El ruego de tres niños de Varela a funcionarios sin alma: ¡por...

El ruego de tres niños de Varela a funcionarios sin alma: ¡por favor ayuden a mi mamá para que no muera”

Compartir

Son tres niños de 9, 8 y 5 años, que junto a su padre, Teodoro González (37) se vieron obligados a salir a pedir la entrega de un medicamento imprescindible para la salud de Verónica Bareiro (40) quien padece esclerósis múltiple, una enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso, de origen autoinmune, que afecta al cerebro y la médula espinal. Y que no tiene cura.

Los niños hicieron público el dramático pedido a través de las redes sociales con el nombre de la banda musical folklórica que componen y a la que llaman “Herederos de la Nada”. Y su mensaje parte el corazón, pero las autoridades de Desarrollo Social de la nación, único organismo del Estado que puede otorgar el remedio, no escuchan o no quieren hacerlo, lo que al final es lo mismo.

La salud de Verónica se deteriora rápido sin el medicamento.

Verónica deambuló durante tres años por consultorios médicos. Recorrió hospitales y sanatorios. Hasta la enviaron al “Melchor Romero” porque un psiquiátra evidentemente le erró en el diagnóstico. En junio pasado, luego de quedar ciega de un ojo, el Instituto Santa Lucía recién pudo dar con la verdadera afección: esclerósis múltiple.

Y desde entonces comenzaron un largo derrotero de papeles y burocracia para acceder a una droga especial, que pueda evitar que su vida se convierte en un infierno. Desde hace seis meses que el ministerio se niega a proveerle la medicación, y ya se advierte el deterioro en su salud y su familia teme que se agrave. “Hace seis meses que estamos detrás de la ayuda, primero fuimos a Desarrollo Social de Florencio Varela pero desde ahí nos dijeron que ese medicamento solo se entrega en Nación y allí hicimos los trámites” cuenta a Infosur Teodoro, esposo de Verónica y padre de los niños que ruegan por la ayuda para su madre.

La medicación solicitada es el Dimetil Fumarato lo que aliviarían los serios padecimientos de salud de Verónica, que por estos días ya tiene paralizada la parte derecha de su cuerpo. El retraso en la entrega del remedio hace que esa parálisis se vaya extendiendo con velocidad. “Ayer la llevamos al Argerich pero allá sólo pueden estabilizarla, son la medicación no pueden hacer nada”, explicó Teodoro a Infosur.

El medicamento tiene un alto costo en el mercado, cercano a los 160 mil pesos, por lo cual sólo la ayuda del Estado puede garantizar que pueda ser utilizada una vez por mes, según la necesidad de Verónica. Pero el expediente 1707887 se encontró con funcionarios sin alma, que no les importa la salud de Verónica.

LOS NIÑOS
A los niños se los puede ver tocar en la Peatonal de Lomas de Zamora o de Quilmes. Curiosamente en Varela los músicos no pueden mostrar su espectáculo porque una ordenanza se los prohíbe. Conforman la banda “Herederos de la Nada”. Tocan varios instrumentos acompañados por su padre y son más que virtuosos en lo que hacen. Ahora necesitan que se multiplique esta voz para que los funcionarios sin alma finalmente escuchen el pedido.

Compartir

No hay comentarios