Escándalo en Hipódromo de San Isidro involucra a jefes del Sindicato de...

Escándalo en Hipódromo de San Isidro involucra a jefes del Sindicato de Trabajadores Mensualizados

Compartir

Pasan cosas raras entre las autoridades del Hipódromo de San Isidro y el Sindicato de Trabajadores Mensualizados (SITRAMEN). Una de ellas es la supuesta connivencia entre algunos responsables de área de dicha institución y referentes gremiales para suspender o amenazar con el despido a aquellos empleados que no quieran validar “arreglos de elecciones internas” o documentación relacionada a balances sindicales.

Según la información que tuvo acceso la Agencia de Noticias Secciones Bonaerenses, se produjo el caso de un empleado que hace pocos días no quiso aceptar el pago de tres mil pesos ($ 3.000) para simplemente “figurar” como Revisor de Cuentas del mencionado sindicato, un trámite que le llevaría unos segundos.

La cuestión era que el SITRAMEN estaba realizando, en febrero último, unas elecciones de delegados que aparentemente no iban a tener sobresaltos para la conducción, a cargo de Adolfo Desvard.

Sin embargo, y para asegurarse que todo transcurriera con normalidad, dicen que Desvard le pidió a uno de los vocales titulares de su confianza, Juan Alberto Di Bartolomeo, que “contuviera” a “algunos muchachos que andan un poco enojados con nosotros”.

Así las cosas, y de acuerdo a un audio que hicieron llegar a este portal (al final de la nota se podrá escuchar), Di Bartolomeo llamó, entre otros, a Walter Maximiliano Gómez para ofrecerle los $ 3.000 a cambio de un fugaz paso como “Revisor de Cuentas”.

No se sabe por qué, pero Gómez no aceptó. Ni siquiera, dicen en el gremio, respondió al llamado de Di Bartolomeo y las consecuencias no se hicieron esperar: el infortunado hombre pasó a recibir un ofrecimiento de dinero sólo para “poner la firma” a ser suspendido y con amenaza de despido.

Pero el gremio no fue el organismo que suspendió a Gómez por alguna indisciplina, todo lo contrario. El encargado de la notificación de la sanción fue el arquitecto Claudio Parise, jefe de mantenimiento del Hipódromo de San Isidro, quien le recordó sus reiteradas ausencias que “ocasionaron inconvenientes operativos en su sector”.

Sin embargo, Parise hizo particular hincapié en la ausencia de Gómez del 11 de febrero último, la fecha en la que “lo necesitaron Desvard y Di Bartolomeo”. Ese fue el detonante de la notificación de nueve días de suspensión que se hicieron efectivos desde el 20 y el 28 de febrero “debiendo tomar servicio el 01-03-17”.

La negativa de Gómez tuvo sus consecuencias. El gremio respondió recurriendo a las autoridades del Hipódromo sanisidrense.

Cabe mencionar que el SITRAMEN comprende a los Hipódromos Argentino (Palermo), San Isidro, sus Anexos y al Jockey Club. Su mandamás Desvard responde al jefe del gremio de los choferes de taxis a nivel nacional, Omar Viviani.

Compartir

No hay comentarios