Habló el hermano de víctima, clave para reconstruir cómo fue la agresión...

Habló el hermano de víctima, clave para reconstruir cómo fue la agresión y quiénes son los que participaron

Compartir

Cuándo Ángel se enteró de lo que le habían hecho a su hermana, ya había pasado casi un día. La vio mal, llorando y encerrada en su habitación y le preguntó. No esperaba escuchar el relato desgarrador pero tampoco se quedó perplejo: “Es mi hermana y yo voy a hacer todo para que los culpables de esto vayan presos”, le dijo en diálogo exclusivo con Infosur.

Su hermana, de 17 años, denunció por las redes sociales que fue violada por al menos 9 jóvenes, ahora se sospecha que en realidad eran 10. Cuando Infosur tomó cuenta de la noticia, acercada por un vecino de la familia, ya habían pasado casi 72 horas y todo permanecía guardado bajo siete llaves, pese a que un patrullero asistió a la joven a pocos minutos de la agresión.

“Yo conozco a algunos, a otros alguna vez los vi, son pibes de acá del barrio, viven a unas cinco cuadras de nuestra casa y ya son famosos por hacer este tipo de cosas”, le dijo Ángel a Infosur. Su voz es pausada, intenta medir las palabras aunque cada una le duele.

“No quiero hablar con otros medios, primero deseo que los que hicieron esto vayan presos, que paguen, se metieron con mi hermana y yo voy a ir hasta las últimas consecuencias”, subraya el joven que tiene 21 años.

Ángel apenas anoticiado de la aberración comenzó un raid para dar con los presuntos violadores de su hermana. Como si fuera el mejor detective policial, con algunos indicios, logró reunir nombre y apellidos. Les puso rostro a los agresores. Y después recorrió domicilios. Todo fue acercado a la fiscalía 8, a cargo de Claudia Bresavek, que ahora evalúa cuáles son las acciones a seguir, ya tiene identificados a nueve de los diez implicados. Entre ellos habría un menor y los demás tendrían entre 18 y 24 años.

También Infosur pudo saber de fuentes confiables que los presuntos violadores viven muy cerca (a no más de cinco cuadras) de la casa de la chica, en el barrio Santa Rosa. De hecho, la casa donde los agresores se turnaron para abusar de la joven, queda a metros de la casa de la víctima.

A pocos minutos de la agresión sexual un patrullero tomó conocimiento de la dramática situación. Así figura al menos en el expediente judicial. Allí se precisa que la la chica estaba en estado de shock al momento de denunciar lo que había vivido. Por eso solo pudo identificar al único imputado, de 24 años, que esa mañana estaba en una parada de colectivos, a 50 metros de la casa en la que había sido la reunión. Al verlo, lo señaló y los policías le notificaron de la acusación.

Al estado emocional de la joven hay que sumar el alcohol que había tomado esa noche. A su vez, según declaró, había fumado marihuana y tomado de una “jarra loca”, de la que desconocía el contenido. Por eso solo fue capaz de señalar a seis de los hombres con nombre y apellido, ya que los conocía “de vista” del barrio. Lo que sí recordó, y relató en el video entre lágrimas, fueron los diálogos entre ellos mientras la violaban.

Al tratarse de jóvenes del barrio, fue el hermano de la chica, Ángel, de 21 años, quien le pasó el resto de los nombres a la fiscal.

Desde la UFI 8 señalaron a Infosur que es importante entender la situación de vulnerabilidad en la que vive la víctima. A los 15 años fue madre tras haber sido violada por su padrastro. Sin una madre presente, desde entonces vivía en la casa de su tía, que es cartonera.

Una semana antes de la violación grupal, esa mujer se había acercado a un Juzgado de Familia para dejar asentado que “por mala conducta” no podía seguir haciéndose cargo de la adolescente, y pidió la tenencia de la nena de la joven, de dos años de edad.

En el video, en el que se escucha la voz de su hija, la chica contó que después de que ella hiciera la denuncia policial, sus agresores pasaban junto a ella “cagándose de risa”. La fiscalía ahora espera la decisión del Juez de Garantías.

Compartir

No hay comentarios