Hay 500 pensiones de Varela “paralizadas”

Hay 500 pensiones de Varela “paralizadas”

Compartir

Más de 500 pensiones no contributivas de beneficiarios de Florencio Varela se encuentran “paralizadas” por el organismo nacional, según reveló a Infosur el titular de la delegación de varelense del Defensor del Pueblo Bonaerense, Javier Rocha.

El dato es realmente alarmante, puesto que esas pensiones están destinadas a la población más vulnerable con problemas de salud desesperantes. “Estamos recibiendo muchísimo reclamos por pensiones congeladas”, dijo Rocha a la vez que señaló que el organismo se encuentra “muy preocupado” por esa situación.

“Son pensiones que están ingresadas hace un año o dos años y no están rechazadas, sino simplemente congeladas”, señaló. “Estamos hablando de personas que reúnen todos los requisitos y que nunca salen para cobrar”. En ese sentido, el delegado del Defensor del Pueblo bonaerense señaló que también se “están dando de baja pensiones”.

“Estamos hablando de unas 500 pensiones que se encuentran paradas, que están en diferentes departamentos y hace por lo menos seis meses que no tienen movimiento”, describió y subrayó que la mayoría de ellos pertenece a personas con discapacidad. “Hablamos de las pensiones que están paralizadas, entiendo que hay más, pero esas se están moviendo”, dijo Javier Rocha.

“No hay ningún tipo de argumento por parte de las autoridades”, explicó al tiempo que argumentó que el tema se viene tratando en las reuniones periódicas con el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

Para muchos jubilados y niños con problemas de movilidad o algún tipo de síndrome, la pensión es el único ingreso que tienen para comprar medicación o realizar algún tipo de tratamiento. El beneficio equivale a 70% de la jubilación mínima, quedó en 5362 pesos. Actualmente, hay miles de pedidos de medidas cautelares presentadas en la Justicia de Seguridad Social Federal.

El gobierno negó tener un plan sobre la mesa para quitar derechos a una de las poblaciones más vulnerables y, presión mediática y judicial de fondo, restituyó la mayoría de las pensiones alegando errores administrativos.

A partir de ese momento comenzó la segunda fase del ajuste: la paralización de los nuevos trámites de pensiones por una burocracia diseñada para no entregar nuevas credenciales. Todavía hay miles de expedientes estancados a la espera de una resolución.

Compartir

No hay comentarios