Connect with us

Actualidad

Exclusivo: Eduardo Casco, el padre de la joven asesinada por el oso del zoo de Varela, habla después del fallo de la Justicia

Published

on

Por Romina Martinez Parfeniuk

Tras conocerse el fallo del Tribunal de Trabajo N° 2 de La Plata, en el que se reconoce que Melisa Casco “no tuvo culpa” de lo que le sucedió mientras trabajaba en el Zoológico de Florencio Varela y se ordenó a la Aseguradora Federación Patronal, al Zoo  y a su propietario Claudio Quagliata el pago de una  indemnización a los padres de la joven. Este medio habló con Eduardo Casco, quién brindó detalles de la resolución judicial, contó sus sensaciones al oír a los magistrados platenses y aclaró su situación en referencia a los montos de indemnización que fueron publicados por otros medios: “Me da mucha bronca que digan que yo voy a cobrar muchísima plata ahora cuando es mentira” dijo.

-¿Cómo recibió este fallo del Tribunal de Trabajo N° 2 de La Plata?

– En este dictamen de 87 hojas, está  bien claro de que Meli no fue la chica inconsciente que entró a jugar con los osos.   Ella entró porque era el trabajo que tenía que hacer y esto tres jueces de La Plata leyendo el expediente penal,  llegaron a la misma conclusión que yo: ´Mi hija murió por la negligencia de la gente del zoológico. Y por más que las juezas de la Cámara hayan dicho que no correspondía hace dos días la justicia, en otro ámbito, me da la razón, que no peleé en gusto estos 13 años.

– ¿Cómo tomó que los medios de comunicación informaran sobre una indemnización?

 – Estábamos leyendo el dictamen, íbamos por la página veinti tanto cuándo esto salió. Me dio mucha bronca… Entiendo que el periodismo tiene que informar, no los voy a cuestionar que hayan puesto el monto, pero si cuestiono que no contaron la segunda parte que está en el dictamen. Acá todos los medios hablaron de la plata que supuestamente nos van a dar, pero no de Quagliata que en el primer juicio lo condenaron e inhabilitaron y del fallo de Cámara que fue  vergonzoso.

– ¿A qué se refiere con la segunda parte?

Nosotros no escondemos nada, en el dictamen está y ya que pusieron un monto qué expliquen que de ese monto se tiene que descontar los honorarios de los abogados, peritos y toda la gente que intervino en estos 13 años, que esto no es la última palabra porque los que están condenados tienen el derecho de apelar y, al apelar pueden pasar 2, 5 o 10 años más y después se verá. La Corte es la que va a fijar el monto real. Me da mucha bronca que digan que yo voy a cobrar muchísima plata ahora cuando es mentira. 

-¿Le dio miedo que saliera en todos los medios lo de la indemnización de más de 101 millones de pesos?

Me dio miedo por  mi familia, porque como está el país y la realidad es que la calle está muy embromada. Yo ya cumplí mi etapa, pero tengo hijos chicos. Me dio miedo y me da miedo que le pueda pasar algo a mi familia por gente que piense que yo tengo un montón de plata. Sólo les pido a mis hijos que se cuiden.

–  ¿Cómo logró después de tantos años no perder la fe en la Justicia?

– Ustedes me vieron estos 13 años yendo dos o tres veces por semana a los juzgados, vino el Juicio Penal, después lo de la Cámara que fue un cachetazo. Y por mis hijos y la gente que quería a mi hija seguí peleando  hasta ahora que los jueces de La Plata me empezaron a pedir disculpas por el tiempo que pasó, por lo que pasó en la Cámara. Fue como una caricia al alma.

-En todos estos años, ¿Cómo fue enfrentarse un clan de poderosos?

 – La familia Quagliata , muchas veces, hizo correr la voz de que a nosotros nos habían arreglado con plata. Yo era empleado municipal les dijeron a mis compañeros que estaba lleno de guita. Que había cambiado plata por mi hija. Incluso hay compañeros municipales de testigos… El tiempo me da la razón, si hubiese cobrado plata no hubiese seguido con esto. Entonces la plata es secundaria… Yo siempre quise demostrar  y los jueces, por unanimidad reconocen que Melissa murió por negligencia de Quagliata, de la ART por no hace las cosas que tenían que hacer. Por culpa de esta gente, que es la que en algún momento va a tener que poner esa famosa plata mi hija ya no está. Mientras me dé el cuerpo voy a seguir peleando. 

