Fue a una sesión de fotos y cayó en una red de...

Fue a una sesión de fotos y cayó en una red de trata de personas que cazaba a sus víctimas en la zona sur

Compartir

Utilizaban fotos, avisos comerciales, redes sociales y mucha “parla” para “cazar” a sus víctimas. Una de ellas, de apenas 15 años, cayó en el engaño, y en vez de una adolescencia de película, codeándose con la fama, le tocó vivir una pesadilla que quedará como una marca endeble en el cuerpo y en el alma, pero su caso terminó destapando a una banda de trata de personas que azotaba en el sur del conurbano bonaerense, precisamente en Quilmes, Berazategui y Florencio Varela y en el barrio porteño de Recoleta.

Esta chica, según las fuentes policiales, fue engañada por un falso productor de fotos, quien la citó en un departamento del Barrio Recoleta. Es ahí, según la investigación, donde comenzó una sesión de fotos en una de las habitaciones, pero luego de la falsa sesión la menor de edad fue obligada a quedarse en el privado y comenzar a ejercer la actividad prostibularia, siendo sus imágenes publicadas en distintas paginas de ofrecimientos sexuales de la gran popularidad en la ciudad porteña, adulterando su identidad real y obligada a mentir ante los prostituyentes. “No solo era victima de explotación sexual, sino también de pornografía infantil y corrupción de menores”, explicó a Infosur un investigador policial.

Ante esto el Dr. Daniel Ernesto Ichazo, titular de la UFI y J N°1 de Berazategui y Secretarias de Delitos Conexos a la Trata de Personas de Berazategui a cargo del Dr. Rafael García, comenzaron una investigación por el delitos de Trata de Personas y Corrupción de Menores, por lo que personal policial Cibercrimen Distrital, coordinados por el Comisario Inspector Juan Vicente Cardozo, Jefe Distrital Berazategui, tras tareas investigativas se logran elementos probatorios que hicieron llegar a descubrir el clan que regenteaba el Privado del Barrio de mención, el modus operandi de esta organización era captar las jóvenes en zona sur, más precisamente en Quilmes, Florencio Varela y Berazategui. Quien se encargaba de esta función era una mujer de 40 AÑOS y su pareja de 35 quien trasladaba las chicas hasta el privado de Recoleta en autos lujosos que hacían de pantalla simulando una productora.

Por orden judicial se allanó el departamento de Recoleta y una propiedad de Ezpeleta en Quilmes. La causa fue caratulada como “Facilitación y/o promoción de la prostitución”, con intervención de la fiscalía del Dr. Ichazo y del juzgado 3 de Quilmes a cargo del Dr. Golberg.

Compartir

No hay comentarios