Fiscalía pidió perpetua para el doble parricida de Varela

Fiscalía pidió perpetua para el doble parricida de Varela

Compartir

Ya todo está en manos de los jueces Félix Roumieu; Pablo Pereyra y Julia Márquez; ellos tienen la decisión, tras escuchar toda la producción de prueba en las próximas horas darán a conocer el veredicto contra Luis Ramírez, el joven acusado de matar a mazazos a su padre y a la pareja de éste en una vivienda de Bucarest al 700 de Florencio Varela donde finalmente los enterró; tomó los ahorros de la pareja y los gastó.

Con la convicción de tener acreditado los hechos el fiscal Videla pidió prisión perpetua por dos hechos de “homicidio criminis causae”, fundado en los relatos que se dieron en la sala de debate en las audiencias. Asimismo subsidiariamente pidió la pena de 30 años de prisión.
Luego fue el turno de la doctora Yeregui que recordó e hizo hincapié en la historia de vida de Ramírez, conflictiva con su padre al que mató a mazazos, para alegar que se lo sentencie por doble homicidio simple y se le aplique el mínimo de pena; la asistente legal de Ramírez consideró que no fue intención del joven quedarse con la finca donde fueron hallados los cuerpos.

El hecho
El doble crimen ocurrió en una vivienda del barrio de Santa Rosa de Florencio Varela. Según fuentes policiales, una mujer de nombre denunció que su amigo Luis Ramírez, de 30 años de edad le confesó que había asesinado a su padre y a su madrastra y los había enterrado en la misma vivienda de ellos. Ramírez le habría confesado el crimen y precisó que había matado a su padre y a su madrastra debido a que se habían portado mal con él echándolo de la casa.
Sin embrago, en las últimas horas los investigadores analizan la teoría del móvil económico, según el cual el acusado habría robado unos 100.000 pesos que las víctimas tenían ahorrados, y con los que Ramírez compró un auto (un Renault Clio color rojo, modelo 1994), el cual fue secuestrado en Monte Chingolo, en el partido de Lanús.

Luis Ramírez está acusado como del crimen de su padre Apolinario Ramírez (70) y de la concubina Norma Verjes (70). Para los investigadores, luego de cometer el doble crimen y ocultar los cuerpos, el imputado se apoderó de ese dinero con el que al día siguiente en noviembre de 2016 habría comprado el Clío y una guitarra.

Gentileza: Data Judicial

Compartir

No hay comentarios