– Un mensaje para esas familias que pelean contra gigantes en busca de justicia
 

-Que la peleen, que no se dejen marear por la plata.

 
¿Cómo llegaron a Burlando? 

A nosotros nos apuraron de todas las formas posibles, nos cayeron un montón de abogados, hasta que un familiar me dijo que lo llame a Burlando y nos atendió en su estudio y comenzamos con todo esto. Desde el primer momento le deje soy empleado municipal, no tengo plata para pagarle y hasta el día de hoy nunca pusimos un peso. Tuve miedo de que se pasara, pero él me aseguró que había tomado el caso y no nos iba a abandonar.

 
¿Le queda bronca de que Quagliata no haya recibido condena y siga libre?

 

Nuestra pauta siempre fue, no cambiamos un peso por su libertad. Esas familia nos provocó muchas veces. Hasta en nuestros lugares de trabajo. La bronca la guadamos 13 años y por eso éste fallo vendría a ser la apelación que no llegó a Cámara… De él no sé nada, si está vivo o no. Solo nos enteramos que había puesto un parque temático en Las Toninas. 

 

¿Qué es lo que recuerda de aquel 10 de abril de 2007?

Me llamaron de que había tenido un accidente, fui al Hospital Evita Pueblo, lo encontré a Quagliata en la guardia. Me metí como pude a donde tenían a mi hija y ella me dijo ´Viste Pa.. Tenias razón, me tenía que cuidar de Ramon´… nunca más la vi con vida, fue lo último que hablé con ella. Yo pensé que había sido un accidente y nos cayó la ficha de que no era un accidente cuando hablamos con Cecilia Diminich y nos contó lo que había pasado ante con ese oso. Para mi aún que en el fallo hablen de accidente, no fue accidente, porque podría haberse evitado.

-¿Cómo sigue la vida sin Meli? 

-Ella está siempre presente. En el living tenemos su foto junto a la de sus hermanos. Los que la conocieron y la querían hoy la tienen en su corazón. Te puedo decir que desde que ella falleció fueron muchos años de ir todas al cementerio a llevarle una flor, y en estos 13 años he  encontrado notitas con mensajes para ella. Sé que hay mucha gente que se acuerda de ella y eso me alcanza. Siempre me dio bronca que dijeran mentiras de ella.

-¿Creen que Melisa está satisfecha con la lucha de ustedes por justicia?

-Si hay algo más después de esta vida, creo que ella … no sé si estará feliz, pero que si sabe que hicimos todo lo que pudimos hacer….

 

¿Qué es el fallo para ustedes?

Sé que esto va a seguir, y no sé si voy a estar con vida. Pueden apelar y decir que yo tengo que pagarles a todos, cosa que no voy a poder hacer porque soy un jubilado. Si se cobra algo o no, no nos cambia la vida, somos una familia que siempre trabajó. Más allá de eso,  este fallo del Tribunal de Trabajo de La Plata es el anteúltimo paso para cerrar ese capítulo, no para olvidarme de mi hija… La resolución era una deuda pendiente que yo tenía con ella… Demostrar que ella no fue culpable de su muerte. 

El mensaje de Cecilia Diminich, la Bióloga que fue clave en el juicio contra Quagliata 

 

“Está dando vueltas la noticia. Después de 13 años la justicia terminó de resolver la última instancia legal de algo que muches sabíamos: hubo negligencia.

Melisa falleció dos días después de que uno de los osos hormigueros que cuidaba en el proyecto oso hormiguero del Zoo de Florencio Varela y subsidiado por el Artis Zoo de Holanda la atacó. Ese mismo individuo de oso hormiguero gigante me había atacado previamente a mí y había sido agresivo con otras personas del zoo. Desde un principio, desde el zoo se intentó minimizar lo sucedido. Siempre se hizo eso, buscando tapar lo que ocurría. Pero esa vez era grave, muy grave. 

Este suceso del 2007 debió ser el inicio de un momento de inflexión en cuanto al riesgo del manejo de especies silvestres, mejoras en las condiciones de trabajo de las y los cuidadores, revisión de protocolos y normativas nacionales y provinciales. La muerte de la cuidadora Melisa no fue la única ocurrida dentro de un zoológico de Argentina. Pero poco cambió.

