El crimen de la habitación 10 del hotel Susurros: ¿Qué dice la...

El crimen de la habitación 10 del hotel Susurros: ¿Qué dice la autopsia?

Compartir
El cenicero con rastros de sangre.

Muerte por “shock hipovolémico por trauma en la zona del periné” dice textualmente el informe preliminar de la autopsia del cuerpo de Carolina Estefanía Medina (25), la joven embarazada de siete meses, asesinada en un hotel alojamiento de Florencio Varela. Es decir, perdió tanta sangre que el corazón fue incapaz de seguir palpitando. Desgarrada por “la introducción de un objeto” que, con violencia, le “destruyó por completo el aparato reproductor, urinario y digestivo”.

Entrada a la habitación 10.

Los investigadores no descartan que ese trauma haya sido producido con el pico de una botella de cerveza que desapareció de la escena del hecho. Aunque todavía no está confirmado. ¿Qué pasó puertas adentro del hotel? ¿Cómo llegó CArolina a perder tanta sangre? ¿La violaron? Preguntas que deberá responder la investigación judicial.

El sábado a la tarde, cuando los policías abrieron la puerta de la habitación 10 del Hotel Susurros, situado en Humaitá 2173, se toparon con una escena dantesca: una mujer, con un avanzado embarazo, semidesnuda y acostada en la cama sobre un enorme charco de su propia sangre. “Había mucha sangre, no sólo en la cama, sino también en el piso”, dijo uno de los investigadores.

La imagen que hiela la piel. Así quedó la habitación. (Foto policial)

El recepcionista del establecimiento había llamado al 911 luego de que desde el espacio guardacoches de aquel cuarto saliera un Ford Focus plateado que rompió la barrera del establecimiento y se perdió por las calles de Florencio Varela.


Las imágenes de ese momento, aportadas por el encargado del hotel, permitieron a la policía rastrear a quien conducía el vehículo en ese momento: Ariel Norberto García, de 31 años. Los policías lo rastrearon y ubicaron en la casa de su exesposa, donde se había escondido , en la localidad de Don Bosco, partido de Quilmes.

La fiscal espera ahora el informe final de la autopsia e indagará al imputado. Olszaniecki recibió al mediodía a la familia de la víctima para brindarles apoyo y ponerlos al tanto del avance de la investigación. Los familiares, se encuentran es estado de shock y con cierta preocupación de que se señale que la joven sufría una adicción “porque no tiene nada ver con lo que pasó”.

Compartir

No hay comentarios