abuelos y aseguran que continuamente aparecen parientes de jubilados que deben costear alrededor de 30 mil pesos ante la sorpresa.

Esta problemática comenzó a ser atendida por el delegado del Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires en Florencio Varela. Javier Rocha explicó en declaraciones periodísticas que se está realizando un petitorio para alcanzar al titular de la entidad, Guido Lorenzino para que pueda intervenir ante el gobierno nacional: “Es un tema triste y real. Le pasa a todo el mundo. El dinero que el Anses les da a los jubilados para los sepelios apenas alcanza a los seis mil pesos. Es un dinero que se otorga desde hace por lo menos diez años, pero hoy un servicio fúnebre cuesta más de 30 mil pesos explicó”.

Según pudo saber Infosur, Anses es el encargado de administrar el “Subsidio de Contención Familiar” que consta de una suma de seis mil pesos que se otorga, únicamente ante el fallecimiento de un jubilado o pensionado titular, y para gestionar la operación el deudo deberá acreditar los gastos del sepelio. Por otra parte, en caso de que el fallecido sea un afiliado al Pami (no un titular), la gestión administrativa debe realizarse en dicha obra social.

Si bien Anses brinda un subsidio de 6 mil pesos, lo cierto es que en caso de no haber realizado aportes por el servicio fúnebre, los gastos del sepelio pueden llegar a superar los 30 mil pesos.

En este sentido, desde las funerarias comentaron que son muchas las familias que dan por sentado que el Pami cuenta con cobertura fúnebre, y por ende a última hora deben desembolsar el costo total del sepelio con todas las complicaciones del caso.

“Hay muchos que vienen directamente diciendo que son del Pami creyendo que tienen cobertura, pero nosotros inmediatamente debemos informarles que desde hace tiempo que esta obra social se desligó del servicio”, comentan desde las funerarias.

En ese contexto Rocha explicó que con el petitorio intentan que el Defensor del Pueblo pueda intervenir ante Nación para “que se pueda actualizar ese monto” “Las familias se desesperan para pagar un servicio con un dinero que muchas veces no tienen”, dijo y subrayó que “en Varela el municipio se hace cargo y hay vecinos que hacen la colecta, pero sería lógico que se actualice el monto”.

Un subsidio retrasado
En el 2006 el Gobierno nacional firmó un decreto con el cual se establece que el Pami no será el encargado de afrontar los gastos de sepelio, y mediante el decreto 599/06 comisiona al Anses la entrega de un “Subsidio de Contención Familiar por Fallecimiento”.

Por aquellos años, los gastos fúnebres rondaban los $1500 y el subsidio llegaba a cubrir casi la totalidad siendo de $1000.

Sin embargo, con el correr de los años la brecha entre el costo del sepelio y la contribución de Anses se fue tornando más holgada. En el 2012, el subsidio de $1800 llegaba a cubrir la mitad de los gastos que por aquellos años rondaban los $4000.

Actualmente el subsidio de contención familiar es de $3000 y llega a cubrir el 10% de los gastos ya que superan los 30 mil pesos, salvo que los deudos elijan la cremación en cuyo caso los gastos podrían ser de unos 22 mil pesos.

Compartir

No hay comentarios