El zoo de Florencio Varela cerró años después. El responsable técnico del proyecto de conservación no quedó imputado en las causas y continuó con sus tareas.

Melisa falleció. Fue un golpe irreparable para su familia. Y seguramente fue un duelo alargado por la justicia que llevo 13 años en finalizar las etapas penal, civil y laboral.

Yo tenía menos de 30 años. Melisa no llegaba a los 20. Para mí nada volvió a ser igual. Ni aún ahora.

El fallo actual, laboral y civil, busca reponer económicamente esta ausencia para sus familiares. Para mí lo importante es que nos respaldó nuevamente: hubo negligencia.

Me es muy duro hoy volver a pensar qué hubiese sucedido si el accidente me sucedía a mí en lugar de a ella. ¿Quién me hubiera defendido? ¿Alguien quizás? No lo sé. Declarar innumerables veces lo que yo viví en ese zoo y de todo lo que me quejé e intenté cambiar fue también defenderla a ella. De alguna manera nos defendía a las dos. 

PD: En la foto (la única que tengo) está Melisa de espaldas en su papel de guía educativa para el cual la capacité con un Ramón pequeño aún (el animal del incidente). En ese recinto yo tuve inconvenientes. Allí no fué donde ocurrió el de Melisa.”

 

El fallo ejemplificado en la provincia

Trece años después del ataque mortal de Ramón, el oso hormiguero del zoológico de Varela, el Tribunal Laboral N° 2 de La Plata dictaminó que Quagliata y la compañía de seguros Federación Patronal deberán abonar a la familia de Melisa, a los abogados de las distintas etapas judiciales, a peritos, entre otros,  una cifra que supera el 101 millones de pesos a modo de indemnización. 

La muerte de Melisa Noemí Casco,  se produjo el 12 de abril de 2007, luego de que dos días antes fuera atacada por el oso hormiguero cuando lo fue a alimentar en su jaula. Melisa de 19 años, trabajaba en el zoológico por entonces ubicado en la Avenida Perón al 800 de Florencio Varela. 

En abril del 2014, Claudio Alejandro Quagliata fue a juicio y el Juzgado Correcional N° 2 de Quilmes lo condeno a 3 años y siete meses de prisión en suspenso por homicidio culposo el propietario del zoológico, pero meses después, la Cámara de Apelaciones lo terminó absolviendo en la causa penal.

Ahora, el Tribunal de Trabajo N° 2 de La Plata, firmado por los jueces Carlos Mariano Núñez, Juan Ignacio Orsini y Julio César Elorriaga, ordenó a Quagliata y a la compañía de seguros Federación Patronal a pagar más de 101 millones de pesos a los familiares de la víctima y a todos los que se desempeñaron en los distintos procesos junciales

Además, rechazó la demanda que habían entablado contra la Municipalidad de Florencio Varela, que le había otorgado la concesión del predio al empresario Quagliata.

“Estimo que, con la prueba producida en la causa, quedó claramente acreditado que la empleadora vulneró el deber de seguridad e incurrió en una conducta negligente causalmente vinculada con el accidente que le costó la vida a la joven Melisa Casco”, explicó Orsini en la resolución.

“En consecuencia, queda cabalmente demostrado que la empleadora incurrió en un verdadero concierto de incumplimientos de las normas de seguridad, desprecio que la llevó a inobservar incluso las normas que ella misma había dictado, todo lo cual demuestra una grave negligencia causalmente vinculada a la muerte de la trabajadora: es obvio e indiscutible que si hubiera cumplido con esas medidas, el accidente se habría evitado”, concluyó.

TEXTUALES

Me da mucha bronca que digan que yo voy a cobrar muchísima plata ahora cuando es mentira

Me dio miedo y me da miedo que le pueda pasar algo a mi familia por gente que piense que yo tengo un montón de plata

Yo siempre quise demostrar  y lo logre es que Meli, no murió por negligencia de ella

Este fallo del Tribunal de Trabajo de La Plata es el anteúltimo paso para cerrar ese capítulo, no para olvidarme de mi hija… 

Esto era una deuda pendiente que yo tenía con ella…demostrar que no fue culpable de su muerte. 

 

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com